April Seguir historia

themusicismyanswer Karina Vaquero

Para April la diversión se encuentra en los bares de Nueva York; en el fondo de sus copas y en las caricias lujuriosas de algún desconocido, pero no acaba allí. Continúa en su lugar secreto para que comience el verdadero juego. Cuchillos, sangre, lágrimas y gritos. Allí está el clímax de su diversión, cuando celebra el fin de la matanza con su cómplice, William, pero parece no ser la única. Otra asesina se divierte a costa suya acosándola por los rincones sin revelar su identidad. Solo se sabe que quiere entrar a su juego también y que ha estado vigilándola por mucho tiempo. Parece conocer todo de ella y lo demuestra con inquietantes regalos. ¿Qué se puede esperar de una mente retorcida más que locura? Primer libro de la Bilogía "Femme Fatale"


Crimen Sólo para mayores de 18.

#sexo #homicidios #novelanegra
2
4.6mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

Me hallaba en la barra de uno de los bares más famosos de Nueva York. Había tomado un martini hasta el momento y estaba sola como de costumbre. Vestía una ligera camiseta blanca que decía Bad bitch, la cual encontraba inspiradora. Una chaqueta de cuero cubría mis hombros y brazos desnudos, mientras que mis piernas portaban unos shorts negros y unas provocativas medias de red que llegaban a medio muslo, para luego sujetarse con ligas.


Giro la copa entre mis manos y me detengo al sentir un aroma masculino que proviene de mi lado izquierdo. Contengo una sonrisa antes de ladear mi rostro.


«Guapo» pienso ante el primer vistazo.


Sonrío con coquetería y lo veo con atención. Alto, cabello castaño, ojos marrones, piel pálida. Lindo, se ve fuerte y parece tener menos de treinta.


«Perfecto».


—Hola preciosa —dice galante y mi sonrisa se amplía—. ¿Te puedo invitar un trago?


—Si viene de ti, por supuesto —respondo con segundas intenciones y asiente encantado.


Paga mi trago, que es un vaso de vodka y después se acerca a susurrarme obscenidades al oído. Juego con él y las respondo. Acaricio su pecho y deslizo mi mano hacia el sur, provocando que ría y se acerque a mi oído.


—¿Vamos a un sitio más privado? —propone lamiendo el lóbulo de mi oreja y yo asiento mordiendo mi labio.


—En mi departamento tengo juguetes —murmuro con provocación y él me toma de la cintura antes de empujarme fuera del bar.


Afuera está aparcada una preciosa Harley Dyna negra. Sube y lo hago tras él. Rodeo su cintura y le indico mi domicilio. Enciende la motocicleta y nos conduce a mi morada.


«La víctima va en camino».

15 de Noviembre de 2018 a las 01:47 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo 1. Arreglos

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 15 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión