Mi roto San Valentín Seguir historia

themusicismyanswer Karina Vaquero

Lidiar con un corazón roto no es trabajo fácil, mucho menos si se rompió en San Valentín. Ariadne ha vivido con un corazón hecho pedazos durante cuatro años y en una fecha tan comercial y romántica se encarga de rememorar que no debe ser tan ingenua ante un hombre jamás. Pero no todo dolor es para siempre y no se puede vivir eternamente con un corazón roto. Y en el camino de otra celebración se cruza con otro corazón roto, Ashton. Los miedos y la desconfianza salen a la luz, pero es inevitable caer cuando ambos corazones buscan lo mismo: sanar.


Romance Chick-lit No para niños menores de 13.

#miedo #desamor #corazónroto
0
4.4k VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Prefacio

Mirando mi calendario descubro que se acerca aquella fecha que una vez me pareció sería diferente, pero no fue tan así.


San Valentín.


El maldito día de los enamorados. Sí, muy bonito si estás en pareja y muy deprimente si estás soltera. O en mi caso, muy ocupada.


Cada San Valentín organizo una fiesta a la que invito amigos y, en ocasiones, se cuelan algunos invitados, pero no importa, es algo que siempre suele suceder. Mis amigas traen a sus novios y aunque cada una esté con su pareja (cuando están en un noviazgo), yo me siento contenta porque también comparten un poco su tiempo conmigo. Así es, no soy del tipo amargada que odia a todas las parejas que celebran que están juntos en un día tan comercial como lo es el 14 de febrero. No, en cambio, preparo fiestas con tantas personas que parece que el salón de fiestas explotará. Puede que vea a parejas besándose o queriendo escabullirse al baño para más intimidad, pero eso sólo me hace sonreír porque sé que son felices y que durarán un poco más. O al menos no romperán en San Valentín.


 

—¡No puedes romper conmigo hoy! —exigí sujetando su chaqueta—. ¡Es San Valentín!


—San Valentín no es nada —dijo poniendo los ojos en blanco y soltándose de mi agarre.


—¡Claro que sí! —exclamé totalmente fuera de mí. No puedo creer que me haya hecho esto—. ¡Tú eres mi San Valentín! —grité desesperada y logrando que pare. Se volteó a verme y sus ojos verdes, que alguna vez me miraron con tanta adoración, me ven inexpresivos.


—Entonces a partir de ahora seré tu roto San Valentín —declaró con voz seria antes de marcharse.


 

Así es, terminó conmigo en San Valentín, luego de ser mi relación más larga y ser casi todas mis primeras veces. Pero, así como fue mi primer San Valentín, también fue mi primer roto San Valentín. Porque nadie rompió conmigo un 14 de febrero. Pero él sí, y mi San Valentín pasó a llamarse Mi roto San Valentín.

17 de Noviembre de 2018 a las 14:19 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo 1. Temática

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 25 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas