Su amor prohibido Seguir historia

gaby_rodrz Gabriel Rodriguez

La historia sobre el amor prohibido entre una princesa y un baloncelista.


Romance Romance adulto joven No para niños menores de 13. © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDA SU REPRODUCCION

#drama #romance-drama #romance #pobre-y-rico #clases-sociales #amor #adolescentes #joven-adulto #amor-juvenil #amor-prohibido
Cuento corto
0
4420 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Amores de colegio


 


"Cinnamon" La princesa del reino de San Juan, capital del imperio de la Isla de Puerto Rico, se enamoró de Giovanni. Giovanni, era un jugador de baloncesto escolar, un chico que no formaba parte de ninguna familia real. Un "plebeyo".   A pesar de la diferencia enorme en clases sociales, ambos se querían mucho.  Se conocieron hace un año en el Colegio Nuestra Señora del Caño localizado en el condado de Santurce del reino de San Juan donde ambos eran estudiantes. Dicha institución escolar es una de las más costosas y exclusivas de todo el imperio de la isla de Puerto Rico. Giovanni logró asistir a ese prestigioso y costoso colegio gracias a una beca deportiva que la institución ofrecía cada 3 años. Tras una competencia feroz entre más de 1,000 solicitantes, él fue uno de los cinco privilegiados en obtener la ayuda económica. El era un excelente jugador de baloncesto que siempre triunfaba en  las Olimpiadas Escolares donde representaba al colegio.  En la más reciente edición de esos juegos, hace casi un año, fue que la princesa de San Juan y Giovanni se conocieron. ¡Amor a primera vista!

Un día normal aburrido de colegio, sentados en la cancha de baloncesto,  un estudiante los grabó a escondidas mientras se besaban apasionadamente. El estudiante envió el video a un grupo de WhatsApp creado por varios de sus compañeros de clases. La grabación se siguió regando hasta que el bochinche le llegó a la directora escolar. Enfurecida, la directora les ordenó a reportarse de inmediato a su oficina. La principal Rosa, una señora alta, obesa, de cabello largo negro, era una mujer extremadamente conservadora.  Para ella todo es pecado. (Menos el chisme.)   Enfurecida e irracional, no quiso ni escucharlos defenderse. Solo les dijo que vio el video y les advirtió que no permitiría esa clase de conducta pervertida e inmoral en su prestigiosa institución católica.


"Srta Cinnamon", Dijo la principal alzando la voz mientras se levantaba de su escritorio. "Usted como la princesa de la capital debió dar el ejemplo y no dejarse llevar por las tentaciones del diablo."


"Solo fue un beso, directora." – Intervino Giovanni. Inmediatamente la directora le ordenó a guardar silencio y no hablar al menos que se le pidiera.


"El castigo no será expulsión" – explicó la directora mientras firmaba unos papeles y se los entregaba a ambos estudiantes. "Cada uno tendrá que hacer 10 plegarias de penitencia en la capilla de la institución. Esto tendrán que hacerlo cada uno en asientos separados todos los días por dos semanas después de clases. También me comunicaré con sus padres para que se reúnan conmigo de hoy pa' hoy."

Los padres de ambos jóvenes desconocían de su relación y cuando se enteraron se formó el problema. Lo primero que hicieron los reyes al comenzar la reunión fue culpar a Giovanni por lo que pasó. Le "pegó" a ella las "malas costumbres" del "caserío" (Como se les dice a los residenciales públicos en Puerto Rico) la madre de Giovanni acusó a los padres de Cinnamon de ser "Clasistas"  Y los amenazó de "sacarlos" del trono en las próximas elecciones. Continuaron acusándose e insultándose a través de toda la reunión mientras Cinnamon y Giovanni mantenían la cabeza baja tratando de entender lo que pasaba. ¿Tanto show por un beso? Ilógico. Cansada de tanta gritadera, la directora les ordenó a sentarse, guardar silencio, y escucharla. Por el momento  Giovanni y Cinnamon no serán expulsados pero no podrán estar juntos ni en la hora del recreo. Ambas familias estuvieron de acuerdo con la "sentencia." También, los padres de la princesa le confiscaron el teléfono móvil.  A pesar de la prohibición, Cinnamon y Giovanni siguieron viéndose a escondidas. El problema es que en este colegio católico no hay secretos y estas frías paredes de concreto hablan. 3 semanas después de la "intensa" reunión escolar, un maestro los sorprendió besándose apasionadamente debajo de las escaleras. Caricias, besos, sonrisas, pasión era lo que había entre ellos.

"La princesa y el baloncelista están en las suyas otra vez. ¡Están teniendo sexo en las escaleras!"- Reportó el profesor Dewey ante la directora de la escuela.


"¡Esos malandrines no mancharan el buen nombre de esta institución! ¡Tráelos a mi oficina!" –ordenó la directora golpeando su escritorio con el puño derecho.


Llegaron a la oficina y pretendiendo seguir instrucciones, se sentaron en lados opuestos del pequeño despacho. La directora, harta de tantos dolores de cabeza, decidió suspenderlos por un mes. De inmediato se comunicó con los padres de ambos para pedirles otra reunión de emergencia. Una vez más, la asamblea privada se volvió un papelón estilo telenovela. Los reyes no creían que la princesa fuese capaz de hacer esa clase de espectáculos en público. Otra vez acusaron a Giovanni de contagiarla con sus "malas costumbres callejeras." Los padres de Giovanni alzaron la voz  y le dijeron que su hijo es un joven estudioso y enfocado en los deportes. No es un "maleante pervertido" como ellos quieren dar a entender. También le recordaron al rey que él tiene "esqueletos en el clóset" y en las próximas elecciones saldrán a la luz pública. La directora escolar, harta de escucharlos sacarse los "trapos sucios" al estilo de un debate electoral, les ordenó a callarse y sentarse. Procedió a firmar la orden de suspensión de ambos jóvenes por un mes y cuando regresen seguirán sentados en filas opuestas en el salón de clases. 

Los 30 días de suspensión pasaron en un abrir y cerrar de ojos. Los meses continuaron pasando estudiando juntos en el mismo salón, sentados en filas contrarias. La pareja que no pueden hablar, tocar, besar, ni mirar. ¿Cómo se sentiría? Piensa en esto que decía el escritor y periodista colombiano Gabriel García Márquez: "La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.". Era un infierno cual vivieron por varios meses. Un día, hartos de estar tan cerca y tan lejos, decidieron arriesgarse una vez y verse a escondidas. La diferencia es que ahora se verían una vez al día por diez minutos en la cancha de futbol localizada detrás del colegio.  En Puerto Rico casi nadie juega futbol así que el campo de futbol estaba vació casi toda la semana.  Así fueron felices aunque a medias. ¿Por qué a medias? Ellos no podían estar unidos en los días importantes: Acción de gracias, Navidad, Despedida de Año, etc.

En enero del nuevo año, por temor a que volviera a surgir otro "bochinche",  los reyes decidieron transferir a su hija a otro colegio. Fue transferida al Colegio San Pablo en el reino de Bayamón. Diferente reino, un colegio con menos prestigio, pero mantendría a su hija lejos de "las malas influencias."  Los reyes, ahora confiados que la distancia los mantendrá separados, le devolvieron el teléfono móvil a la princesa. Ella se comunicó con él y  se encontraron cerca de la casa de él.   La princesa, para no ser reconocida, salía sin maquillaje, vistiendo gafas, ropa casual y una peluca.  Todos los fin de semana salía con la excusa de que iba a estudiar en la casa de una compañera de clases. En ese juego de escondidas y fugas estuvieron tres meses. Durante el mes de marzo del nuevo año, la princesa tomó una decisión que cambiara su vida y su relación amorosa para siempre: le entregaría su virginidad a Giovanni. Una noche fría y de luna llena a orillas del rio Bayamón, ella se entregó cuerpo y alma.  Al pasar de los días, ella dio un cambio de pies a cabeza. Se sentía vulnerable, sensible, sentimental, lo celaba, lo golpeaba, le peleaba, le gritaba, y le exija saber cada cosa que hacia durante el día.   Pasaron los meses y en agosto, durante la primera semana de clases, discutieron una vez más y rompieron la relación. Se acabó la "película" perfecta que habían construido. A pesar de que se separaron ella aun lo amaba, lo buscaba y se entregaba a el durante cada oportunidad que tenían. Cinnamon no podía evitarlo, vivía enamorada de Giovanni.    Un día de septiembre, ella le pidió volver a comenzar, intentar hablar con ambas familias, dejar de vivir en su propio mundo e integrarse al mundo real. Pero él no quería, ya se había acostumbrado al peligro y emoción de verse a escondidas. A un lado quedaron las ganas de luchar por la relación. El corazón de Cinnamon fue hecho pedazos. A pesar de la desilusión, ella quería seguir a su lado mientras él no estuviese con otras mujeres.

Una noche del destino, La princesa se encontraba en Facebook y se enteró que su "amor" tenía pareja.  Cinnamon gritó, lloró, tomó la computadora y la lanzó contra el suelo.  Después de la rabieta, lo insultó por mensajes de texto, WhatsApp, le dedicaba sus estados de Facebook, y hacia videos en YouTube. Se reía sola, lloraba de repente, andaba en negación total. La Princesa de San Juan había perdido la cabeza y ahora era la portada de todas las revistas y blogs de chismes. El rey necesitaba una solución permanente y estaba considerando internar a su hija en un hospital mental. Los asesores le dijeron que eso les costaría el prestigio y las elecciones. La solución rápida y segura era "comprar" las publicaciones.  El chisme continuaba regándose por todo Puerto Rico y la curiosidad estaba matando a todos.  Incluso, un día el mejor amigo de Giovanni la llamó para saber qué carajo había pasado entre ellos. ¿Por qué los insultos y rebeldía repentina?

"¿Por qué no le preguntas a Giovanni?"


"El cabrón no me quiere decir."


"Voy a tu casa el jueves a las 2:00 de la tarde y te explicó todo lo que sucedió."


"¡Ven sola! ¡Hablemos!" – le dijo el chico a ella.


Ese jueves ella se fugó del colegio y llegó en menos de diez minutos a la casa del mejor amigo de Giovanni. El chico la invitó a entrar a su casa para hablar sobre lo sucedido, ver Netflix y darse varios tragos para "ahogar las penas". Entre abrazos, lágrimas, desahogos, y un poco de alcohol extra en el sistema, los dos se envolvieron y comenzaron a bailar reggaetón en el mismo medio de la sala. Ella nunca había "perreado" así que por primera vez en mucho tiempo se sintió "libre".  Entre baile y coqueteo se terminaron envolviendo.   Tres días después, una revista de farándula en Facebook llamada "Chisme Magazine", publicó un video de la princesa entrando a la casa del muchacho.  Aunque los reyes aun no se habían enterado, Giovanni si se enteró a través de las redes sociales sobre la visita. Los confrontó a ambos en una llamada de video conferencia a través de WhatsApp.  Ella, entre lágrimas, le explicó a su amado todo lo que pasó. Giovanni les advirtió que no quería volverlos a ver "ni en pintura." Ambos le daban asco. Ella le rogó que le diera otra oportunidad pero el colgó sin decir una palabra más.  Cinnamon estuvo toda la semana llamándolo por teléfono, escribiéndole por WhatsApp, Facebook Messenger, Twitter, Instagram y Snapchat. Al no conseguirlo, intentó  enviarle un mensaje a través del mejor amigo. Quizás a través de el se solucionan los problemas.  Lamentablemente, él tampoco quiere volver a saber de ella. La acusó de haber destruido la amistad entre ellos y le dijo que en caso que ella salga embarazada  que lo aborte.  Después de esta desilusión de amor, ella le perdió las ganas a la vida. No quería escuchar música, comer, estudiar, en fin nada. Ella siente que morirá sola y sin nadie que la ame.


"La soledad es mi destino" escribía Cinnamon en su blog de Tumblr. "No quiero saber nada más del amor ni del sexo."


19 de Noviembre de 2018 a las 20:15 0 Reporte Insertar 0
Continuará…

Conoce al autor

Gabriel Rodriguez Fotógrafo y escritor de 33 años de edad. Resido en Puerto Rico.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~