Dama del agujero Seguir historia

zashy Zashy Tacajara

Una chica incrédula, es atrapada por su propia ingenuidad.


Horror Todo público.

#microinfarto
Cuento corto
1
4296 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Dama del agujero.

Hace unos siglos, el dueño de la hacienda de esclavos más grande de la región, ordenó, la excavación de un hueco a las orillas del río que la bañaba, con el objetivo de encontrar oro. Era tan profundo que cuando el Sol se ponía era imposible ver el fondo. En el proceso de la excavación perecieron varios esclavos, producto del sofoco y agotamiento. Una tarde la joven hija del amo, advirtió una luz que provenía de la obra. Deslumbraba los ojos de la bella dama, que por instinto salió a su encuentro. Nadie advirtió la salida de la joven de la mansión, y tampoco nadie la volvió a ver.

Durante años la buscaron, pero jamás dieron con su rastro. Unos meses después de morir el amo, su esposa ordenó el cierre de este espeluznante agujero en la tierra, pero para la sorpresa de todos, este parecía no querer cerrarse. La señora les dio la libertad a sus esclavos y se quitó la vida varias semanas después. La hacienda fue cerrada y olvidada en el tiempo. Décadas después, contaban los vecinos, que de noche andaban los fantasmas de los esclavos muertos por la hacienda, custodiando el espíritu de la hermosa joven que estaba obligado a permanecer en el agujero, en venganza por el sufrimiento en la construcción de semejante hueco.

Clara era muy incrédula, y se rio de su tía Aga cuando oyó, como lo llamó, esa sarta de estupideces. Estaba decidida a comprar las tierras, para empezar un negocio de ganadería.

Todo iba bien, hasta que comenzaron a perderse, las ovinas de su rebaño. -Deben ser algún, animal- Se decía a sí misma, pero el descuento era diario. Construyó varias trampas, y esperó atrapar al asesino. Una noche sintió la alarma de una de ellas y salió apurada a confirmar su teoría, pero al llegar no vio nada. Advertía solamente entre las penumbras varias sombras. Estas se movían alrededor de una luz blanca que aparecía conformando el cuerpo y rostro de una mujer. Era la dama del agujero, tan bella rodeada de los esclavos que la custodiaban, Clara se congeló del miedo y corrió, luego tropezó con una raíz y cayó, la luz siguió avanzando hasta estar muy cerca de la pálida muchacha.

-Ven linda chica, que un beso de amor te daré- cantaba la dama rodeada del haz de luz. Una y otra vez se repetía esa melodía en la cabeza de Clara, que encontró consuelo al abrir los ojos y ver que todo había sido un sueño, o eso ella creyó. Despertó en su cuarto, estaba muy oscuro todo, al salir se encontró con la parte de su rebaño faltante. Algo estaba mal, donde estaban el resto de las cosas. Corrió a su habitación a su espejo para comprobar que en el reflejo estaba su casa de día, todo común y no era ella la anfitriona sino la dama que ahora llevaba su vida y la había confinado a vivir en eso horrible agujero de soledad.

 

20 de Noviembre de 2018 a las 19:46 2 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

Zashy Tacajara Ingeniera apasionada por las buenas historias.

Comenta algo

Publica!
Fausto Contero Fausto Contero
Muy buen cuento de fantasmas
26 de Noviembre de 2018 a las 16:30

~