Mí Lady Seguir historia

apolozax Jordan Aleman

James es un mayordomo que sirve a una dulce y amable joven llamada Mary; a los cuales les esperan hermosos momentos y recuerdos que nunca olvidaran. Una historia de romance y suavidad poética, llena de emociones y sentimientos.


Romance Contemporáneo Todo público. © Derechos reservados

#258 #241 #243 #349
0
3361 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

El mayordomo

El aroma a perfume se esparce por toda la casa, mientras que la luz del sol naciente se filtra entre cortinas, se desliza por el suelo hasta llegar a incomodar la vista del durmiente. Una dama de cabello largo descansa en su recamara, las sabanas cubren su cuerpo hasta su pecho y sus manos encarrujadas cubren su rostro; sin embargo esto no basta por que la luz le despierta, sus ojos se comienzan a abrir poco a poco y un suspiro delicado sale de sus labios. Sus ojos de color verdusco y a la vez amarillentos hacían la combinación perfecta con su cabello de color castaño.

Dama

Fiu... Que hora es?

Mayordomo

Son las 7:30 mi lady, si me disculpa... Iré a preparar su desayuno.

Dama

Claro... James puedes no preparar el auto, hoy quiero caminar...

James

Mi lady, es mi trabajo velar por su seguridad, si me permite podría cumplir su petición con la condición de que le acompañe hasta el instituto, claro si le parece bien.

Dama

Estaré encantada de que me acompañes James, iré a tomar un baño, enseguida iré a por el desayuno.

James

A sus ordenes mi lady.


Mi nombre es James O'Neill y soy mayordomo, hace 1 año empece a trabajar para la familia Adams. Mis días transcurren con tranquilidad, amo mi trabajo, esa es la razón por la cual le doy tanta dedicación. La familia Adams se compone del Sr. Noah Adams, la Sra. Emma Collins de Adams y su única hija Mary Adams; una tierna joven de buen parecer y educada a la que asisto la mayoría del tiempo. El Sr. Adams es dueño de varios hoteles y centros turísticos diseñados para ser amigables con el medio ambiente, es un hombre culto y amable, la Sra. Adams es dueña de algunas lineas de moda muy prestigiosas, es amable y comprensiva, siempre le ayudo cuando va a reuniones.

La casa que a simple vista es muy grande y hermosa esta rodeada por jardines de flores y arbustos hechos esculturas. En ella trabajamos varias personas, están los encargados de la cocina y la mesa, los encargados del jardín, los que se encargan de la limpieza y los encargados de lavandería; sin embargo yo solo soy un asistente personal de la familia, soy el mayordomo principal, el guardaespaldas, asistente, chófer, entre otras funciones. Pero me agrada mi trabajo y creo que también a los demás.

.......................

James

Buen provecho mi lady.

Mary

Gracias James, puedes esperar a que termine junto a mi si deseas. Has desayunado ya?

James

Si mi lady, no tiene por que preocuparse, le esperare en la puerta ya que debo buscar su paraguas, si me disculpa...


Mary continuo con su desayuno pacientemente, su horario de entrada eran las 9:30, así que espere en la puerta, su sonrisa inocente y su uniforme parecían ser la perfecta mezcla.

Mary

Estoy lista, nos vamos?

James

Adelante.


Parecía ser tan feliz, su sonrisa reflejaba sinceridad. Tomo un pequeño salto en la entrada, pasando de los escalones.

El día era hermoso y ella parecía disfrutar de el. Iba tan feliz que tan solo podía observar su amabilidad y gentileza con las demás personas. Saludaba a los ancianos y algunas ancianas le regalaban rosas por el camino, era como si un ángel caminara entre mortales.

Mary

James! Ven acá!

James

Si mi lady...

Mary

Mira que lindas flores!

James

Cuales son de su agrado, mi lady?

Mary

Déjame ver... Oh! Creo que estas son muy hermosas.

James

De acuerdo. Disculpe cuanto es por estas?

Vendedor

El ramo completo por 15$

James

Tome, muchas gracias... Mi lady, aquí tiene sus flores.

Mary

Oh! James, no tenias por que...

James

Insisto, tómelas, son un regalo.

Mary

Entonces... Muchas gracias!


Su sonrisa y sus mejillas sonrojadas en el tono perfecto. Su encanto cautivaba a cualquiera, me hacia feliz cuidar de ella. Esa era la razón por la cual amaba tanto mi trabajo.

...................................


Continuara...



11 de Marzo de 2019 a las 20:18 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Eterna lluvia

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión