Canciones de amor en días lluviosos Seguir historia

alexis Alex Hernandez

Solo un intento de expresarme en una forma diferente, en el ya conocido lenguaje del amor. Como principiante de estos escritos quizás recuerden eso que sienten por ese alguien. Son todos mis sentimientos resumidos en breves frases.


Poesía Romance Todo público. © Copyright Todos los derechos reservados

#soledad #sentimientos #recuerdos #lágrimas #felicidad #amor
2
3520 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

1ra parte: Carta a un amor no correspondido

El otro día, la venita de mi alma, se languideció con apenas tu susurro,

Me hirió cada molécula, me desgarró la superficie de mi ser de metal,

No tuvo contemplaciones, no hubo delirios de mis sueños perturbados,

Confinas sensaciones, tan repletas en el plácido juego del lado oscuro,

Tan repletas en las maldiciones enredadas entre tú y mi vida austera,

Y de sus cosas bellas, alguien ha sufrido de la pasión desbordada de un soñador,

Y así cuando uno le ha suplicado tanto a Dios, que la súplica fui yo,

Y quien aprende no aprende, y quien de sufrir es la constante del olvido,

Y si esa sonrisa ya frente a mí, juzga su andar por los parajes de la Luna,

Y aunque mi error por ti, en tan claro estanque, retrocede ante mis ojos,

Y no concibe en más que repetirse en las fuerzas de la añoranza del deseo,

En las ciudades quemadas, que sucumben por las peñas de la desdicha,

En las palabras arpías de los que llueven por este mundo un tanto indiferentes,

Frívolos sabios en el hurgar del dolor de mis lágrimas incandescentes,

Esas que van yaciendo en la vereda espinosa de lo no correspondido,

Y que nos demuestra sobre eso que transciende de la carne, y se vuelve arte,

Pues esta bendición de amar tan intensamente, es un inesperado y vanidoso regalo,

Que no posee precio en las palabras, y que jamás brotan, y a su vez a estas regresan,

De mi flameante corazón, como los dulces versos de mi niña para su abuela,

Un gozo de infinita paz, que a instantes me duele, pero a otras te quiere y llora,

Pero que en su vaga destrucción, un espíritu límpido se esconde y fortifica,

Y en esos exactos segundos, que aquello que amas, desvía cruelmente su mirada,

La eterna felicidad te conmueve, como ese fragmento de todos los malos momentos,

En que los susurros del destino intentan confirmar este gran amor no correspondido.


10 de Enero de 2019 a las 18:39 3 Reporte Insertar 3
Leer el siguiente capítulo 2da parte: Carta a los versos de mi niña

Comenta algo

Publica!
EL Elena Ledo
Simplemente desgarrador.
24 de Enero de 2019 a las 13:35

~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas