Yo la nueva profesora Seguir historia

historiastg Elizabeth Pensilvania

Un chico se transforma en una Milf que pasara en sus proximos dias?


Ficción adolescente Sólo para mayores de 21 (adultos).

#lesbianas #lesbico #juvenil #comedia #genderbender #tg
2
1941 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Cap 1

Tacoma nunca pasa nada, siempre hay un gran aburrimiento en sus calles, por eso mucha gente tras cumplís la mayoría de edad decidían abandonar la pequeña ciudad y buscar un futuro en Washington. Allí era estaba el futuro para muchos jóvenes. En correos un pequeño paquete era preparado para ser entregado, pasaba por una cinta entre otros paquetes, eran seleccionados por zonas dela pequeña ciudad. El cartero cogió sus cartas y los paquetes que iba a entregar y lo metió en su moto. Miro la lista donde tenía que entregar el primer paquete y arranco su moto, para hacer su trabajo.

Tommy no quería levantarse de la cama, el chico de unos 18 años estaba algo amargado de todo, el chico de pelo oscuro y cuerpo delgaducho, se tiro en la cama deprimido, quería conseguir un nuevo trabajo pero nada sirvió su currículo, tenía que seguir con los pequeños trabajos para sobrevivir. No quería salir de su cuarto estaba bastante amargado. Su madre bajo al sótano donde tenía su habitación su hijo. Karen una mujer de unos cuarenta años, pelo rojizo, que aún seguía teniendo una cierta belleza, se acercó a su hijo y le dio un vaso de limonada.

-Cariño no te amargues, hay miles de trabajos como peces en el mar, solo te está costando encontrarlo, pero ya verás que lo encontraras, todo el mundo está igual, tenemos aún nuestra tienda…..

Tommy suspiro y miro a su madre a los ojos:

-Oye mama, puedes dejarme a solas, te prometo que subiré y te ayudare en la tienda…Pero necesito estar solo.

Karen subió por las escaleras y comenzó a preparar la cena, alguien pico a la puerta y cuando fue abrir vio al cartero, que le dio un paquete y esta firmo el recibo del cartero. Cogió el paquete y cuando quiso abrir el paquete, comenzó a sonar el teléfono. Ella lo dejo encima de la mesa y se fue a coger el teléfono.

Tommy subió del sótano y entro en la cocina, abrió la nevera y cogió una lata de refresco, lo abrió pensativo, tendría que volver a seguir echando currículos nuevamente por todos lados. Se quedó pensativo pensando que siempre tendría un colchón económico con el supermercado que lo llevaba con su madre, pero el aspiraba a mas, no quería quedarse para siempre en Tacoma. Vio la caja que había traído el cartero y la cogió, la miro con curiosidad. Miro para quien venía el paquete, al no encontrar nada, lo abrió para saber lo que contenía en su interior. Encontró un extraño amuleto con unas extrañas descripciones. Lo miro con curiosidad y se lo puso. Karen colgó el teléfono y volvió a la cocina, vio a su hijo y que había abierto el paquete:

-Mmm, no tenías que haberlo abierto creo que el cartero se ha confundido de dirección.

Tommy miro el amuleto y sonrió:

-Pues creo que me lo quedare mama…

El chico sintió mucho calor, se limpió la frente y miro a su madre:

-Puf mama hace calor no crees….

Karen le miro y se cruzó de brazos al escucharle:

-Es raro, creo que dentro de un rato pondré la calefacción ya que tengo frio, estarás enfermo cariño….

Su madre toco la frente de su hijo y dio un paso hacia atrás asustada por que vio que el pelo de Tommy comenzaba a crecer sin cesar:

-¿Tu-tu pelo que le pasa?

Tommy se tocó el pelo extrañado, no cesaba de crecer, negó con la cabeza, su nariz comenzó a cambiar poco a poco, su rostro de volvió más redondo, sus pómulos, sus ojos, sentía como su mandíbula comenzaba a cambiar poco a poco:

-Mama ¿Qué me pasa?

Karen negó con la cabeza al ver como su rostro se estaba afeminando poco a poco, Tommy se tocó la garganta al sentir como su nuez desaparecía de su cuello, su garganta su cuello se volvía mas fina. El chico sintió como su cuerpo se hinchaba, le crecían poco a poco los pechos, se miró las manos y se volvían más femeninas, más pequeñas. Sus muslos y su culo se hinchaban poco a poco, Tommy comenzó a gritar con una voz más femenina. Cerró los dientes con fuerza mientras sentía que sus pelotas y su pene se introducían dentro de su cuerpo.

Sarah la mejor amiga de Tommy, una chica delgaducha de físico delgaducho, con un físico bastante masculino, que le acompañaban sus pequeños pechos, su forma de andar y su forma de vestirse. Con el pelo corto y castaño, ojos castaños. Entro en casa de su amigo y se encontró Karen gritando y una mujer de su misma edad gritando y vestido con la ropa de su mejor amigo. La chica negó con la cabeza ya que no entendía lo que pasaba, Su amigo que era a hora una mujer, una milf se miró las manos y se tocó el rostro, se tocó los pechos, el culo, se intentó meter la mano en su pantalón, tenía los tejanos muy apretados por sus carnes y no encontraba nada. Negó con la cabeza y cayó al suelo desmayada. Karen miro a Sarah:

-Él es Tommy….

Tommy se tocó el pelo, el rostro, los pechos con mucho miedo, no entendía lo que estaba pasando y en lo que se había transformado, se tocó el trasero y miro a su madre y a su amiga. No lo pudo aguantar más y se desmayó. Sarah no entendía lo que pasaba y vio como Karen corrió hacia la mujer que se había desmayado.

-Karen ¿Qué está pasando?

Karen cogió por los brazos a Tommy para intentar levantarla pero no podía, miro a la adolescente a los ojos:

-Sarah no me creerás pero vi a mi hijo transformándose en esta mujer, ayúdame para subirla a mi cuarto, quiero que descanse.

La adolescente le ayudo a levantarse poco a poco y miro a su amiga a los ojos, no podía creer lo que estaba escuchando:

-¿Qué narices? Esta mujer no puede ser Tommy, es una cuarentona culona, no es un chico de mi edad……

Sarah escucho a Karen con interés, ella le estaba contando como el cuerpo de su hijo se iba transformando frente a ella, la jovencita sonrió al escucharla, no podría creer aquello, era una locura:

-Karen, Karen si hubieras sido alcohólica te hubiera preguntado ¿Has vuelto a beber?

Karen suspiro y trago saliva:

-Piensa lo que quieras una madre no puede olvidar como su hijo se transforma en mujer, no lo puede olvidar la mujer de mi habitación es mi hijo.

Sarah se puso bien el cuello de su camisa, siempre usaba camisas negras con tejanos gastados y miro a los ojos a la madre de su mejor amigo:

-Bueno, bueno te are un favor entrare en esa habitación y le preguntare una cosa que solo se tu hijo y yo y te demostrare que esa culona no es Tommy.

Tommy se despertó poco a poco, estaba mirando a su alrededor y no se daba cuenta de su nuevo cuerpo, vio como entraba Sarah en la habitación:

-¿Hola Sarah? Ya terminaste la figura de cerámica…..

Sarah se le quedo mirando fijamente, Tommy se llevó la mano a su garganta ya que sonaba diferente, esa no era su voz, miro sus manos asustada, se tocó los pechos, cerró los dientes con fuerza al tocarse su sexo:

-Mierda, mierda no era un sueño me transforme en una mujer ¡¡¡SOY UNA MUJER!!!

Sarah sonrió y se acercó a ella, apoyo su rodilla en la cama y le miro a los ojos:

-Mmm, señora, quiero hacerle una pregunta ya que no creo que seas mi mejor amigo Tommy ¿Soy lesbiana?

Tommy negó con la cabeza y se levantó de la cama, era increíble que su mejor amiga no le creyera en aquello, se había transformado en mujer, necesitaba ayuda de ella para superarlo y poder volver a ser un hombre. El chico que era una mujer de mediana edad se acercó a su amiga adolescente:

-¿Sarah, no me crees? Creía que era un sueño mientras sentía esas transformaciones, creía que me estaba volviendo loco, sentía cosas extrañas mientras me crecían los pechos, sentía dolor cuando mis huesos crujían, mi polla y testículos….-Tommy se miró al espejo y vio aquella milf de pelo oscuro, después miro a su mejor amiga-Sí que eres lesbiana, me lo contrastes en tu cumpleaños, cuando me dijiste que no tenía el regalo que deseabas, la animadora del colegio….

Sarah negó con la cabeza y se acercó a la mujer que tenía veinte años o más que ella, no podía creer que esa mujer fuera Tommy, le juro que no se lo contaría a nadie, no estaba preparada para salir del armario.

-No puede ser, no puede ser, Tommy se lo conto a una culona.

Karen entro en su habitación y vio a su hijo que se había transformado en una mujer de su edad con esa ropa que le iba muy apretada por sus carnes, miro a Sarah a los ojos:

-Si yo lo vi, vi cómo le crecía el pelo, le cambia el rostro, como se hinchaba, le crecían los pechos-Abrazo a Tommy fuertemente-Ella es mi hijo.

Sarah se llevó la mano a la cara, esa mujer que decía que era su mejor amigo, le dijo algo secreto que nadie sabía, aparte la madre de su mejor amigo decía que era el, que él era ella.

-No, no puede ser ¿Por qué te has transformado en una culona Tommy?

Tommy se miró los pechos, esos pechos apretados por la camiseta que llevaba y vio que no llevaba el amuleto, no lo tenía en el cuello, se tocó el cuello asustada ya que no lo encontraba:

-Espera el amuleto que me puse donde está, donde esta ese maldito amuleto?

Karen negó con la cabeza y cogió su bolso que estaba encima del sinfonier de noche, las miro a los ojos:

-Voy a correos a saber de dónde salió el amuleto, Sarah quédate con Tommy.

Karen las dejo a solas a las dos, Sarah podía ver esos pechos, esas carnes tan apretadas por culpa de la camiseta que lucía su a hora amiga Tommy, ese enorme trasero con sus muslos apretados con esos tejanos:

-Sera mejor que busquemos algo de ropa ya que me estas poniendo mala con ese cuerpo Tommy, me tienes que contar como te sientes al ser mujer.

Tommy le miro a los ojos:

-Puedo quitarme la camiseta pero por favor coge unas tijeras, no puedo quitarme estos pantalones, gracias que no tengo testículos porque me quedaría impotente, casi no puedo respirar.

Salto el botón de sus pantalones y rompió el cristal de la ventana.

Sarah comenzó a buscar algo para cortar la ropa de la mil, sus carnes estaban tan apretadas en esa ropa que parecía que se estaba poniendo lila sus extremidades, su culo y sus pechos pedían a gritos escapar de esa prisión de tela. La chica encontró unas tijeras y Tommy al ver que tenia su amiga eso entre las manos sonrió:

-Dios mío por dios corta por algún lado, todo me duele….

Sarah se acercó a la mujer voluptuosa que se había convertido su mejor amigo:

-Dios mío aparte de encontrar trabajo en este maldito pueblo, creo que me estoy volviendo loca..

Tommy suspiro al escucharla:

-¿Tú crees que te estas volviendo loca? Yo me transforme en mujer…

Sarah hizo un pequeño corte en los pantalones, la presión de la carne hizo que se rajara rápidamente, la chica respiro aliviada al ver sus muslos libres, marcados por las marcas del tejano, su amiga paso la tijera por su camiseta y paso lo mismo, con un pequeño corte hizo que se rajara sola y sus pechos dieron un pequeño bote de libertad. Ella se acercó al espejo de la cómoda y se observó de arriba abajo, esos pechos perfectos, ese ombligo, ese culo y su sexo que se marcaba con su bóxer elástico, se tocó la cara negando con la cabeza:

-Aun no me lo puedo creer….Soy una mujer de la edad de mi madre.

Sarah le toco la espalda y sintió el taco de su piel:

-Te estoy tocando y estoy flipando eres de verdad, eres una milf cuarentona y culona.

Tommy se giró y miro a los ojos a Sarah, estaba muy triste, su vida de parado en ese pequeño pueblo se había convertido en algo más complicado por su transformación, no sabría que podría hacer a hora con su vida:

-Sarah, Sarah soy una mujer ¿Qué puedo hacer? Era un maldito parado que tiene que preocuparse de ser a hora una mujer, mi vida está destrozada, joder..

Sarah negó con la cabeza y se giró antes de ver como Tommy rompiera a llorar, no quería ver esas lágrimas de su mejor amigo o mejor dicho amiga:

-Sabes, sabes una cosa yo no quiero verte llorar, ya tenemos algo para olvidar nuestra vida de parados en el pueblo, tu para intentar volver a ser un hombre, intentar adaptarte y yo para ayudarte….Estamos junto para todo esto.

Tommy no dejaba de llorar ante lo que estaba pasando, estaba destrozada por dentro, pero lo que escucho de su mejor amiga fue algo que necesitaba, era poco de valor, un poco de ayuda de ella. Se limpió las lágrimas cuando Sarah le dio algo de ropa que había sacado del armario para que se vistiera:

-Vamos vístete, creo que tu madre y tu tenéis la misma talla..

Karen llego a correo con lo que quedaba del paquete, al entrar en correos vio una larga cola, cogió un número y se sentó a esperar que le tocara, era un día bastante complicado y estaba medio pueblo para recoger paquetes o alguna carta. Ella sabía que necesitaba pasar primero antes de nadie, seguro que nadie tendría el mismo problema que ella, sus hijos no se habían transformado en una milf. Estaba muy nerviosa.

Sarah miro a Tommy y se cruzó de brazos al ver aquella mujer que se había transformado su mejor amiga, tenía que hacerlo y su amigo no estaba preparado para hacerlo:

-Vamos tengo unas bragas y tienes que ponértelas, quítate los boxers, vamos, vamos…Yo soy una mujer un coño lo he visto todos los días yo tengo uno…..

Tommy negó con la cabeza pero la mirada de su mejor amiga se le calvaba en su rostro, ella termino suspirando:

-Vale, vale pero el pequeño hilo que tengo de ser un hombre terminara cuando vea un coño…

Tommy se bajó las bragas y al final se lo vio, Sarah asintió con la cabeza:

-Mmm, sea quien sea que te transformo tiene una buena mano para las vaginas, tienes un hilo de pelo, es moderno…un rasurado perfecto….

Tommy se pasó las manos por allí y suspiro:

-Si soy una mujer…..¿Que esperaba una polla?

La mujer se puso las bragas y Sarah le puso el sujetador, tuvo que apretar bastante porque Tommy tenía una talla de pechos más que su madre, sentía que se quedaba casi sin aire y sus pechos se quedaban muy apretados, la jovencita respiro con calma al poder cerrar el sujetador:

-Madre mía pensaba que no podría cerrar el sujetador..

Tommy se vio en el espejo con esa ropa interior, esos pechos apretados, ese ombligo, ese culo carnoso y sus muslos.

-Madre mía que mujer más imponente soy ¿Podrías dejarme a solas? Me transforme en mujer quiero experimentar, creo que si no lo hago me volver loca…..

Sarah abrió los ojos como platos y negó con la cabeza:

-Intentamos buscar un rastro de hombre y hay está dentro de ti-Sarah se acercó a la puerta y miro a Tommy-Te dejo hasta que hagas lo que tienes que hacer, tu sabrás lo que tardas en hacerte unos dedillos.

Sarah se acercó a Tommy y le susurró al oído como tenía que tocarse para sentir satisfacción carnal, Tommy asintió con la cabeza escuchando lo que tendría que hacer, sonrió al descubrir los pasos para llegar el orgasmo.

La jovencita de pelo corto salió de la habitación y se sentó en una silla que estaba en el pasillo, se cruzó de brazos y espero, primero escucho unos crujidos del colchón, después unos jadeos. La chica suspiro al escuchar aquello, los sonido de placer de ella hicieron que la jovencita se pusiera bastante cachonda, mientras seguía con los jadeos ella se desabrocho un par de botones de su tejano y se dejó llevar por aquello, lo que estaba escuchando le ponía muy cachonda. Se comenzó a frotar sin cesar pasando su mano por debajo de sus bragas y metió su mano por debajo de su camiseta, presiono un pecho mientras se masturbaba al son de los jadeos de Tommy, ella se mordía el labio al sentir placer. En un instante parecía que los dos llegaron al orgasmo, sus jadeos se entre lazaron unidos. Sarah se cerro los pantalones y se puso bien la camiseta y abrió la puerta y vio a Tommy desnuda con una sonrisa en los labios:

-¿Estas contenta? Venga te ayudare a cambiarte.

Sarah ayudo a Tommy a vestirse y el chico se vio en el espejo, se llevó la mano a las caderas y se quedó sorprendida al ver ese cuerpo de milf que tenía. Era una locura pero se había transformado en una mujer, se había transformado en una milf de cuerpo perfecto. Su amiga rebusco entre las cosas de la madre de su mejor amigo y encontró una caja llena de maquillaje. La chica le hizo un gesto a su amigo para que se sentara en la cama:

-Vamos, te voy a maquillar te voy a convertir en una mujer perfecta.

Tommy se quedó mirando a su mejor amiga a los ojos ¿Ella maquillando? Juraría que jamás había visto a Sarah maquillada y menos que supiera maquillar a otra mujer:

-¿Espera maquillaje, tu sabes maquillar?

Sara saco de la caja un pinta labios y miro a su amiga, sonrió mirándole a los ojos:

-Mi madre me enseño a maquillarme, me enseño todos los secretos hasta que supo que era lesbiana, yo como lucha por mi libertad sexual estoy contra estas chorradas, pero fueron tantos años que me gusta maquillar a la gente…..Quien sabe puede ser que sea maquilladora cuando sea mayor.

Sarah se lanzó contra Tommy poso sus rodillas en los carnosos muslos de la milf que estaban cubiertos por la tela de la mini falda. Maquillaje en los pómulos, en los parpados, depilar cejas, alargar pestañas.

Al terminar la milf se miró al espejo y estaba increíble era una mujer perfecta, estaba tan sensual que se giró y miro a su amiga, con la boca abierta, Sarah sonrió cruzándose de brazos:

-No te dije que era una experta, cojo a cualquier mujer y puedo hacer que sea extremadamente bella y a hora….

Tommy miro a su amiga negando con la cabeza, no sabía lo que quería decir, no sabía lo que quería hacer su amiga con ella a hora:

-¿El que Sarah?

Sarah le enseño unos zapatos de tacón que tenía entre las manos:

-Vamos culona ponte estos tacones que vamos a salir un rato, quien sabe puede ser que sea tu única oportunidad para ser una mujer….Vamos tetona culona ponte los tacones y salimos a tomar algo…


Sarah asintió con la cabeza al ver como Tommy bajaba las escaleras con tanta facilidad, era increíble cómo se había adaptado a esos tacones, cualquier hombre en su situación se hubiera caído algunas veces, la chica estaba muy sorprendida con aquello, nisiquiera ella había aprendido andar con un par de centímetros en su calzado:

-Es increíble que sepas andar con tacones, pensaba que ese enorme culo que tenias, con esas tetazas de vaca que tienes perderías estabilidad…

Tommy bajo el ultimo escalón y apoyo sus manos en sus pronunciadas caderas, la mujer de cuarenta años sonrió al escuchar a su amiga.

-Yo se andar con zancos, esto esta chupado ¿Podrías dejar de hablar así de mi culo y mis pechos?

Sarah abrió la puerta y miro a su amiga:

-Nunca.

Tommy suspiro al escuchar a su amiga y comenzó andar hasta salir de la casa, moviendo ese culo tan carnoso y perfecto, hasta se daba cuenta que sus pechos se movían como flanes dentro del sujetador. La mujer vio que su amiga había traído la moto, la vieja moto de su padre. Sarah corrió hacia su moto, abrió el asiento y saco dos cascos, dándoselo uno a su amiga:

-Venga culona que nos vamos al centro del pueblo…

La jovencita se subió a su moto y tras de ella Tommy que sintió como se apretaba su culo en esa mini falda al forzarse y sentarse en el estrecho asiento, cogió con fuerza la cintura de su amiga:

-No aceleres mucho ni frenes creo que este enorme culo puede ser que rompa mi mini falda.

Sarah giro un poco su cabeza y sonrió mirando a su amiga:

-No te he dicho que eras una culona, siento tus grandes tetazas pegadas a mi espalda.

Las dos fueron en su moto y Tommy estaba dudando lo que iban hacer:

-¿Qué quieres hacer Sarah?

Sara acelero y sonrió:

-Pues iremos al súper de Marcus y compraremos algo, quiero que todos me vean con mi madre Betty.

Tommy negó con la cabeza:

-¿Tu madre? Conozco a tu madre y no soy yo.

Sarah sonrió:

-Lo sé pero no me gusta mi madre, por eso para los chicos serás mi mama.

Karen llego a casa con el certificado del paquete que había cambiado la vida de su hijo, cerro la puesta y se paró frente a la escalera:

-¡¡¡¡CHICAS, CHICAS DONDE ESTAIS!!!


Los chicos que no tenían trabajo en el pueblo, los mejores amigos de Sarah y Tommy siempre se juntaban en el aparcamiento del supermercado Marcus, primero compraban algo para beber o comer y se pasaban horas en el parking del supermercado. Al llegar Sarah y Tommy aparcaron en el parking, la jovencita se bajó y su amigo que era una tentadora milf también. Se quitaron los cascos y la cuarentona que era anteriormente un chico se miró un poco su trasero, no podía ser que fuera tan grande como decía su amiga. Se lo toco y noto que era muy voluptuoso y carnoso, eso hizo que suspirara:

-¿Crees que tengo el culo tan grande Sarah?

Sarah abrió la puerta y le señalo para que entrara:

-Si tienes un culazo enorme mama, vamos Betty vamos a comprar algo para beber…

Tommy suspiro y se acercó a su amiga, dando esos pasos que hacía que su carnoso y tentador culo tuviera un sexy movimiento, que sus pechos parecían flanes en ese sujetador con un par de botones de su blusa sin abrochar. Él no se daba cuenta, ser sexy ya estaba en su ADN y no podía controlarlo. Algunos hombres del bar de al lado que estaban tomándose unas cervezas se quedaron fascinados por aquella mujer.

Junto a las estanterías de patatas fritas estaban Melinda y Luck que estaban charlando, estos chicos tenían la misma edad que Sarah y también Tommy antes que se transformara en una tentadora milf. Una chica de pelo oscuro y que llevaba un gorro, ojos pintados con rímel, piel blanca como la leche, una chaquetilla tejana tapando su delgaducho cuerpo. Por su parte el chico era un enorme armario empotrado musculoso, de pelo rubio y que llevaba una camiseta apretada, podría ser enorme pero tenía pocas luces y tenía buen corazón. Sarah al ver a Melinda y a Luck sonrió, ellos le saludaron y vieron como una mujer se acercó a ella, era Tommy pero solo podían ver una milf.

-¿Esa tía quién es? As visto que tamaño de culo tiene, menudas…..-Dijo Melinda.

Luck miro a su amiga:

-Pues está muy buena…

Sarah cogió de la mano a Tommy y le miro a los ojos, La mujer que se había convertido el jovencito sonrió y se quedó extrañada por esa muestra de cariño:

-¿Pero?

Sarah le miro a los ojos:

-Desde que se fue mi padre de casa mi madre se quedó en su mundo y no me hacía ni caso, tu eres lo más cercano a ella, tienes su edad pero tienes el culo más grande y las tetas también….

Tommy suspiro:

-Tendré que acostumbrarme a que siempre me hables de esa manera, no Sarah?

Sarah asintió con la cabeza:

-Pero eres la mama que siempre quise tener, eres mi mejor amigo quien puede pedir más, Tommy?

Tommy negó con la cabeza:

-Sí, si cariño soy tu mama…..

Marcus el enorme encargado de la tienda miro a la mujer y sonrió, estaba con una cliente que venía cada día Sarah, pero aquella mujer de verdad con ese cuerpo tan voluptuoso jamás la había visto en el pueblo:

-Hola señora que quiere?

Sarah cogió con fuerza la mano de Tommy y sonrió mirando al encargado:

-Ella es mi madre Betty, él es Marcus mama…

A Sarah le daba ser demasiado mayor para estar con su madre, pero siempre había deseado tener una con ella, alguien que podría llamar mama, aunque fuera un amigo que se había transformado en mujer.


3 de Marzo de 2019 a las 17:32 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Cap 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión