Lo que construimos - Natalia Lafourcade Seguir historia

u15531239311553123931 Camila García Neira

Hace dos años 'Cuéntame una historia original' fue mi canción Hace 10 meses, lo fue 'Lo que construimos' Hoy, no lo sé


Cuento Todo público.

#desamor #canciones
Cuento corto
0
416 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

1

No sé cuántas veces he escuchado esta canción, me atrevo a decir que al menos en un 40% de ellas tenía una cerveza a mi lado, y hoy, no es la excepción. Hoy hay una diferencia, hoy tengo pena, pero no hay llanto, no está ese llanto gutural que no te permite mantenerte en pie.

¿Cuántas historias se han escrito del amor, o mejor dicho, del desamor? ¿Cuántas canciones?

Es un tópico con el que todos, o casi todos, podemos sentirnos identificados, en algún momento u otro de nuestra vida. Son estos momentos donde todo aflora, donde las palabras cobran vida y un iletrado se convierte en poeta. Son momentos como estos, cuando yo, que me expreso mal, que se me olvidan las palabras y tartamudeo en situaciones estresantes, agarro un lápiz y me explayo. En papel soy elocuente y mi vocabulario aumenta. Puedo decir aquellas cosas que jamás saldrán de mi boca.

Tu falta de querer- Mon Laferte. La Monserrat Bustamante, personaje de años atrás... otra canción en mi playlist de ruptura.

Ha pasado un año, y si, efectivamente duele menos, mucho menos, pero duele a veces.

Si, he escuchado todos los clichés... tiempo al tiempo, obviamente va a costar, llevaban muchos años juntos; seis años y medio. Escrito se ve peor que con números. Seis años y medio, 6.5. Pero de ese tiempo ¿cuánto fue real? ¿Cuánto tiempo fue relación y cuántos fueron "dejarse estar"?

Sé todo. La parte racional de mi ser comprende que fue para mejor. Yo tomé la decisión. Yo terminé la relación. Yo destruí lo que construimos, pero la verdad es que era una torre de cartas.

Aún recuerdo ese día.

Era sábado. Desperté primero, acomplejada, por fin había abierto los ojos, no me gustó lo que vi, y no pude quitarme más la imagen de la cabeza. Los lentes rosas se cayeron en un dos por tres. Y te vi, vi cómo eras realmente. Vi tus defectos, esos que por años odié, pero a los que no puse mayor atención. Años donde Cuéntame una historia original fue mi canción.

Recuerdo tu cara de 'no tengo idea qué está sucediendo'. La cagué, te desperté con la noticia. No supe cómo manejarlo, y por eso te pido perdón.

Una vez, años y años atrás, en una pelea, preguntaste, no, no preguntaste, sino que me hiciste notar que la mayoría de las veces que peleábamos, yo pedía que cambiaras algo, y que, por lo tanto, para mí, tu eras el problema. Y sí, tu eras el problema. El verdadero tu. Y es que me enamoré de alguien inexistente. Me enamoré de un Viejito Pascuero de los comerciales y películas, pero la realidad distaba mucho de eso. En realidad, eras un viejo guatón y canoso que se disfrazaba de Viejito Pascuero para ganar unas monedas en Navidad.

Fue tu culpa no ser la persona que yo imaginaba y que imaginé hasta el día antes de terminar.

Y eso es lo que cuesta... olvidar al Viejo Pascuero de las películas y recordar, constantemente, que eras un producto de mi imaginación.

Nunca te vi como realmente eras, y por eso, nuevamente pido perdón. Nunca tuvimos oportunidad.

En algún momento te desearé felicidad, pero hoy no es ese día, y posiblemente, mañana tampoco.










20 de Marzo de 2019 a las 23:54 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~