Cuento corto
1
4584 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Poema a la muerte

Ya es el día, ya es la hora,
el sol sale y la luna aflora.

Allá en las sombras, en la oscuridad total
está una mujer muy peculiar.

Si la ves, debes correr
a menos que quieras perecer.
no es un disfraz,
no es una broma,
ella es la muerte
y tu alma toma.

No le temas,
no le llores,
no abandones tus fervores,
vive la vida sin ningún temor,
vive la vida con amor,
ella llega de improviso,
no te dará ningún aviso,
vive la vida sin mirar atrás,
vive la vida sin más.
Hecha de huesos ella está
y en tus sueños la encontraras
en la noche anda vagando
en silencio caminando
busca almas que robar
y que otro vagabundo atemorizar.

Tengan cuidado
borrachos empedernidos,
fumadores compulsivos,
drogadictos sin remedio,
sigan jodiendo su salud
que cuando tu cuerpo no pueda más,
ella de ti se ocupara.

Piensa y medita
no cometas tonterías,
la vida es un carrusel,
de amores y alegrías,
de dolores y agonías.

Que te suicidaras…
No actúes sin pensar,
no debes tu vida apagar,
no te vengues de tu antiguo amor,
que a tus amigos llenaras de dolor,
puede que quede en su conciencia,
tu mensaje de negligencia.
Pero te pegunto
¿Valió la pena? ¿Valió la pena las lágrimas que tu madre derramó?
Esas noches enteras que no durmió,
todas esas miradas que ella sopesó,
todos esos comentarios que ella escuchó.

Piensa y medita antes de actuar,
porque después no hay marcha atrás.

5 de Noviembre de 2018 a las 01:34 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~