Second Eve Seguir historia

wereyes Waldo Reyes

Aún cuando haya sido la más bella suicida. ¿Que pasaría si hubiese tenido una segunda oportunidad? Código safecreative Código de registro: 1903110224191 Todos los derechos reservados


Histórico Todo público.

#novelahistorica
3
3.4mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Second Eve, la caída.

Primero de mayo de 1947.

El piso ochenta y seis ese era su objetivo. Sabía que debía llegar, no importaba nada más.

Una elegante mujer estaba decidida. Los ocho segundos que le tomaría la caída. Los docientos ochenta y cinco kilómetros por hora con los que impactaría al llegar y las diecisiete toneladas del golpe sobre la limusina de la ONU. Eran datos que no podría poner en sus libros contables.

Lo único que le importaba era terminar con el dolor que sentía. “Jamás sería la esposa que se necesitaba para nadie”. Amaba a su futuro esposo Barry, pero no podía ir en contra de sus propios sentimientos. “Tenía demasiadas tendencias heredadas de su madre”.

Lanzarse desde allí, del Empire State, del último atisbo de poder de la humanidad que reflejaba todo la fuerza de occidente. Una mole de trecientos setenta mil toneladas que representaba todo el dominio de América con el mirador más alto que cualquier melancólico podría desear. Ese era su destino.

Los ascensores la llevaron rápido al lugar. Subió a la plataforma y vio al guardia, un hombre de dulce mirada verde, que la contempló por un momento. Esperó que se diera media vuelta. Y escribió su nota : “No deseo que nadie de la familia o fuera de ella vea ninguna parte de mi...” Se sacó el abrigo, lo dobló, dejó la nota al lado y se arrojó al vacío, desde trecientos veinte metros de altura. Mientras caía pensaba en lo mucho que amaba a su prometido, y en su adorada familia. Veintitrés años de juventud truncada golpearon el carro con todo el peso de la depresión endógena. Los vidrios explotaron, la pintura de la limusina quedó quebrada y el techo por completo arrugado. De espaldas, tendida, quedó la más hermosa suicida que se tuviese recuerdo. Su grácil mano enguantada tomando el collar. Sus medias descorridas mostrando sus pies, eso era lo único grotesco. El resto era belleza efímera, pero belleza al fin y al cabo. No parecía muerta solo dormida, cual Blanca Nieves, esperando a su príncipe para ser despertada por un beso de amor.

—¡Por qué saltó! —preguntaba la muchedumbre.

Los curiosos lloraban a su alrededor. Incluso aquel que tomó la foto. Evelyn era un verdadero ícono de la muerte sublime.

Un relámpago colosal, que cubrió toda Nueva York, desgarró el tejido de la realidad.

El destino del pasado cambió. Poco a poco se deshicieron las abolladuras del automóvil.

11 de Marzo de 2019 a las 02:03 3 Reporte Insertar 5
Leer el siguiente capítulo Second Eve, el retorno.

Comenta algo

Publica!
MariaL Pardos MariaL Pardos
Quiero saber más!
14 de Marzo de 2019 a las 16:35
Maria Blanco Maria Blanco
Fantastico! Creo que me va a gustar mucho!
11 de Marzo de 2019 a las 16:20

  • Waldo Reyes Waldo Reyes
    Espero que así sea. Saludos 12 de Marzo de 2019 a las 00:21
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión