No me enamores Seguir historia

M
Momento Circunloquio


Ésta no es una historia de amor dónde todo sale bien y la chica encuentra el amor que siempre estaba buscando. Ésta no es una historia feliz de dos enamorados. Ésta es la historia de cómo conocí al hombre que cambió mi vida por completo. Si queréis una historia donde todo acaba bien y los personajes son felices, aún estáis a tiempo de leer otro libro pero si decidís quedaros a conocer mi historia preparaos para conocer a mis locos y raros compañeros de piso y al hombre que me robó la cabeza y el corazón. Ésta es mi historia.


Romance Suspenso romántico Todo público.

#losers #amigos #romance #amor #suspense #love
5
4723 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Empieza el peligro

A veces me pregunto cómo sería mi vida si no le hubiera conocido aquella noche. ¿Hubiera sido más feliz sin conocerle?, ¿hubiera vivido una vida  diferente?, ¿hubiera escogido otra vida?, ¿otra vocación?... Está claro que mi vida hubiera sido totalmente más fácil y quizás no hubiera llorado tanto ni me habría pasado noches en vela pensando en él y en nuestra loca y perturbara relación....pero también hay que decir que hubiera sido mil veces más aburrida si no me hubiera topado con él, de esto estoy segura. 


Hace dos años que acabé la universidad, me gradué en Publicidad y Relaciones públicas en la universidad más importante de Madrid y aquí estoy, trabajando de ayudante de camarera en un bar de mala muerte con un jefe que cada dos por tres me quiere tocar el culo. No me gusta mi trabajo, ni me gusta mi vida en general.

Mis padres viven en México desde hace cinco años, y yo estoy sola en Madrid compartiendo piso con Toni, un hombre bisexual que le gusta vestirse de mujer: Ana, una mujer que sufrió maltrato por parte de su marido y lo mató (no os preocupéis: esta no es una historia de  terror, Ana fue a la cárcel mucho tiempo y salió, es una persona estable y no va a matar a nadie en el transcurso de la historia); y Marco, mi mejor amigo desde primaria. 

Por la calle destacamos demasiado cuando vamos los cuatro juntos porque cada uno tiene un estilo propio y la verdad es que somos muy raritos por dentro y por fuera. 

A Marco le encanta dibujar personajes extraños con dientes y vestimenta extrañamente siniestra; en casa tiene su escritorio lleno de dibujos inacabados, miles de lapiceros de todas las medidas y fotos de personajes reales de videojuegos. Marco es un friki de los cómics y de los videojuegos y le encanta pasarse todos los sábados dibujando personajes nuevos con los que fantasear. Todos los sábados excepto ése sábado. El sábado que lo conocí a él. 


Ana estaba tumbada en el sofá del salón de casa con un vestido negro ajustado , con un moño perfectamente recogido y con unos tacones de aguja que a mi ya me provocaban vértigo. A parte de su vestimenta me sorprendió que estuviera releyendo su libro preferido otra vez vestida de esa manera.

- ¿Me puedes explicar qué haces en el sofá de casa con ropa de fiesta? Que digo de fiesta, de boda.

- Leyendo- Ana se apartó las gafas de leer y alzó la vista para mirarme sorprendida por la pregunta. 

- Y¿ por qué lees otra vez ese libro con esas pintas? ¿Acaso esperas visita o te vas a algún sitio?

- Me haces muchas preguntas niña. Sabes que me encanta este libro y me visto de esta manera porque tengo una cita con un hombre guapo, gracioso y sorprendentemente rico.


Ana desde que salió de la cárcel se dedica a tener citas con hombres "sorprendentemente" ricos; y digo sorprendentemente porque de sorpresa nada. Ana busca hombres ricos, es una caza fortunas. Así la llamo yo. 

Me acuerdo que cuando vino a casa con una maleta de Bimba y Lola y una vestimenta parecida a la de alguna famosa anticuada pensé en cerrarle la puerta y gritarle desde el otro lado que se fuera, que no se admitían locas; pero me pareció que estaba tan loca como nosotros y que encajaría perfectamente en nuestro dulce hogar; y así fue. 


Después de discutir con Ana sobre los sentimientos humanos de los hombres ricos y de su absurda fijación en leer y releer ese mismo libro desde que estaba en el centro de mujeres, me marché a mi cuarto para preparar la ropa de esa noche. Era el cumpleaños de Marco y quería ir a bailar. Me pareció extraño que Marco quisiera salir a bailar cuando siempre decía que bailar en las discotecas era simplemente un ritual de apareamiento donde hombres y mujeres buscaban presa y la cazaban. Me encanta lo friki que es y a pesar de la contradicción que suponía ir al centro de Madrid a una discoteca por el cumpleaños de Marco, fuimos. 













2 de Noviembre de 2018 a las 22:26 2 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo El día que lo conocí Parte 1

Comenta algo

Publica!
Fran Laviada Fran Laviada
Me gusta. Está muy bien escrito. Un saludo.
5 de Noviembre de 2018 a las 05:18

~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas