Mortem Vitae Seguir historia

justdaedalus Nazareth Rodriguez

Ella no recuerda quién es. Ella no recuerda de dónde vino. Ella no sabe nada. No ve nada. No puede moverse. No habla. Sin embargo, lo siente todo. Mortem Vitae, una experiencia penetrante. #MicroInfarto Había que intentarlo.


Horror Todo público. © Todos los derechos reservados.

#horror #cuento #microinfarto #psicoterror
Cuento corto
18
5612 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo único.

Mortem Vitae. 


¿Dónde estoy?

¿Quién soy?



No podía ver nada, me encontraba cegada, un escalofrío tal cual látigo empezó a recorrer mis vertebras en su totalidad y mi espalda se arqueó. Mi piel no era mi piel, la sentía ajena, irreal; un chirrido metálico me estremeció desde los dedos de los pies hasta las hebras de mi cabello.


Quería hacer algo, sin embargo, mi cuerpo no colaboraba, no obedecía mis demandas, intenté hablar para clamar ayuda, pedir auxilio, pero solo se escuchó un sonido ahogado, entumecido…


No podía hablar.


Una presión nació en mi garganta, partiendo de mis cuerdas vocales, expandiéndose lentamente, llegando a la boca de mi estómago, hormigueando y escociendo en ese lugar, ocasionándome nauseas, mientras progresivamente obstaculizaba mi respiración, era como un veneno que se iba esparciendo en mi anatomía, despojándome de todas mis funciones y procesos biológicos.


Mi respiración antes acelerada se empezaba a acompasar, mientras más pasaba el tiempo más me costaba respirar.


No podía ver nada, pero lo sentía todo.


Ese hormigueo que me mantenía cautiva pasó de ser casi imperceptible a empezar a recorrerme como una corriente eléctrica, entumeció todas mis extremidades, se apoderó de mí por completo. Un terremoto se desató en mi anatomía de manera garrafal y empecé a temblar.


Un grito ahogado se escabulló de mis labios, intermitente, la electricidad que me embargaba no solo hacía que mi cuerpo se moviera involuntariamente, sino que también me ahogaba, llenándome de unas ganas de vomitar irremediables; podía sentir como cada célula de mi sistema se degradaba, se consumaba.


Un dolor me azotó el vientre bajo, como un relámpago llegando a su destino, impactando directamente con mi útero, cada uno de mis órganos en ese preciso momento detuvo su funcionamiento, hasta que dejé de sentir.


La electricidad que me abrumaba detenía su flujo y todo empezó a sentirse parte de mí, de nuevo.


Me dispuse a hablar alegre por la mejoría que había logrado cuando un golpe aterrizó en mi mejilla, no podía ver si estaba sangrando; paulatinamente en mi abdomen sentí que hacían tajos largos y leves, que me quemaban hasta el último centímetro, un escozor se expandió en toda esa zona.


Mi cuerpo estaba agotado cuando lo sentí moverse, no por órdenes mías, fue tan brusco el movimiento que mi cabeza rebotó chocando con una fuerte plataforma metálica, en ese momento pude ver.


— Coral... —susurró aquél hombre de gélidos ojos grises— Coral Rosselie Bermudez, ese es tu nombre.


Los recuerdos empezaron a abrumar mi mente y grandes gotas saladas empezaron a recorrer mis mejillas, mientras miraba a aquel hombre con desdén.

— ¿Dónde coño está mi familia? —escupí, intentando zafarme de aquél cautiverio.


— Lo cierto es —canturreó jocoso sonriendo, mientras tomaba una jeringa, un temblor me recorrió por completo, llegó ante mí, sacó su lengua para recorrer la aguja y luego lamerse los labios—, que si quieres volver a ver a tu familia, debes morir.


Un grito desgarrador apaciguo el momento, uno que provenía de mí.

Mi último aliento de vida se quedó allí, en ese lugar, despojándome inmediatamente de toda vitalidad.

20 de Noviembre de 2018 a las 07:36 5 Reporte Insertar 8
Fin

Conoce al autor

Nazareth Rodriguez ✿ Dæde or Gassie, whatever u want.✿ Soy Daedalus Gasser, poseo 21 diluvios, y amo la poesía, es mi forma de desahogarme ante cualquier suceso que desee eclipsar mi estabilidad. Pues sí, si no se han dado cuenta soy muy positivista; eso de las buenas energías, los entornos adecuados y demás... Va totalmente conmigo. Mi lema de vida es; ❝La costumbre es la guillotina del ser humano. ❞

Comenta algo

Publica!
Vic Del Castillo Vic Del Castillo
Este relato me parece muy intenso, me ha gustado bastante, y su estilo también. El cierre me ha parecido muy bueno.
25 de Enero de 2019 a las 17:47
ES Eduardo Saeta
Me gusto mucho el estilo que usaste para estructurar la historia. Muy bueno!!! Felicitaciones!!!
16 de Diciembre de 2018 a las 09:48
Cristopher Mayorga Cristopher Mayorga
Me gusto realmente
28 de Noviembre de 2018 a las 19:37
Fausto Contero Fausto Contero
Me ha gusto mucho tu estilo de escritura, y esa manera de describir aquel experimento a lo Frankenstein es fenomenal. Un relato que destaca, muy bueno
26 de Noviembre de 2018 a las 16:19

  • Nazareth Rodriguez Nazareth Rodriguez
    Que especialmente tú digas eso, es un honor. 4 de Diciembre de 2018 a las 00:18
~