Lapis, en el vacío Seguir historia

u15492450501549245050 Ramón Chanqueo

¿Qué le sucedió a Lapis Lazuli tras despedirse de Steven en la Torre del oceáno? ¿Cómo llegó al Planeta Madre con tanta rapidez? ¿Cómo logró enviar el mensaje previo a la llegada de Jaspe y Peridot a la Tierra? Estas y otras preguntas esperan responderse en este fanfic. Los personajes de Steven Universe son de sus creadores, Rebecca Sugar y Cartoon Network, así como sus derechos.


Fanfiction Caricaturas No para niños menores de 13.

#Lapislazuli #StevenUniverse #su
0
3.6mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Partida

— Adiós, hermana— escuchó decir a Steven antes de que emprendiera el vuelo. Lapis Lazuli no quiso mirar atrás mientras se alejaba de la atmósfera de aquel planeta oscuro y miserable que le había tenido atrapada tantos siglos. Pronto se halló sola, en la oscuridad más profunda, sólo superada por su encierro dentro del espejo.


            Entonces lloró, y gritó. No le importaba que no pudiese escuchar su voz ni su llanto en el vacío, que sus lágrimas se escapasen para desaparecer entre la nada que le rodeaba. Gritó y sollozó hasta que se sintió cansada. Por un momento, tuvo la idea de querer regresar a la Tierra, para darles a las Gemas de Cristal una última lección. El acto de Steven le impidió tomar esa determinación.


            Aunque estaba contenta por haber recuperado sus alas, decidió dejar de ocuparlas por un tiempo. El impulso que había conseguido fue suficiente para que la inercia le dejase descansar, y aunque no necesitaba hacerlo, simuló el mismo acto que vio a Steven realizar algunas noches. Acurrucada sobre sí misma, Lapis imitó dormir. Y lo consiguió.


 


            Era una vieja teoría, tan antigua como la consolidación del poder de las Diamantes en el Planeta Madre, y por su antigüedad, pocas gemas la conocían. Lapis no la creía, pero siempre había tenido la sospecha de que fuese verdad, al menos en su caso. La teoría explica que las gemas ligadas de alguna forma al agua poseían poderes relacionados a la visión del futuro, a la clarividencia o a las premoniciones. Por supuesto, esto era fidedigno en las Zafiro, pero también había historias de otras Lazuli y Aguamarinas que podían contener alguna forma de este don.


            Mientras simulaba dormir, Lapis se encontró de nuevo en el fondo del mar. Muchos seres vivos, fascinantes y cautivadores le rodeaban, la observaban, se acercaban con sigilo para luego escapar al primer movimiento. Una mantarraya fue un paso más allá, y se dejó acariciar por la gema. Con el tiempo, el animal adquirió habla.


— Lapis, ¿verdad? Eres muy diferente a mí.


— Es extraño— respondió ella—, siempre estuve acostumbrada a ver cientos, miles de seres muy semejantes a mí. Verte a ti es… inesperado. ¿Por qué sigues aquí?


— Te contaré más adelante. Por ahora, ¿no has mirado más allá?


            Lapis levantó la vista, y el fondo del océano le pareció también algo fascinante. A diferencia del Planeta Madre y de uno que otro mundo que conoció antes de la guerra, éste era tan caótico, tan desorganizado. La estricta rectitud de los espacios de los mundos gema chocaba de pronto con la superficie del mar, llena de vida y de accidentes. Si su hogar era el resultado de un planificador meticuloso, éste eran las sobras de una pataleta creativa.


— Creo que alguien te necesita, Lapis­­— dijo entonces la mantarraya. A lo lejos, una sombra emergió desde el fondo.


— ¿Quién es?


— Mírala bien.


            Era una figura más bien pequeña. Sostenía en su mano lo que parecía ser una varita, y, como extensiones de su cuerpo, parecía tener unas alas. Casi al final pudo reconocer su rostro, y con ello despertó sobresaltada.


— ¡Aguamarina! — exclamó, mientras reaparecían sus alas y cambiaba su curso, desviándose del viaje directo que le llevaría al Planeta Madre. Ya regresaría a su hogar pronto.

4 de Febrero de 2019 a las 03:35 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Una promesa (I)

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión