Cuento corto
0
485 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Yo primero

Yo alcanzaba, tú escapabas.
Mi silencio murmuraba, tus deseos me aturdían.
Mis sombras revivían, tus sueños se encendían.
Yo paraba, tú seguías.
Mi no querer era tu salida.
En el tiempo retrocedía, y tú corrías.
Yo gritaba, mi idioma no hablabas.
Te perdonaba, culpable me declarabas.
Moría en vida, revivías.
Amaba el fuego, buscabas el invierno.
Me espinaba, te curabas.
Una fractura a mis rodillas mientras volabas.
Yo tan muda y tú envuelto en dagas.
Tan heridos, tan mortales.
Tan distantes, tan reales.
Mientras bailábamos envueltos en nuestra sangre.
Tan distantes, tan cambiantes.
Yo creía, tú cedías.
Te envolvía, me envenenabas.
De recuerdos, con tus alas.
Yo tan demoníaca, tú tan angelical.
Tan falso, tan viral.
Tan lleno de pasión, tan vacío de existencia.
Tan diferente, tan parecido.
Tan valiente, tan afligido.
Persiguiendo fantasmas me encuentro,
pero enterrándolos te veo.
Y aunque haya un día en que bailan los muertos,
se ha cavado la tumba que temo.

Persiguiendo tus fantasmas me encuentro,
pero los muertos reviven de recuerdos.

24 de Marzo de 2019 a las 05:03 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~