Cuento corto
0
321 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Por si algún día ya no estoy, fuí feliz.

Yo misma desde mi ser, mi aura, experiencia y pedazos de reconstrucciones, quiero disponer de un hueco en la vida de todas las personas a las que le llegue este mensaje.
Quiero plasmar mi idea en palabras, mi concepto, mi persona, no hace falta hablar de vivencias, solo quiero dejar un trozo de mi para que aquellos que quieran verme cuando me añoren me visualicen mediante mis palabras.
Comenzaré no desde el principio de la historia pero si desde el comienzo de mi conversión en alma libre.
Comparable a una tragicomedia resulte ser un desastre natural, tormentoso, devastador, cuanta potencia cerebral mal encaminada, infierno sangrante con sed de venganza.
Y entonces ocurre, sin avisar llega el día en el que ya no puedes mas, en el que algo dentro de ti te avisa de que el camino escogido te llevará a la perdición. El cambio comienza al instante de ser consciente que ya no puedes mas, asumir culpas, aceptar sentimientos y llevarte bien contigo misma conlleva tiempo, mucho tiempo.
Finalizado ese proceso analice cada detalle, movimiento, color, número, forma que me rodeaba, descubrí las personalidades, y la falsa vivencia que predomina entre nosotros, seleccione personas, aparte personas, agrupe personas y al sanear mi entorno procedi al siguiente nivel. Ver lo que no se dice, ver lo que se esconde en lo que no se proyecta.
Cerré los ojos... Escuche, entonces, las palabras desaparecieron, quedaron sonidos mudos y mediante las vibraciones note una línea que rodea a cada una de esas personas, la línea me hablaba, me mostraba los secretos que ni si quiera esas personas conocían de ellos mismos.
Fue en ese momento cuando el universo me acababa de dar la respuesta. La necesidad de quererme, conocerme y reconocer cada aspecto de lo que me hace ser yo.
Ahora es cuando viene el momento de intentar haceros ver la luz como yo lo hice...
1. Sentimientos: Cada pensamiento de tu cabeza, que no para de sonar, tiene un mensaje que darte, algo que decirte, no la dejeis en modo silencio, por favor, escuchar e intentar interceptar su mensaje.
Los sentimientos no tienen palabras, se sienten. Los sentimientos no tienen control, se sienten. Los sentimientos no son los culpables de que sintamos, los sentimientos llegan con las consecuencias. El sentimiento tristeza solo es una palabra que intenta plasmar el concepto de eso que sentimos, así que escuchar que dice. Por que lo dice? Y que cojones hiciste para llegar a eso? Preguntaros si os gusta como os hace sentir, da igual la respuesta mientras sea la sincera, después solo tenéis que sentirlo... Y no pareis de sentirlo, a la vez escuchar vuestro pensamiento, no os avergonceis, escucharos, aceptarlo y asumirlo. Si habéis llevado esto a cabo inmediatamente sabréis que hacer, no necesitáis que yo os lo diga.
2.Realidad: Mi vieja amiga, dolorosa y necesaria amiga. El realismo es la vida, aceptación mediante la lógica y el conocimiento de la vida, no podría ser de otra manera. Las víctimas y culpables dan igual para que este proceso sea factible, sin vergüenzas por nuestros actos, ni rabia por los culpables, simple aceptación de lo que nos ocurre. Al fin y al cabo de nada sirve ahogarnos por algo totalmente incontrolable. Solo se necesitan hechos que después crean "algo" dentro de nosotros, asi que, conocerlos, no tienen que desaparecer, mantener todo aquello que os toque el alma que no tiene manera humana de ser descrita. Eso que sentís sois vosotros mismos, millones de conexiones para haceros experimentar la vida. Ser valientes, mirarles de frente y cogerlos de la mano.
3.Cuanto: Sinónimo de intensidad, un estilo de vida, muy mucho. La intensidad pule los últimos detalles de lo que será nuestra persona al final del proceso, el cuanto marcara hasta que punto estaréis dispuestos a llegar en la vida, marcara lo únicos que sois, vuestra peculiaridad y vuestro camino a ser un alma libre, volando siempre alto, corriendo con pies de plomo, seleccionando cuanto merece la pena cada situación, cuanta ventaja queréis sacar a la idealización de nuestro proceso llamado vida? Cuanto estas dispuesto a creerte?
Pondré un ejemplo, cuando eres ya consciente del sentimiento y concluyes con el realismo de la situación, ¿Seguirás intensificando tus ganas de pelear por algo que no tiene solución? Y viceversa, ¿Cuanto lucharás por algo de lo que sabes que obtendrás gratificación? Aplica tu propio ratio real a esos sentimientos para calcular cuanto de ti debes de ponerle al asunto.
Siendo realistas los sentimientos son incontrolables cuando somos intensamente ignorantes.
Cuando veas conozcas y hables con esa linea que te rodea el mundo dejara de tener secretos para ti. Encuentra la lógica abstracta de ti mismo y solo entonces descubriras el mundo sumergido de la paz.

El día que me di cuenta el dolor que debemos soportar por culpa de otras personas creo que odie un poco la vida, sufrir por otras personas que no se lo merecen me duele más que el propio dolor causante de la situación, yo solo quería querer... Pero es alto el riesgo hasta cuando se trata de cuidar a los demás.

Maldita esperanza, estuve esperandote, noche tras noche, nunca llegaste, solo recibí rabia, dolor y destrucción.

Odie, no sólo a la vida, a todo, acabe odiando socializar, conversar, incluso la música se convirtió en algo que carecía de sentido.

Que me has hecho? Mejor dicho, que te hice?

Espere a curar, no lo conseguí, me límite a dejar pasar los días y perdí la cuenta, lento, traumático y desesperante.

Que angustia ante la impotencia, que angustia cargar con las ruinas que otros dejaron, malditos asesinos, chantajistas de sentimientos.

Pidio, pidió y pidió, me encerró, me encarceló, se apoderó de mi vida y cuando ya no me quedaba nada más me empujó por el barranco del abandono.

Tuve que descubrir sola otra vez quien

era yo, incluso quien fui... Antes y después de el.

Hubo un tiempo en el que a veces volvia, pero siempre acababa por marcharse, entonces todo comenzaba de nuevo, una y otra vez, que desgarrador amar y ser recompensado con humillación, yo solo intente ser yo pero ni si quiera me conoció.

Sin darme cuenta un día asi sin más, observé el calendario... Ya no había días, ni fechas. Solo recuerdo ser consciente de que estaba atrapada, así que frente al calendario de la cocina de mi cárcel... Lloré, debía irme... Mi dulce cárcel... Hubo una época en el que lo llame hogar, hasta que alguien decidió apuñalarme. Le di hasta mis ganas de vivir y ni si quiera me las devolvió, tantos años para acabar siendo desconocidos. Cuando le odie fue cuando empece a curarme, volví a sentir, crei que no podría volver hacerlo.

A veces me gustaría creer que ciertas cosas ocurren porque sí, aunque mi torturador realismo no me deje, me autoengaño. Me gusta pensar en que ciertas cosas ocurren por algo, que si haces cosas buenas te ocurrirán cosas buenas.

Sinceramente soy a la última persona que le apetece hablar sobre este tema pero… si amigos, me refiero al amor. Hace años no veía el mundo desde esta perspectiva, era negativa, oscura con tendencias

depresivas y a menudo destructivas, como la mayoría de las cosas en esta vida, aquello fue temporal, simplemente cogí las maletas y me fui, pero me fui de mi misma, necesitaba recordar quien fui antes de todo aquello, así que haciendo el acto más valiente y doloroso

que reconozco a ver hecho nunca, hui, donde ni siquiera mi autodestrucción pudiera encontrarme.

No se cuanto duró todo aquello, simplemente un dia me vi a mi misma riendo y con una vida ya reconstruida, entonces cuando todas las astillas desaparecieron y el dolor no tenía como atacarme me volví a mirar, dentro, muy dentro y bueno… aquí estoy, renacida, feliz y

jodidamente libre. Ahora intento que mi feroz realismo no moleste a mis sueños y siguiendo con lo que había

comentado al principio hago el ejercicio mental de convencerme de que todo lo bueno que me ocurre y me rodea sea quizás porque yo también formo parte de ese “bien”, dejando a un lado mi patético miedo, primer motivo por el que tiendo a rechazar gente por posibles

daños futuros.

No me da miedo sentir, pero quizás algunos sentimientos me dan miedo ya que una vez eso

mismo fue lo que pudo conmigo. En cuanto se acercan lo suficiente como para poder

rasgarme vuelvo a huir, sin darme cuenta de que en realidad es parte de la vida. Amas, te

aman, dañas, te dañan, desearía poder volver a ser como un niño, incondicionalmente

inocente.

Me gustaría no ser tan consciente de mis propios sentimientos para así hacer desaparecer

el conocimiento de que todo absolutamente todo tiene consecuencias, si no me importaran

tanto seguramente sería más valiente, es curioso por que creia que el ser tan consciente de

mis sentimientos me hacía fuerte, madura incluso más valiente, pero ahora que ciertos

sentimientos son mas intensos me doy cuenta de que soy más calculadora, fría y

controladora conmigo misma, algo que va totalmente en contra de en que me quiero

convertir.

Cómo es posible no temer a sentir por alguien que escapa de mi control emocional sin

ninguna señal de que seré correspondida pero temer a sentir?

Qué ocurre cuando se cree que se puede pero no se puede?

Entre el sentir y el vivir el miedo no me deja convivir.

Las ansias de vivir, de querer existir, la euforia del saber, las ganas de experimentar, vivo en una fiesta constante y me cuesta controlar las ganas en cambio cuando salgo a la calle y veo esas tristes personas que han perdido las ganas, que ya no saborean la vida, ni si quiera entienden la vida como una fortuna, si no una tortura, que puta la realidad, amañando planes, desaciendo sueños, les pido esperanza, paciencia pero sobre todo perspectiva, lo bueno de que nada es constante juega a nuestro favor, lo permanente de lo temporal, saber que estas triste pero que cambiará, saber que estas feliz pero que cambiará, eso es lo único seguro que tenemos.

Y eso es una herramienta de conocimiento para golpear a la rutina, pero sobretodo, debería servirnos para obligarnos a disfrutar cada puto momento, ya que se irá y no volverá.

Nos dan igual las enfermedades, los accidentes, el dolor, el miedo, joder, ya sabemos que absolutamente todo dura un tiempo determinado, entonces que mas da equivocarnos? Ser responsables? O actuar bien? Demos importancia a que en nuestro último día, mañana, en cincuenta años o en dos dias, creamos que hayamos vivido como queríamos, con lo bueno o con lo malo, pero vivimos, en su máximo esplendor, en su máxima potencia, lo hicimos.

Si llevamos a cabo nuestra vida en el modo en el que ya está programada, no lo considero vivir, como decía el Che, hasta la victoria siempre, y esa frase sirve para todo, hay guerras internas, guerras militares, políticas, religiosas, así que en el concepto de mi propia vida, todo y cada uno de los dias, los peleó, hasta la victoria, para acostarme sabiendo que lo di todo y que mañana seguirá siendo así.

Quiero pensar que hay cosas que jamás se olvidan, de la manera que sea, por lo que te hizo sentir, por con quien lo compartiste, por las vistas, por el tiempo, por el lugar... Por el simple concepto de que fue intenso es lo que más importa.
Hay cosas que están predestinadas a volver, lo se, o así quiero pensarlo.
No quiero que la circunstancia estropee todo a lo que aspiramos en la vida, primeramente ser feliz y después hacer feliz a los demás.
Pero no puedo, ahora, en este punto o no lo se, quizás podría, pero no creo que funcionase... Aunque... Aaa! No lo se joder.
Creyendo que tienes todo tan superado y después llegan cosas, que te pueden salvar, todo eso que alguna vez quisiste tener llega, pero no ahora, así, de esta manera, dándome de frente con la realista situacion de que en realidad no todo estaba tan superado como yo creía.
Que me hizo? Por que me sigue haciendo esto si ni siquiera esta. Como ocurrió todo tan de golpe después de tantos putos años de dulce cárcel, a la que fui tan locamente adicta? Que a cada día me mataba, me asesinaba, con su torturador y maltratador quererme.
Te odio! Pero te quise y... Joder... No quiero decirlo, pero, de la manera que sea aún te quiero y no lo había dicho hasta ahora y todo por culpa de el! Por que mi amor es tan complicado? Por que el amor me tortura así?
Que ocurrió de los 16 aquí? Cada día me recuerdo más en mis 16 pero nunca volverá a ser igual, todas las tormentas dejan huella, pero aquello fue un huracán catastrófico.
Aun así me niego a asumir que por todo ello no pueda enfrentar la realidad de que ha llegado otro momento del que jamas, nunca, podré olvidar, ni si quiera el tiempo.
No quiero y no quiero con todas mis fuerzas... Me esta costando llegar, el miedo me gana con mi propio arma, la intensidad.

El sabía que era un desastre, sabía el daño que les hizo a todas esas personas, que se iba quedando solo, que nadie le llamaba ya, tenía tantos hechos gritándole que efectivamente era mala persona... Y el no podía vivir con eso, siempre decía que lo intentaría pero al final se encerró en casa, trabajo, play station y vivir en la mayor depresión que jamás podrías imaginar.
Allí estaba yo, preguntandome que es lo que el necesitaba? Por que yo no podía hacer nada?
Te ha pasado que cuando ya estas en la locura la cagas más por que ya nada importa? Esa destrucción de todo antes de caer? El momento antes de saber que se va a derrumbar en cuestión de segundos? Cuando sabes que no debes hacerlo pero ya nada tiene sentido y lo haces igual?
Viajaba de tortura en tortura, cuando una pena no le servía buscaba otra pena con la que machacarse, era un pobre hombre que se arrepentía de a ver sido una bestia que destrozó todo a su paso, cuando se miraba al espejo el mismo sentía asco y vergüenza, pero toda la culpa era suya.
Sentía culpa pero la tentación de la destrucción hacia que volviese a ocurrir otro remolino, agitandolo todo, de nuevo. Cuando se sentia débil y empezaba a desmoronarse todo, buscaba a otra persona que le dijese las mentiras que el quería escuchar. Yo sabía perfectamente quien era el, no quería verme por su propia repugnancia, se escondía como si fuese un monstruo, después siempre volvía, cuando la realidad le volvia a visitar y necesitaba mi comprensión.
Creeme, de todo corazón que jamás, nadie, nunca, podrá conocer tanto a alguien como yo le conoci, el tambien me conocía, fue espectador de mi transformación, no se necesitaban palabras, le quise como si fuese mi hogar por que allí en nuestro entendimiento vivia tranquila, por eso considero que el me quería, se esforzó en entender esta mente imposible y lo consiguió, llegue a creer que estábamos destinados a estar juntos, ahora entiendo que solo estaba destinada a aprender una lección.
Me mostro su dolor, un dolor que ni si quiera el conocía, pero aún asi, el sabía que yo lo entendía, incluso lo veia.
Se limitaba a acurrucarse encima de mi y llorar mientras le susurraba que acabaríamos triunfando. Se quedó por el camino, no me quiso acompañar, nunca se imagino que lo nuestro acabaría, lo cual, me confirma que quizás, nunca me conoció del todo.
Eso fue lo que me hizo saber que debía bajarme de ese tren en marcha, aunque fuese tarde.

Y las cosas ocurren, sin buscar razonamientos, no queremos que duela, ni respuestas que sabemos que están pero que no podremos cargar con ellas.

De la misma manera que existimos, como personas, de carne y hueso, con millones de conexiones dentro de nosotros, casi como si fuera magia, la vida ocurre de la misma manera, conectamos, con miradas, con cerebros, con pensamientos, con personas.

Quiero pensar que alguien me espera para proceder a esa conexión mágica, quiero comprensión, quiero que me quieran, sin miedo por mi, por cosas que escapan de mi control, quiero que me quieran por encima de que quizás la posibilidad de que deje de existir a mitad del camino no les asuste, quiero que me quieran como si fuese 100% yo misma, y no 50% yo, 50% azar, yo también tengo miedo, pero me supero cada día, pero temo hacerlo sola, por favor conectar conmigo, quiero vivir mi 50% como si fuera el 100%, no me queda mucho tiempo, quiero que valga la pena.


Hay una cosa que he aprendido con el tiempo, quizás hasta ahora lo más útil.

Se trata de descubrir palabras, tantas letras unificando un concepto... Nos limitamos a decir que si, aprenderla y usarla en su contexto.

Se palabras que no he experimentado, la palabra vivir... Todos los dias y hasta el último, le saco un nuevo significado, la reinvento, la descubro y por supuesto la vivo.

Por favor, aprende, aprende a abandonar ciertos situaciones antes de que te hundan con ellas, por favor aprende a que antes de caer hay que aferrarse y así evitarlo, por favor aprende a que aunque quieras con todo tu corazón es mejor soltar, aprende por favor, por que aunque parezca imposible nuestra persona es capaz de abandonarnos cuando cometemos demasiadas locuras, los que tenemos que saber lo que vales ya lo sabemos y por ello te priorizamos, deja tu amor suicida, aunque sea tan bello amar con tanto descontrol para ti no es una opción rehusarlo, si no, una obligación. Aprende de ti, de lo que necesitas, de lo que te conviene, hay ciertas cosas que visualizas como batallas que ni si quiera lo son por que no hay por donde batallarlas, hay causas pérdidas por las que no merece la pena frustrarse, no si acabarán contigo, no hay mayor amor del que tu misma te puedes dar, por favor aprende, aunque sea por mi, por que te necesito entera, fuerte y llena de guerra para protegerme como lo haces con todas esas batallas a las que te enfrentas, selecciona la causa correcta y de esa manera las ganarás todas.

De mis contradicciones, teorías especulativas y conspiraciones entretengo los días, del "nada me importa" al "hay que darle importancia", no soy la misma todos los días, ni si quiera el mismo, paso entre mis personajes como si cambiase la película al final de cada frase.

Esque no concibo la vida sin potentes cuartos de hora, pasajeros atropellos mentales y tanteando mis dedos para actuar como psicóloga.

Los años que llevo han sido tan cambiantes que me sorprende la monotonía por falta de experiencia, sintiéndome una superviviente de la cordura que ya está loca, que ya nació loca y que hablo de la cordura como si supiera que es. Soy una superviviente de mi misma y eso ya es bastante.

Sin darme cuenta tuve miedo, de nuevo, pero era un miedo diferente, intentaré explicarme.

Cuando me perdí sentí miedo, un miedo creado por el lugar donde me encontraba, había tristeza, dolor, dependencia, miedo por saber que hice mal muchas cosas que me llevaron allí, miedo por saber todo lo que destrui mientras sabía que no debía hacerlo, así se llamaba aquel miedo.

Ahora consciente de lo que me conllevó recuperar, sanar y reconstruir lo de mi alrededor y a los de mi alrededor mi miedo se define en no volver al descontrol, a la locura de la que fui adicta una vez, tengo miedo a perder el rumbo sin saber que lo estoy perdiendo, tengo miedo porque solo yo me controlo, me tranquilizo, me aconsejo y me alivio, y si yo no puedo... Que ocurrirá? Mi miedo soy yo misma, y la incertidumbre de no saber si alguien tirara de mi equipaje cuando yo no sepa que es lo que me depara el camino.

Me dan igual las ilusiones y las esperanzas, ya solo me fio de lo que mis propios ojos ven, a la mierda las palabras.

Controlar cada pensamiento que pasa por mi cabeza, cada sentimiento que pasa por mi pecho, cada decisión, acción y movimiento previo están pensados y analizados desde todas las perspectivas, con sus respectivas consecuencias, así que cuando me veais tomar decisiones recordar que ya me se la futura historia y por lo tanto también el final.

No volveré a cometer el tonto error de dañar mis sentimientos y por muy jugoso que pueda parecer dejarse llevar, he aprendido a que soy guardiana de mi misma, partiendo de esa frase queda claro que antes de arriesgar mis sentimientos los retendré hasta que sepa con total y absoluta seguridad que no serán víctima de maleantes.

Puede parecer frío y calculador, pero totalmente lo contrario, la felicidad reside en las buenas decisiones y para ello, todo el proceso arriba mencionado, es la única opción para conseguir la eterna felicidad.

Ser consciente del terrorismo que hay contra las personas en el mundo ayuda a leer mentes, así que amigos míos, llevar acabo mi protocolo, fiaros de mí, al igual que yo, haceros guardianes de vuestro propio bien estar, y que les jodan a los demás.


Entender que el tiempo no importa, solo la intensidad, por que al final todo pasa sin darnos cuenta, la referencia de nuestros recuerdos se basan en lo mucho que significo para nosotros, triste o alegre, da igual. Que toda esa intensidad haya fluido para la persona equivocada o no también da igual.

Solo los valientes sienten mucho, sin importar que fuera correspondido o no, eso no cambiará vuestro mérito, estar orgullosos ya que este mundo podrido ha podido con todos menos con vosotros.

Entonces sin daros cuenta de que la vida conspira a favor de los valientes, la gravedad os acabará dando lo que merecéis, yo por ejemplo recibí amor propio, hay mayor recompensa que esa? Vivo en paz y por eso recompenso a la vida agrupando a más como yo.

El camino no es difícil, el problema es que la vida solo premia a unos pocos y como en toda batalla hay enemigos en esta no iba a ser diferente, solo tenéis que comprender que quieren lo que vosotros tenéis sin entender que los hechos hacen a las personas pero solo las acciones reflejan lo que somos.

Así que el tiempo solo es una referencia y el cuanto un estilo de vida.

Amar mucho, vivir mucho, sentir mucho y sobretodo muy a lo grande, muy mucho.

Mucha vida, mucho amor.

‌Cuando hemos vivido las suficientes situaciones como para tener claro lo que queremos y lo que no, el círculo de posibles parejas va empequeñeciendo, suele ocurrir cuando sentimos una mezcla entre el querer y no poder, queremos querer pero tememos volver a encontrar otra persona a la que otorgar confianza... A menudo destruida, la mezcla de inseguridad y necesidad de encontrar pareja para reducir esa inseguridad es un contradicción clara y ese sentimiento es la respuesta a esa complicada ecuación de sentimientos, pero... Como pretendes que otra persona te de lo que solo tu puedes darte? Teniendo en cuenta que para poder ser autosuficiente emocionalmente debemos cerrar etapas, sanar heridas y sobretodo disfrutar de la tristeza que sentís... No la disfrutas, os dedicais a negativizar el "vacío" que decís sentir cuando habláis sobre querer una pareja, seguramente el día que os pareis a escuchar, entender y organizar esa tormenta de sentimientos que teneis y posteriormente disfrutando de ese sentimiento triste pero no malo... Sentiros mal por vuestros sentimientos solo confirma que estáis atravesando un mal momento, así que limitaros a sentir esa tristeza, lloraros, sentir pena por vosotros o por otros, y cuando tengáis ese sentimiento completamente asumido y normalizado entonces la gente dejara de ver un nube con lluvias constantes para ver a la persona madura que aprendió de sus errores y preparada para darse el gusto de compartir lo que no se ve que vosotros sabéis que sois, y entonces la gravedad y la inercia os colocara lo que merecéis a vuestro alcance, hay dolores dulces, y felicidad amarga, no queráis lo que veis en el escaparate de una calle repleta de parejas, la mayoría ni si quiera son fieles a ellos mismos, no pretendais que lo sean con vosotros. Si todavía estáis de pies después de tantas tormentas... Que más tenéis que demostrados a vosotros mismos? Actitud gente, sois la maldita resistencia.

Desde lo más bajo alcance la cima, pero al igual que una casa no se construye desde el tejado un montaña no se conquista desde la punta, hay que sufrirla, escalarla, sudarla, pelearla, así es como conseguí convertirme en yo misma, las peores guerras siempre se batallan con uno mismo.
Siempre hablan mal del dolor, pero yo le debo mucho ya que es el único que me ha enseñado de verdad.
Me odie, me machaque, me destrui y el dolor fue quien me seguía haciendo sentir viva, me hacia seguir aquí. No seamos blandos, un poco de dolor nunca hizo mal a nadie.
Desde el amor hasta la guerra y de allí a la paz, palomas blancas salvajes.
Me convertí, yo misma, yo sola en lo que ahora llamo por mi nombre, en mi persona. Me siento dentro pero no sólo en el pecho, también en mi voz interior, me quiero, me siento, me libero de cualquier carga, culpabilidad, hoy me perdono, me siento y me quiero, hoy decido acabar la guerra, hoy digo adiós al dolor, ya no te necesito ya he aprendido, ya te he superado.

Creo que no conocemos lo que hay despues de la muerte por que en realidad somos eso.

En la filosofía existencialista existe la corriente vital, que concibe la vida como el desarrollo de la conciencia y de la libertad mediante procesos vitales que permiten la realización del ser humano en su concreta realidad, como viviente, dándose por hecho su capacidad para vivir, no desde la razón, si no, por las experiencias vividas en el proceso de la misma.

La cabezoneria humana mediante la creación de ideologías nos ha alejado del individualismo positivo, que viene a ser, el libre pensamiento. Esto no implica el rechazo a quien no comparta nuestras ideas, implica el aprendizaje constante aportado por cada una de las personas con las que convivimos, relacionamos y socializamos...

En la comunicación personal nos hemos visto obligados a crear e inventar palabras y conceptos para un mayor desarrollo sobre los hechos del día a dia, para fomentar la vida grupal, ya sea laboral, familiar... Pero sin darnos cuenta hemos ido más allá y hemos exiliado la vida humana a creencias religiosas imposibles de explicar, nos hemos exiliado en ideas políticas imposibles de concebir.

Y esque mi valoración del mundo es incomprensible, sistemas que se desmoronan por su propio peso, multinacionales asesinas que han convertido la herramienta creada por la necesidad a arma para manejar multitudes como les viene en gana.

Por ello me siento orgullosa de ser consciente de esta masacre y en consecuencia desde el existencialismo he creado mi visión, sin llamarlo ideologia ni creencia, simplemente me he creado a mi misma, para vivir positivamente individualista, involucrandome en pequeños entornos donde me dejan vivir en una armonía que he deseado desde que mi propio existencialismo me quito las ganas de evolucionar. Comprendiendo que si existo, todas las experiencias y con ello consecuencias entran en su totalidad a formar parte de mi, si ocupo un espacio en el mundo y me desenvuelvo dentro de el indirectamente participo en el ciclo social, desde que nazca hasta que muera me veré afectada por cada acción que en ella transcurra, siendo yo quien enfrente así a la vida, completando el existir. Por ello, todos, sin importar quien hayamos sido, ni que hayamos hecho, acabaremos del mismo modo, en diferentes lugares y por diferentes razones, pero acabaremos, finalizando la existencia, esa es la razón por la que no encuentro sentido al estilo de vida ideológico impuesto en esta sociedad que a mi parecer carece de inteligencia emocional, creando la antitesis de mi forma de vida, el individualismo negativo. Si de lo único que espero al final de mis días es de que me hayan amado y haber amado, saciando mi necesidad de haberlo hecho intensamente, conduciendo la conciencia a un nivel superior y así poder acabar con la absoluta certeza de que vivi la vida desde la misma naturalidad con la que transcurrió.

Mi mundo perfecto.

Un día en el que salga y a parte de no olvidarme nada, no salga con el justificado conocimiento de que hoy tampoco seré la prioridad de nadie, y yo que tengo la predisposición de llevarle un café a la mesa a una persona que vea que no es capaz, que veo a alguien y por la razón que sea por algún detalle me de por pensarle y fijarme en el durante un cierto momento, sin que sea para burlarme ni criticarle, solo por que me haya agradado.

Por que es nula esa predisposición a encontrar lo bonito en el dia a día? El parque de debajo de mi casa sigue tan bonito como cuando tenía 9 años, no por verlo siempre pierde belleza, solo cambia nuestra mentalidad de obeja, de hacernos presos de algo que ni si quiera entendemos, cuanta gente enferma de idealizaciónes veo, manchas negras caminando por la capital, no es de extrañar que dentro de mi cabeza tenga un jardín de grandes árboles con lianas y una aldea de niños que nunca se harán mayores, me aburren las mentalidades, por eso he pintado la mía, aquí vivo satisfactoriamente feliz.

Un proceso llamado KAOS.

Por que la teoría que me repite todo el mundo parece tan sencilla? Y cuando la llevo a la practica me ahogo intentando entrelazar toda esa teoría que me obligan a llevar a cabo y las contradicciónes sobre la vida en esa teoría dictada?

La persona más feliz conoce de tristezas, como esperas diferenciar el cielo del infierno?

Vacía tu cerebro de protocolos inculcados, de discursos vacíos pregonados por falsos Mesías que solo quieren tu control?

Desmonta el mito, escribete a ti misma, el mundo está ilustrado en un mapa pirata.


Una de las cosas que más me sorprendió fue aquel día en el que curioseando por internet busque la definición de la palabra conocimiento.

Me sorprendió por que mis padres me mostraron un concepto diferente que define la palabra conocimiento.

Obviamente cada uno atribuye sus propios significados a los conceptos.

Principalmente por que cada persona tiene su historia, vivencias y experiencias, al igual que ciertas canciones marcan una etapa en tu vida, un concepto tiene diferentes significados dependiendo de como las vivistes, la película de la Naranja Mecánica seria un buen ejemplo, cada experiencia nos hace sentir, la situación de la experiencia marcara nuestro sentimiento, por eso mismo para cada persona sera diferente.

La definición que leí sobre conomiento es la siguiente;todo saber que se puede justificar racionalmente y que es objetivo.

Odio la palabra objetivo, mi lógica es nula, por eso mismo me guio por lo abstracto, mi capacidad sensitiva, no puedo verlo, explicarlo, pero si lo siento me fio lo suficiente de mi misma como para necesitar la objetividad, incluso sin ser racional.

Para mi es automático, mi sentimiento es más rápido y certero que cualquier pensamiento racional objetivo que pueda ser defendido ante nadie.

A veces me gustaría poder mostrar cómo funciono, para que entiendan que la realidad es interpretada de maneras diferentes, incluso para manipularla, un sentimiento es humanamente imposible de modificar, por eso huimos de los sentimientos y vivimos la realidad.

Me he rendido antes las incertidumbres de la vida, de las personas vacías, de las mentes mentirosas, quiero verdades personificadas, quiero realidades, quiero creer que compartir tus íntimos pensamientos a veces sirve para algo, que no se usé el conocimiento de los secretos de otros para atacar, quiero privacidad compartida, sin implicar amor, solo el placer de toparnos con gente que parece estar unidas con nosotros mismos, como si en otra vida hubiésemos sido vecinos, amigos, amores, quiero que el que alguien me conozca de verdad deje de sorprender, quiero poder creer que el día que yo no este alguien sepa que alguien puro marco sus vidas y mi recuerdo no pierda intensidad con el tiempo, quiero dejar de tener miedo por no tener tiempo, por el no saber que ocurrirá, pero siendo eso imposible... Deseo que alguien pueda narrar mi historia como si fuera yo misma, como si de verdad me conociese, como si yo aún siguiera aquí, no quiero caer en los recuerdos olvidados y lejanos, quiero seguir siendo intensa, guerrera, pura, loca y feliz a pesar de haberme apagado.

Hace tiempo leí un libro, de esos que marcan, de esos que cierran una etapa para abrir una nueva, el libro contaba que contra el apego a las cosas no hay manera humana de desprenderse, cuando tu has querido, amado, convivido con lo que sea que nos haya creado ese sentimiento el apego es la confirmacion de que efectivamente lo que sentiste fue bonito y profundo.

El libro decía que el apego a las cosas no son malas, sentir acarrea apegos, y que no debemos sentirnos mal por ello, el tiempo se ocupará de hacer desaparecer lo que el tiempo te dió. No te culpe por amar, acaso fuiste tú la que engaño? Mintió? Y ofrecio esperanzas vacías?

Quizás no fue hacia la persona correcta pero cariño... De eso eres la última persona que tiene la culpa, en realidad, ls víctima número aquella relacion fraudulenta fuiste tú.

El apego solo es un efecto secundario.

Eso decía el libro por lo menos...


Dicen que somos lo que vivimos, pero definitivamente soy las personas con las que me he topado, he buscado respuestas en ellos y resulta que yo misma encontré la respuesta cuando los intente apoyar, a veces la gente rota te enseña, en mi caso es en singular, he conocido a una persona rota, pero rota de verdad, creerme, he visto como lloraba, crecía, he visto como encontraba la realidad de frente y perdonad el paréntesis pero nunca he sido espectador de un dolor tan fuerte como cuando aquella persona presencio su propio cuerpo dolor, sabéis lo duro que es visualizar la realidad de un engaño creado por nosotros mismos? Yo lo vi… creo que el Big Ban sería algo parecido.

Aun sigue entera por si tenéis la duda, y sigue cerca de mi, enseñándome a la vez que yo la enseño a ella, se plantea la vida como yo así que las respuestas de sus preguntas son las mismas que yo necesito, pero solo así, cuando comprendo su dolor y así mismo su pregunta, mi respuesta más sincera, a veces dolorosa a veces no, es la misma que yo necesitaba encontrar.

Asi que amar a gente rota, solo ahí se encuentra lo verdadero, lo sincero, la esperanza esta en gente rota.

Aquel dia me desperté, no era diferente a los demás, pero yo me sentía diferente, aunque no hubiera razones, ocupaba el mismo espacio que solia ocupar pero me sentía grande, hoy tenia ganas de vivir, pero llevaba viviendo muchos años, aunque vivir? Una palabra que solia repetir mucho pero nunca me había parado a planteármela, vivir es una palabra que refleja un concepto, la acción de llevar a cabo una vida, eso me hizo pensar que cada una de las personas de este mundo tiene su propia vida, yo la mia, pero la vivo? Se supone que vivir conlleva sacrificios, estudiar, trabajar, pero por que sacrificio? Aun no gustandome lo que estudio encuetro pequeños detalles, como las personas que me rodean mientras conllevo la acción de estudiar, que me hacen tener momentos felices, asi que me planteo otra pregunta, me gusta estudiar? Si, aun no gustándome lo que estudio me gusta la gente con la que comparto la acción de estudiar, me gusta mi trabajo? Si, me gusta mi trabajo, me gustan los números, pero no me gusta la gente con la que comparto la acción de trabajar, por lo tanto en cada detalle de la vida siempre siempre hay algo que te hace darte cuenta que no valoro la acción de vivir asi que ahora me planteo… es un dia perdido? Posiblemente…. Aunque no hay mayor dia perdido que aquel en el que no has reido, nos condicionan la vida, nos dicen que hacer como actuar, como pensar, pero chssss guardame el secreto, por que en mi lugar secreto aquel que solo comparto con los mios conspiro a menudo por que a mi no me han conseguido engañar, encuentro la manera de que no me controlen, en mi cabeza les miento, soy feliz aun no gustandome lo que hago por el simple hecho de estudiar, asi que aun que no entienda lo que es vivir me vale con entender que soy feliz, pero mas me gusta tener gente con la que conspirar en mis lugares secretos y darme cuenta de que… Si SISTEMA te grito a ti y… hoy, mañana y pasado te he ganado, por que yo decido, por que yo vivo y por que cada dia del resto de mi vida aun en lo malo encontrare la felicidad, el mundo hoy no podrá conmigo, ni el amor, ni las personas, ni el fracasar, por que en lo malo encontrare el motivo para ser mas feliz mañana, asi que ven a por mi que aquí te estoy esperando.

Cuando te quieres brillas, así que brilla joder brilla, como si fueses alumbrar al puto mundo entero, para que te vean aquellos que hicieron que se apagara y para todos aquellos que se perdieron por el camino, brilla cariño por que así eres preciosa, eres fuerte, eres heroína y no dejes de hacerlo porque si no dejare de verte y ante un mundo ciego brillar es el acto mas rebelde que puedes hacer, ilumina el camino, ilumínales el camino… como si la música no fuese acabar nunca, se la bola de discoteca de esta fiesta que… joder no quiero que se acabe nunca, una fiesta en la que no puedan dejar de mirarte, bien arriba, bien centrada y bien brillante, brilla cariño brilla…


Ya se me había olvidado por que dejaba encerrado mi corazón en casa cada vez que salía… por que el amor siempre duele y eso jamás se puede controlar, aunque no diré que no me alegre ya que me doy cuenta de que soy capaz de volver a empezar y de involucrar a alguien en este proceso al que yo llamo vida, mi vida, da igual que salga bien o mal ya que deje bien cimentados los pilares para que nadie volviese arrasar mi castillo, siendo consciente de que de vez en cuando se asomaban grietas.

Me despedí muchísimas veces, más de las que jamás creerías, desde los primeros meses hasta el momento que me escape.

Desde el primer día que le conocí ya estaba dispuesta a dárselo todo, sentía la necesidad de dárselo, sentía tanto... Le amaba.

No tardamos en conocernos bien, yo era feliz y lo tenia todo en aquel momento, así que, ilusa de mi, en ese momento crei que el llego a mi vida para terminar de completarla. Así fue cada día durante meses, que feliz era, todavía me recuerdo a mi misma con toda aquella ilusión desbordante.

En su primer engaño fue una amiga mia quien me lo advirtió, todavía no era consciente de lo que me venía encima, cada día durante meses le tuve en mi cabeza, lloraba, muchisimo, pocas veces sentí el pecho tan arrugado, que noches mas largas, que dias tan duros... Aquello fue eterno, no mejoraba, nada podía hacer que me lo quitara de la cabeza, el no ayudaba... Me llamaba todos los días, 50 llamadas seguidas podía llegar a tener, nunca le cogí hasta unos meses después. En ese proceso fue cuando me di cuenta de lo intenso que puede ser el miedo... Yo tube muchísimo, me di cuenta de que por primera vez ya dependía de otra persona para ser feliz.

El primer día que quedamos después de todo aquello recuerdo que me agarro la cara y lloro conmigo, me abrazo como si yo le importara, nunca más volvimos a separarnos, le quise tanto, le ame tanto, construí mi vida para no tener que preocuparnos de que el no tuviese nada, lo hice todo, absolutamente todo, trabaje, estudie, convivi con el, sabes que difícil es amar a alguien que se odia? Tendencias destructivas con el y con todo, hasta el punto de suicidarse en vida, se autoarruinaba, perdía el control y ya no era el, no había conciencia, también estaba destruida. Nunca he entendido por que me hice eso. Que sorprendente la capacidad de ciertas personas de actos sumamente dolorosos.

A veces ocurren terremotos, desastres naturales, tormentas inmensas, devastadoras que destruyen, dejando dolor y nostalgia, haciéndonos sentir hormigas, diminutas y frágiles...

Volo alto sin importar la caída, pero sin perder el miedo, ese que salva a los más valientes de la trampa del ego, a veces con saber que puedes no es suficiente, así que escucho al miedo y después hago.

Con el amor es igual, quiero pero temo, dulce temor, dulce locura.

Siento que estoy siempre muy arriba, dándolo todo, corriendo... Y me paso tiempo tiempo y tiempo corriendo, en lo alto de la ola, pero no es así, no he avanzao, he gastado todas mis fuerzas en correr cuando debería haber usado toda esa fuerza para pensar.

Quise encontrar la paz y busque en la tormenta...


A veces me gustaría poder mostrar cómo funciono, para que entiendan que la realidad es interpretada de maneras diferentes, incluso para manipularla, un sentimiento es humanamente imposible de modificar, por eso huimos de los sentimientos y vivimos la realidad.

25 de Marzo de 2019 a las 04:09 0 Reporte Insertar 0
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~