Reincidente Seguir historia

tatiana-lopera1546905855 Tatiana Lopera

Un misterio persigue a una chica que transita por una carretera


Cuento No para niños menores de 13.

#343
Cuento corto
0
3412 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Reincidente

¡Ése hombre fue mi asesino! Susurré en medio de la niebla, la historia no podía repetirse, tenía miedo y estaba sola en el auto de mi esposo varado en la carretera, me miraba fijamente y se acercaba con cautela, en sus ojos se reflejaba la maldad que un día acabo con mi vida. De repente a mi alrededor ya no había nadie, misteriosamente el auto volvió a arrancar. Debía ir a mi casa, era el único lugar donde me encontraría a salvo.

Ricardo se encontraba podando el césped de nuestro jardín, entramos a la casa y hablamos de mi percance en la carretera, era extraño ya que el automóvil tenía tan solo una semana desde que lo compramos, -Debe ser alguna imperfección de fábrica- Dijo él. Al dirigirme a la cocina para preparar la cena, pude observar unas huellas de lodo que recorrían la sala, pasaban a la cocina y subían por las escaleras hasta la habitación, recordé que mi esposo había estado en sus labores de jardinería y seguramente no limpio sus zapatos. El clima de la casa se tornó a un frio que penetraba hasta los huesos, quería a mi esposo cerca: …Ricardo….Ricardo….Ricardo ¿Dónde estás? ¿Limpiaste tus zapatos al entrar a la casa? Sabía que algo estaba pasando, Ricardo ya no respondía, seguramente salió por un momento.

Deseaba preparar algo rico para cuando llegara mi esposo, la nevera estaba casi vacía, al abrir el congelador, la cabeza de mi esposo cayó dos metros al suelo y rodó hasta mitad de la cocina, no entendía que estaba pasando. Una mano fría me tomo violentamente por la espalda e inmediatamente lo recordé todo: Era una tarde el año 2001 recientemente habíamos comprado el automóvil, Ricardo me envió al supermercado más cercano a comprar los víveres de la semana, cuando me encontraba en la carretera el automóvil comenzó a fallar hasta detenerse, un señor que caminaba por el lugar ofreció ayudarme, el automóvil arranco y me pidió que lo llevara unas cuadras más atrás, el supermercado era en otro lugar, pero por la ayuda ofrecida no pude negarme, en medio del camino saco un cuchillo y me hizo dirigirme a mi casa, al llegar mi esposo se encontraba arreglando el jardín y tenía sus zapatos empantanados, inmediatamente observo que me bajaba del auto con un señor desconocido y que ese señor me tenía un cuchillo por la espalda. Entramos, violentamente me derrumbó al suelo, desde ahí no recuerdo mas, fui violada y apuñalada por aquel señor, mi esposo descuartizado, luego su cabeza fue introducida al congelador. Nunca atraparon a ese psicópata, horas después se suicidó, estábamos destinados a repetir la historia una y otra vez por toda la eternidad.

8 de Enero de 2019 a las 00:13 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas