Mi maldita piedra en el zapato. Seguir historia

F
Francia Martínez


Hace dos años en terapia, quien era mi psicólogo me pidió que te escribiera una carta. Llegue el lunes siguiente con las manos vacías, porque en verdad, no sabia muy bien que podría escribir. A principios de año, tuve que volver a terapia, esta vez con una psicóloga, ella simplemente dijo: No esperes de ella, cosas que nunca obtendrás, Al llegar a casa, no te escribí una carta. Te escribí un poema, en lo único que puedo considerarme ''buena''. Lo publique en Tumblr, porque es el único lugar donde puedo confiar mis pecados sin ser denunciada Hoy, lo publico en Wattpad, por si un día decides leerme Por si un día decido olvidar de donde viene tanto dolor...


Poesía No para niños menores de 13.

#corto #poemasbreve
Cuento corto
0
4.8mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

1.

Mamá, ¿por que lloras?,

por favor, no lo hagas.


Mamá, ¿por que te pegas?,

por favor, para.


Mamá, ¿por que gritas?,

¿por que dices que me odias?,

¿por que dices que mejor estarías si estuviera muerta?,

Es que a caso ¿no me amas?,

¿nunca me amaste?

¿nunca nos amaste?.


Mamá, por favor, escúchame,

tú abandono, es una herida abierta que no para de sangrar aunque pasen los años.


El que me hayas dejado, nos hayas dejado. Es algo con lo que cargare por siempre, pesa tanto sobre mi espalda como una mochila llena de piedras.


Pero mamá, te dije que no llores, que no te pegues, que no grites.


Ya no tengo cinco años, ya no puedes hacerme daño. Ya no puedes hacerme más daño.


Ni con tus golpes ni gritos menos tus insultos.


Te he perdonado un millón de veces.


y te vuelvo a perdonar si es necesario.


El problema, ahora soy yo.

Es el rencor, el enojo, la rabia, la culpa, el miedo.

El que ahora yo soy quien llora, quien se pega y quien grita.

El problema soy yo, siendo igual que tú y no quiero ser como tú mamá.

Eso me causa dolor.


Los hijos siempre quieren ser como sus madres pero tú no eres un ejemplo a seguir y lo sabes.


Me empastillo para dormir, como tu me enseñaste.


Cortándome para sentir... para sentir algo,

y a pesar de todo esto,

te amo porque siempre serás mi mamá y mi maldita piedra en el zapato.  

11 de Octubre de 2018 a las 21:27 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas