Instrucciones Seguir historia

E
Eduardo Saeta


Instrucciones para levantarse de la cama. Hace foco en dos elementos muy importantes dentro de una habitación. También deja una reflexion final.


Humor Todo público.

#Humor
Cuento corto
0
794 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Instrucciones para levantarse

Hay al menos dos elementos esenciales dentro de una habitación. Uno es la cama, el otro el despertador. Ambos elementos coinciden en su utilidad práctica. El primero dota al implicado de una posibilidad inédita: descanso, placentero y en posición horizontal. El segundo brinda un red de contención, un límite que no podemos ni debemos cruzar, jamás. Sino que lo cuenten aquellos que alguna vez olvidaron de poner el despertador. Ha habido casos en que han llegado alumnos a la escuela con un zapato en un pie y un sandalia de la hermana en el otro. Incluso existe la leyenda del oficinista que olvidó la camisa y se colocó la corbata encima de la camiseta musculosa blanca.

Son dos objetos, dos objetos que ordenan el curso del mundo. Imaginemos una señora avanzada en edad, un adolescente, o un operario de maquinas agrícolas. Imaginémoslos durmiendo en una cama de una plaza, imaginemos que la sabana no logra taparlos completamente. Imaginemos que los pies en cuestión sobresalen diecisiete centímetros el límite de la sabana blanca. Imaginemos que el despertador llega al segundo exacto donde su presencia no pasa inadvertida. La mujer, el adolescente o el operario deberá dejar un sueño de lado, deberán instruir al cerebro la señal exacta para que cuando intenten recordarlo se le haga imposible. Deberá su cerebro indicarle a cada célula y fibra que es momento de terminar ese delirio, que es hora de activar el cuerpo. De repente, un ojo deja entrar la luz, luego el otro, una mano quedará mezclada con las sabanas, la otra se esforzará por alcanzar el aparato con sonido en su interior. Estadísticamente, el noventa y cinco por ciento de los intentos de apagar un despertador terminan con el despertador perdiendo su vertical. La otra mano, mano con sabana y baba de noche, golpeará el despertador, resultando que los demás objetos de la mesa de luz vuelen hacia una superficie lisa, de cerámica o madera, que denominaremos piso. Luego los abdominales deben actuar, deben activarse para dejar un cuerpo humano sentado en el centro de la cama. Momento exacto para caer en la cuenta que la cama no fue diseñada para ese fin, sino que su utilidad radica en utilizarla en posición horizontal, para dormir o bien mirar television, o leer un libro, y para reconocer, o ser reconocido, en la ceremonia del placer.

27 de Marzo de 2019 a las 14:27 0 Reporte Insertar 4
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~