Tribulaciones de un Genio Seguir historia

P
Priscilla Acevedo


La escuela secundaria Santa Clara es aterrorizada por un espíritu. Nadie le prestaba atención al asunto hasta que el fantasma cobra la vida de un alumno. Iván Ruiz es un estudiante de último año de Santa Clara. Dispuesto a resolver el acertijo del fantasma, descubre la historia de Alina Monreal, la fantasma que aterroriza a Santa Clara. Ella era una chica genio que se suicidó en la escuela. Con saltos al presente y pasado, y convencido de salvar a su escuela, Iván ahondará en la historia de Alina para conocer más de ella, dejar a su espíritu descansar en paz y permitir que la escuela Santa Clara viva en armonía.


Paranormal Lúcido No para niños menores de 13.
0
432 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Manuel Alva

La sangre derramada, la sombría oscuridad del espacio, luces policiales centelleando. Vaivenes de estudiantes recorrían sin parar el patio de la escuela secundaria Santa Clara, en el misterioso pueblo de Bujías.

Los policías fotografiaban cada místico espacio del patio, recopilaban testimonios de estudiantes, profesores y trabajadores de la escuela. La noche anterior, mientras el equipo de fútbol celebraba la obtención de la tercera copa regional obtenida consecutivamente, Leonardo Manuel Alva Mendoza, el capitán del susodicho equipo, había sido arrojado desde la última gradería por, lo que parecía ser, un fantasma.

Los rumores del fantasma no eran recientes. Ya se rumoreaba desde hace ya muchos años, que la secundaria Santa Clara estaba embrujada. Lastimosamente, nadie, alumno ni directivo, profesor ni trabajador, había prestado especial importancia al asunto.

Manuel había muerto casi al instante. Muchos lloraron su muerte. Pero quien lloró más fue, sin duda, Iván Ruiz Montoya, el mejor amigo de Manuel. Iván derramó lágrimas sinceras por su fallecido amigo.

Los compañeros de Iván le rogaban detenerse, pero él desobedecía. El director de la escuela Santa Clara, decidió hablar con él, y lo llamó a su oficina. Iván entró, y consultó:

- ¿Desea hablar conmigo, profesor?

- Sí Iván. Siéntate. Necesitamos hablar de la muerte…de Manuel. Lo siento. Sé que él y tú eran muy buenos amigos. Quiero que sepas que te respaldo en todo ahora- dijo el director.

- Muchas gracias profesor. Pero no solo discúlpese conmigo. Manuel tenía muchos otros amigos, una novia, y padres que lo querían mucho.

- Ya me disculparé después con su enamorada. He llamado a sus padres y les he ofrecido mis más sinceras disculpas. Ellos, creo que demandarán a la escuela. Yo ofrecí pagarles toda la reparación que ellos quieran. Aunque creo que aquello es imposible cuando los padres aman a su hijo, y no volverán a estar con él jamás.

- No los juzgo. Ya me imagino cómo estarán. Y Nicole, debe estar devastada. Ella amaba a Manuel y Manuel la amaba a ella.

- ¿Nicole era la novia del joven Alva?

- Sí. Ellos tenían muchos planes a futuro. Debe sentirse terrible.

- Iván, quiero pedirte un favor. Habla con Nicole, y ayúdala a superar esto. Por favor.

- ¿Quiere que yo la consuele?

- Sí. No sé quién de los dos estará más triste ahora pero, entre ustedes, pueden ayudarse mutuamente a superar esto.

- Claro. Lo que no entiendo, y quiero que me lo explique, es cómo…murió…Manuel.

- ¿Lo del fantasma? Tengo que admitir que lo creí imposible cuando lo escuché. Aunque, conociendo más la historia, pude aceptarlo. Eso no lo sé. Un experto en seres paranormales debería de saberlo. Yo no sé de esas cosas.

- Por lo que yo sé, los fantasmas suelen atacar cuando se burlan de ellos o los fastidian. Sobre todo cuando tienen un pasado trágico o triste. Como un alma en pena o una persona que se suicidó dentro de la escuela.

El director abrió mucho los ojos y miró a Iván con pura sorpresa.

-¿Hay, algo que yo debería saber y qué usted no me está diciendo, profesor?

- Creo que debimos ponerle más atención al asunto del fantasma. Verás, dicen que, hace algo de veinte años o por ahí, una chica se suicidó dentro del gimnasio de la escuela.

- Una chica. ¿Quién?

- No sé su identidad. Solo sé que, al parecer, ella sufría de bullying. Y se suicidó el día de su fiesta de promoción.

- Oh. Entiendo. Ella es quien supuestamente, “mató” a Manuel.

Iván hizo comillas con los dedos.

- Así parece. Ella fue. No creí que fuera cierto. Es que yo soy escéptico con los espíritus. Pero ello, costó la muerte de un estudiante. Debo detenerla antes que cause más daño al Santa Clara.

- Quiero ayudarlo.

Iván se puso de pie.

- Mire profesor. Usted sabe que yo no soy experto en lo paranormal ni nada de eso, pero quiero vengar a mi amigo. Por favor, déjeme detenerla.

- Está bien. Tienes hasta el final de estas vacaciones de verano para deshacerte del fantasma. Pero si no lo logras, te cambias de colegio.

- Oh- suspiró Iván.

- Ve a la oficina de compaginación. Allí te darán un registro de todas las clases de la escuela del año que la chica se suicidó. Mucha suerte, Ruiz. Vuelve en un mes y cuéntame de tu avance.

- Gracias, quizás, profesor.

Iván salió de la oficina del colegio.

- ¿En qué lío te metiste ahora Iván Ruiz?- musitó para sí mismo.

1 de Mayo de 2019 a las 21:14 0 Reporte Insertar 0
Continuará… Nuevo capítulo Cada 10 días.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~