Sombras y otros relatos Seguir historia

baltazarruiz154 Baltazar Ruiz

Relatos con menos de 500 palabras, desde el horror hasta la fantasía y los mitos urbanos, todos en una sola compilación...


Cuento Todo público.

#Fábulas #Mitos-urbanos #Relatos-de-terror #historias #relatos-cortos #ciencia-ficción #fantasía #horror
7
872 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

Miasma

Aquel día era de lo más rutinario. Un ir y venir en la ruta de entrega que tenía planeada desde un día antes. Como era frecuente, me encontraba en medio de una ciudad que me era desconocida. Pese a ello, no había tiempo para perderme, las calles estaban muy bien señalizadas y de esa manera, aunque nunca en la vida hubiese estado ahí antes, podía realizar mi recorrido sin mayores contratiempos. Eran ya las cuatro de la tarde cuando entregué el último paquete en una oficina de impuestos. Al terminar, no tenía más que hacer que regresar a casa y descansar, sin embargo, en vistas de haber concluido con mi jornada antes de lo previsto, decidí que ir a dar una vuelta bien valía la pena. La ciudad, cercana a la costa, tenía aquel calor que subía desde el suelo y que hacía sentir bochorno a quienes no estaban acostumbrados. Aun cuando el sol ya casi se ocultaba en el horizonte, el ambiente caluroso no cesaba ni con un helado que compré a un anciano que pasaba por ahí. Después de un rato, tomé mis cosas y partí en busca de mi coche, el cual se encontraba aparcado no muy lejos de donde me encontraba.

Fue ahí cuando observé con horror aquella miasma negra salir de los ojos de una persona que cruzó la calle frente a mí. Era una nube espesa y turbulenta, salía a borbotones y se elevaba hacia el cielo hasta perderse se vista. Mi reacción, un tanto inconsciente, fue ignorar aquello y atribuir esa extraña visión a la pesada jornada laborar que acababa de dar fin. Mis pasos de aceleraron, parecía que estuviera a punto de correr, y de hecho era lo que deseaba. Al adentrarme en una zona de ventas ambulantes, todo empeoró. Una tras otra, más y más personas expulsaban aquella miasma repugnante de sus ojos. El olor era casi imposible de soportar, provocándome arcadas como jamás había tenido en mi vida entera. Al ver mi coche a lo lejos, un rayo de esperanza iluminó mi camino; camino que hasta entonces se encontraba viciado por aquella oscura pestilencia.

Sin importarme haber rebasado la velocidad máxima en más de una ocasión, llegué a mi apartamento y era notorio mi cansancio. Fui a lavarme el rostro para intentar así calmar mis nervios, no obstante, a levantar la miraba y verme en el espejo, mis ojos empezaron a emanar aquella infernal miasma sin poder hacer nada para evitarlo. En cuestión de segundos el piso entero se lleno del humo negro que tanto asco me provocaba.

Son las tres de la madrugada y por alguna razón estoy parado frente a la costa. Otras personas han llegado también de todas partes. Nuestros ojos malditos contemplan que de la miasma de todos se forma una nube enorme y que de esta cae al océano una bestia escarlata de siete cabezas. «Fuimos bendecidos para ver el fin», pienso, mientras aquel ser inconmensurable empieza a destruir el mundo...

28 de Febrero de 2019 a las 02:30 3 Reporte Insertar 5
Leer el siguiente capítulo Abracadabra

Comenta algo

Publica!
Michelle  Camacho Michelle Camacho
Un poco diferente a lo usual, pero no deja de ser genial. Me encantan tus escritos Balta, has pensado en la continuación de está historia en un capítulo más? Sigue así vas genial!!
Gabriela Valero Gabriela Valero
Hola me gustó pero me fijé en algunos errores de dedo, espero no le moleste.
1 de Marzo de 2019 a las 16:01

  • Baltazar Ruiz Baltazar Ruiz
    Para nada, le doy una lectura y lo corrijo, gracias! 1 de Marzo de 2019 a las 16:12
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 8 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión