Courage Seguir historia

beatblack17 Rebeca Piña V.

Estando un día frente a frente con la valentía, vi que lloraba como una joven novia que había sido abandonada en el altar. Sus vestidos blanquecinos estaban estropeadamente sucios, su cabello estaba escabroso y enmarañado. Su piel manchada con lodo no lograba resplandecer con intensidad como la última vez que logramos vernos. Ella me dedicó una débil sonrisa mientras me miraba con intensidad. ¡Pero cuan hermosa es ésa mirada! Ni con todo el dolor del mundo desaparece ese brillo tan flamante de sus pupilas. Me enfurecí tanto con el responsable que ésa misma noche no pude dormir, así que, le escribí un poema. Y cuando volvimos a vernos en la mañana siguiente, le pedí que tomara asiento entre las hojas y se lo recité mientras los primeros rayos del sol salían de su esconder. Courage, significa valentía en francés. Se utiliza éste término con este idioma para definir el lugar en donde se lleva a cabo el relato... en un bosque fantástico de Francia.


Cuento Todo público.

#357 #332 #341 #343 #217
Cuento corto
0
2850 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Como una novia es ella

— ¡Valentía! Pero ¡¿Qué te han hecho?! —grité horrorizado postrándome a su lado.


Ella colocó una sonrisa mientras me miraba. ¡Pero cuan hermosa es ésa mirada! Ni con todo el dolor del mundo desaparece ese brillo tan flamante de sus pupilas.

Me enojé tanto que ésa noche no pude dormir, así que, le escribí un poema. Y cuando volvimos a vernos en la mañana siguiente, le pedí que tomara asiento y se lo recité mientras los primeros rayos del sol salían de su esconder.


Valentía ¡Pero qué incomprendida!

Se tiene vista por los simplones como el arte de dominar,

De poseer, de herir y dañar.


Valentía ¡¿Cuán incomprendida te han hecho parecer?!

Si supieran los simples lo dulces que son tus acciones,

Y lo limpias que son tus decisiones,


Ellos se sorprenderían al saber de quién estamos hablando,

Pero los simples no te leen, ni te escuchan.

Ni siquiera preguntan cómo te has estado sintiendo últimamente.

Porque sus mentes maquinan mal, ¡sólo piensan en dominar!


Si ellos supieran, valentía…

Si ellos supieran lo que tú eres, ellos no serían unos simples y necios hombres vivientes.



Entonces ella se levantó con la frente en alto mientras me miraba intensamente con sus ojos claros y casi cristalizados, entonces caminó hacia unos arbustos y me dijo de espaldas a mí.



—Ahora, toma asiento y escúchame.



Al escuchar lo duro que había espetado sus órdenes, me alarmé, pero aun así, tomé asiento mientras ella caminaba de un lado a otro mirando al cielo y luego a mis ojos.

Me puse nervioso y entonces ella sonrió de manera tranquilizadora.




—Cuando fui creada, se me ordenó habitar entre los hombres...


Yo veía lo creativo que sois, y me encantaba vivir en medio de ustedes.

Pero siempre temí lo peor, erais seres muy ingeniosos y audaces…

Un día mientras enseñaba con todo mí ser, fui emboscada.


¡Me corrompieron, me golpearon! y aun así

Insistieron al Creador de su inocencia.




—¿A qué te refieres con esas palabras? —me levanté del suelo mirándola perplejo.

Ella levantó su rostro y cerró los ojos.



No sólo con dominio y poder corrupto se pierde a la valentía, amado.

Incluso con la ingenuidad puedes disiparme.


Con la inmadurez puedo escaparme.

Con la cobardía puedes espantarme, o mejor dicho…

Huir de mí.



Ella volteó su rostro para mirarme, mientras los rayos del sol parecían adornar sus vestidos, no me había percatado en qué momento pero, ya sus vestidos no estaban sucios, y sus cabellos no estaban despeinados y su piel, brillaba tanto como la de un ángel. De pronto, miré mi cuerpo y me sorprendí al descubrir un traje en él.


Pero alguien me hirió mucho ayer,

Me dejaron plantada y sólo pude llorar por el daño que había causado.

Hay un hombre, amado…


Él abandonó su familia, huyó de su mujer y de sus hijos cuando más lo necesitaban,

Él no estuvo allí, y en vez de evitar a un conflicto.


Sólo consiguió prolongarlo, ahora sus pequeños lloran en los pechos de su madre

Mientras que ésta se pregunta ¿Por qué? Y solloza en silencio cuando sus pequeñitos duermen.



—Valentía…— y callé.



Ella cerró sus ojos dolorosamente cuando pronunció las últimas palabras que logré escuchar.

—Amado, no podrás volver a tenerme.


4 de Febrero de 2019 a las 03:53 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Rebeca Piña V. Les contaría una breve historia pero... hay mucho que contar sobre mí, y además mi viejo amigo Oscar Wilde solía decir que: "Definirse es limitarse"

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~