La primera experiencia Seguir historia

adria_santel_escritora Adria Santel

La primera experiencia fantasmal puede ser terrorífica para una adolescente, pero ¿qué sucede si es sólo la primera de muchas?


Romance Paranormal Todo público.

#romance #horror #terror #miedo #historias #adolescencia #sexo #noche #fantasma
Cuento corto
0
4653 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La primera experiencia

Aquella noche que cambió mi vida

Mi vida siempre había sido tranquila, sin grandes sobresaltos, tal vez la existencia típica de una adolescente de 15 años que transcurría entre alegrías, cariños familiares, viajes, libros, colegio y amigos. Pero una noche todo eso cambió o por lo menos tuve conciencia real de que era una joven diferente.

Al igual que cada noche antes de dormir me disponía a rezar para dar gracias por mi día, familia y nuestra vida para luego pedirle a Dios que nos cuidara y protegiera. Estaba acostada en mi cama, en mi dormitorio desde hace años, y con la luz apagada, cuando de repente sentí una corriente fría sobre mi cara, la cual estaba semi cubierta por la ropa de cama. Fue extraña esa ráfaga de aire fría porque las ventanas estaban cerradas al igual que la puerta. Al tocarme la cara y descubrirla, vi frente a la puerta la primera imagen fantasmal que puedo recordar.

Era la figura de un hombre en extremo delgado, con la altura de la puerta, vestido con ropa negra y ajustada, lucía como si hubiese estado carbonizado, no pude distinguir sus facciones, ni precisar su edad, pero pude percatarme que no tenía cabello. Todo en él parecía quemado. Al verlo, mi cuerpo se paralizó, no pude emitir sonido alguno. No sentí miedo, sólo sentí angustia, tenía la sensación de que lo conocía y que aquel hombre, definitivamente era un fantasma, no me haría daño, más bien transmitía tristeza.

Él comenzó a avanzar hacia mi cama y yo sin poder moverme, solo abría cada vez más los ojos y sentía que mi corazón palpitaba como si corriera una maratón. El extraño se sentó a mi lado y comenzó a acomodarse en el interior de mi cama, la cual era pequeña, pero pudo recostarse bajo las sábanas junto a mí. En ese momento, mi corazón me dolía de tanto palpitar y creí que iba a sufrir un ataque cardiaco. Pensaba en que la mañana siguiente mi madre me iba a encontrar muerta y nunca mis padres sabrían la razón del deceso.

No podía moverme, sólo sentía mi corazón, movía los ojos y en mi mente rezaba el Padre Nuestro. En mi interior sabía que conocía, tal vez de otra vida, a ese hombre, que él no me haría daño, pero igualmente al tenerlo a mi lado acostado mi temor se había elevado a mil. Él seguía allí y yo desesperada por no poder moverme o gritar para que mis papás entraran en mi habitación. Al cabo de unos segundos, el hombre comenzó a acariciar mi espalda y caderas suavemente, en ese instante tuve un temor que nunca había sentido, pensé que iba a abusar de mí. Yo jamás había sido tocada por ningún chico y mucho menos había estado en esas circunstancias en donde un ser paranormal intenta abusarte. Pude sentir sus partes masculinas frotándose contra mis glúteos y el terror a esa altura hizo que me moviera y mi mente me mandaba a que no fuera violenta mi reacción porque no sabía cómo ese ser podía reaccionar. Al fin pude mover mi brazo izquierdo, porque estaba tumbada hacia la derecha y logré apartarlo de mi lado y dije con suave y convincente voz “No, ahora no, quédate tranquilito, durmamos mejor”. Al terminar de decir esa frase escuché un largo y profundo suspiro y su presencia desapareció, al sentir que él se había ido yo me desmayé.

Al despertar me sentí extrañada, como si eso hubiese sido una pesadilla, pero yo sabía que había sido real. Lo que siempre me intrigará es porque ese hombre se sentía como alguien conocido, tal vez un viejo amor de otra época que venía a estar conmigo y que irradiaba tristeza por alguna razón. Nunca lo sabré, pero lo que no pude imaginar en ese tiempo es que esa seria la primera de muchas apariciones más en mi vida. 

11 de Octubre de 2018 a las 20:55 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Adria Santel Ingeniera de profesión. La literatura es mi pasión, por lo que vibro y por lo que necesito compartir mis historias con el mundo. Desarrollo el suspenso y misterio, además de historias románticas y cuentos infantiles con los cuales he ganado concursos literarios. Nacida en Patagonia chilena, tengo influencia europea, magallánica y nativa. Espero ver mis historias algún día en Netflix.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~