CASTILLO DE CRISTAL (CAPITULO 2) Seguir historia

dariusulk Tanikaze Nagate

Básicamente este no es una nueva historia, mas bien he empezado a publicar los demás capítulos de esta forma, para poder evitar la restricción que poseerá el capitulo en la otra parte, (léanlo les va a gustar), entonces disfrútenlo y continúen siguiéndome, no se arrepentirán.


Suspenso/Misterio Todo público.
0
4659 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 2: Misión Voleck

Desperté casi de un salto de la cama, corrí al baño, me lave los dientes, me di un baño, termine y me arregle, luego bebí mi taza de café diaria, pero ahora tenía que tomar unas vitaminas recetadas por el doctor; las tome y salí de mi departamento para dirigirme al trabajo, recuerdo que ese dia era martes y que mientras caminaba con la mirada abajo perdido en mis pensamientos recordé que debía hacer un reporte de todos los cadáveres que había revisado la semana pasada. Cuando de repente en mi mente surgió la palabra ¡ESPERA!, lo que sucedía es que había percibido un delicioso aroma que me atraía, así que alce la mirada súbitamente, entonces la vi… era ella, venía caminando en dirección opuesta a mí, traía puesto unos jeans negros con una camisa blanca, los cuales estaban cubiertos del frente por un delantal de un tono azul marino, su cabello lo traía sujeto hacia un lado y por un momento pude apreciar su hermosa sonrisa angelical tan destellante como blancas perlas que podía apreciarse desde lejos; en ese momento pensé que la florería tal vez aún no había abierto, recuperándome de la impresión al verla, pude ver que llevaba flores y frutas frescas en bolsas; en mi mente sentía la necesidad de hablarle y pedirle que si me dejaba llevar una de las bolsas que parecían ser pesadas, pero ¡CÓMO!, ¡¿CÓMO?!, si yo no era el tipo de hombre que habla con alguien más sin conocerle o al menos sin ser presentado, ella estaba ya a unos cuantos pasos de distancia, cuando desarrolle la idea de pasar a su lado y no decirle nada hasta que pensara en la forma de hablarle correctamente, pero nunca pensé que en ese mismo momento una de las bolsas que llevaba cediera ante el peso de su contenido y se rompiera justo frente a mí, rápidamente me detuve y comencé a ayudarla a recoger los objetos que traía dentro de la bolsa, así que mientras recogíamos las frutas, decidí preguntarle su nombre; a lo que contesto con una bella voz angelical que su nombre era Marina; me encanto tanto su nombre a tal grado del que no sabía que llegaría a obsesionarme con él.

En cuanto terminamos de levantar todas sus cosas que se habían caído y esparcido, amablemente me agradeció por mi ayuda y sin más reanudo su camino que al poco de alejarse se perdió entre la multitud; así que decidí continuar caminando, al cabo de unos minutos empecé a imaginarme su rostro, su forma de caminar y de actuar. Solo podía pensar en ella todo el camino hasta que llegue al trabajo, al entrar al edificio entre en modo trabajo, pues debía concentrarme en lo prioritario, ya que había llegado un caso aterrador de homicidio, pues a un hombre le habían cercenado ambos brazos y piernas, además de que su miembro había sido cortado e introducido por su boca hasta llegar a la garganta. Era horrible, pero debía examinarlo detenidamente para llegar a una conclusión que les pudiera ser de utilidad a los miembros del equipo a cargo de la investigación; después de analizarlo un tiempo grabe mis conclusiones para entregarlas como reporte, las cuales fueron las siguientes:

Sus brazos y piernas fueron cortados agresivamente con un arma filosa más grande que un cuchillo de cualquier tipo, a mi parecer probablemente fuera un machete por el tamaño del daño y que el hueso opusiera poca resistencia; luego al retirar su miembro que obstruía y no permitía una visión clara del interior de su boca, era notable que no tenía lengua, al examinar de cerca la herida que se encontraba en la lengua se debería de considerar que fue arrancada por pedazos con alguna especie de pinza, ya que en lo que quedo de ella en la parte del fondo aún se podían ver las marcas de las impresiones de los bordes del objeto; luego pase a examinar su miembro que estaba en su boca, así como la zona pélvica donde antes se encontraba, entonces pude determinar que fue cortado limpiamente con alguna especie de navaja o cuchillo de eso no estaba del todo seguro; algo que no mencione antes es que al extraer su miembro reproductor de su garganta, un poco más adentro se encontraba una flor de centro color dorado y sus pétalos eran de un tono morado, después de investigar un poco descubrí que se trataba de una orquídea que solo crece en la isla de Madagascar, la característica más destacable de esta especie de flor es que son conocidas por su increíble olor fétido, ante este descubrimiento concluyo que probablemente sea el sello personal del asesino, pero esto solo se aplicaría si se vuelven a presentar casos como este; para finalizar mi reporte quiero aclarar que su examen de toxicología dio negativo, por lo que estaba en sus cuatro sentidos cuando sufrió el tormento, y puedo decir que tanto las heridas de los brazos así como las de las piernas y la lengua fueron hechas Ante-Morten, este hombre debió de sufrir mucho antes de morir desangrado, aunque en el caso del miembro cortado este fue removido después de que el hombre murió, en base a esto puedo decir que el asesino sea un hombre que no tiene la capacidad suficiente o no tiene confianza en Él y en su miembro y tal vez haga esto nuevamente para des estresarse e igualmente se podría aplicar de cierta forma para una mujer que haya conocido a la víctima y haya querido venganza por alguna aventura con alguna amante o viceversa. En todo caso espero mis conclusiones ayuden a resolver rápidamente este caso, Fin de la grabación.

Luego de terminar de examinarlo y entregar mi reporte a los miembros del equipo a cargo del caso, decidí investigar datos acerca del cadáver por mera curiosidad, cosas como: Nombre, Familia, Domicilio y lo más importante la zona y sus alrededores del lugar donde fue encontrado. Estaba muy estresado, pues era una investigación un tanto inusual debido a la forma en la que fue asesinada la víctima y el extraño sello del asesino. Pero bueno cuando ya era hora de partir devuelta a mi casa, sentí las ganas de ver a Marina, pero no podía llegar de repente así como así y decirle que sentía ganas de verla; eso no era muy apropiado de mi parte, así que mejor opte por invitarla a salir, ¿Pero cómo lo haría si ella es demasiado para mí?

De repente en mi mente surgió el pensamiento, ¡Esperen un segundo!, mis sentimientos no pueden ser expuestos de esta manera, ¡Tengo que sacármela de la mente, ya que no quiero perder más personas importantes para mí!; ¡¿dije importantes?! ¡¿Yo?! ¡¿Marina es una persona importante para mí?! ¡No puede ser!, tengo la impresión de que no voy a poder sacarla de mi mente por más que lo vaya a intentar.

Mientras estaba guardando mis cosas para pasar a retirarme a mí casa, Yohana mi asistente se acercó a mí para despedirse, además de que sacando de su bolso un pequeño obsequio, me lo entrego, así que yo le pregunte, ¿Qué es lo que contiene?, me respondió, Ábrelo y podrás ver su contenido; aunque ni tiempo tuve de abrirlo, ya que en cuanto ella termino de responderme, desde dentro de la pequeña caja, rompiendo la parte superior emergió un pequeño gatito color blanco con manchas negras.

Le pregunte, ¿Por qué me estás dando una mascota? Respondió, que ese dia era mi cumpleaños; sorprendiéndome ente esa respuesta, debido a que lo había olvidado por completo; ella me dijo que si íbamos a tomar un café o comer pastel a una cafetería cercana para celebrar mi día, a lo que yo le conteste con un Sí, después de todo no quería pasarlo solo.

Llegamos a la cafetería y pedí un Late con un trozo de pastel sabor chocolate con nuez, Yohana ordeno lo mismo, conversamos un poco y después había llegado la hora de despedirse. Cuando ya había tomado camino, pase por la calle de la florería donde trabajaba Marina, y efectivamente ahí estaba ella, ye estaba haciendo los últimos preparativos para cerrar por completo e irse también, vi en mi reloj y apenas eran cuarto para las siete; tal vez no era buen momento para invitarla a salir, ella se veía cansada y yo desgraciadamente también lo estaba, pensé un poco como invitarla a salir y decidí que iría presentable y con algo entre manos para que aceptara, ¿Pero?, eso no sería demasiado común, bueno nunca había invitado a nadie a cenar o incluso cuando iba a la secundaria jamás invite a una chica a tomar un helado por temor al rechazo, en fin, seguí mi camino con un adorable gato en mi mano, que parecía no agradarle mucho, ya que me mordía o rasguñaba ocasionalmente, pero el dolor era débil.

Cuando llegue a casa deje mis cosas del trabajo en la recamara, y puse a mi nuevo inquilino en mi sofá, luego entre a mi cuarto para recostarme en la cama pensando en lo que me estaba pasando, tal vez estaba exagerando un poco pero me preocupaba la idea de echarlo todo a perder; mientras empezaba a hundirme en mis pensamientos el pequeño gatito empezó a maullar, entonces recordé que en el refrigerador quedaba un poco de leche y entre mis provisiones de la semana tenía un atún enlatado; así que le serví en una pequeña copa para beber “sake” la leche que había encontrado junto con el atún a un lado, luego de servirle su comida lo observe mientras él estaba degustando su alimento, estando en ello decidí aplicarle un nombre para que no solo fuera mi inquilino, sino también mi nuevo compañero; ¿Pero qué nombre sería perfecto para un gato blanco?, ya después de un tiempo de estar pensándolo se me ocurrió otorgarle el nombre de Mishio, pues era pegadizo y amplio para él; después de que él termino de comer trate de acariciarlo, pero en cuanto lo hice me rasguño levemente el dedo y se fue a esconder debajo de las cortinas que le había puesto a las ventanas, pensé: pues bueno, apenas acabamos de conocernos, no todo puede estar bien entre los dos cuando apenas nos acabamos de conocer. Así que pase a pensar en asuntos más serios; ella, esa chica me hacía alucinar, tanto que sentía que podría ir a la “Luna” y regresar casi descalzo a la tierra, pues ella era mi musa a la hora de ser creativo en mis fantasías e igualmente en las conversaciones, al verme se notaba una gran alegría en mi rostro, y esto se debía a la magia que había lanzado sobre mí; Cuando tenía días de descanso por decirlo así, siempre pasaba a la florería a comprar “Flores” y lograba hacerle platica de tal vez no más de dos minutos; mas cuando estaba con ella deseaba tomarla de las manos y confesarle lo mucho en que pensaba en ella, y de que se había vuelto mi necesidad. Definitivamente tenía que invitarla a salir, ¿Pero cómo?, tuve esa duda bastante tiempo en mi mente hasta que por fin surgió la idea: ¡Ya se!, un obsequio, eso definitivamente sería lo mejor.

A la mañana siguiente me levante de la cama con mucha alegría y toda la actitud, así que me arregle completamente de pies a cabeza, y compre un detalle muy peculiar, el cual era un broche dorado con gemas “Esmeralda” para que combinase con sus bellos ojos de un tono carmesí; observe por varios días que ella le ponía más atención a las margaritas que a cualquier otro tipo de flor, entonces concluí que eran sus favoritas, por lo que me dirigí a la florería donde trabajaba ella, ya lo tenía todo estratégicamente calculado, pensaba que era obvio, no se iba a poder negar cuando la invitara a salir. Cuando logre llegar a la florería, estaba Yohana enfrente del mostrador cobrando a otros clientes, me sorprendió el verla allí, pensé que tal vez trabajaba de medio tiempo en ese lugar; cuando entre, me saludo e igualmente correspondí a su saludo, me pregunto: ¿Vienes a comprar flores o a investigar?, se rio un poco y de igual forma yo también lo hice; pregunte por Marina, a lo que me contesto que su hermana tenia algunos asuntos pendientes por atender y que por ende no iba a poder llegar a trabajar; por consecuente ella iba a estar a cargo de la florería por toda esa semana e incluso más tarde me iba a pedir permiso para faltar al trabajo; le dije que no se preocupara por nada, que todo estaría bien y que arreglaría su reporte de asistencia para que pareciera que fue a trabajar toda la semana para que así no le descontaran su sueldo. Ella cortésmente me agradeció y entonces salí de la florería un poco decepcionado por la noticia de que Marina no se iba a encontrar allí por un tiempo, pero que se le podía a hacer.

Al día siguiente, fui a trabajar, llegaron cinco cuerpos más, presentaban las mismas características que los de la primera víctima en la investigación abierta entorno al cadáver del hombre que le había mutilado sus extremidades; el caso de la serie de asesinatos fue nombrado: “La flor de la muerte”. Desde ese momento entendí que este asesino disfrutaba el asesinar a hombres jóvenes de no más de veinte años, basándose en eso, tal vez se trataba de un psicópata o solo era por venganza, de este modo solo mataría a las personas que lo hayan insultado o le debían algún favor de alguna manera; digo esto porque en cierta forma respecto a las investigaciones podía notarse que los demás cuerpos mantenían relaciones de trabajo con la primera víctima encontrada; tal parecía que este iba a ser un caso algo grande, reporte todo lo que necesitaban saber al “Departamento de Investigaciones del Estado”, en base a mis observaciones, análisis y notas, comprendieron de que el tema que yo estaba abordando se trataba de un asesino en serie clasificado de “Rango B”, pero porque el signo de la flor, solo había una chica que me podría ayudar a comprender más acerca de ese tipo de flor y coincidentemente ella se encontraba de viaje, realmente la extrañaba. Llegue a casa, tome un baño, le di de comer a Mishio, para luego entrar a mi habitación y nuevamente me quede observando al techo recostado en mi cama sin nada en la cabeza por el momento y eras extraño, comúnmente me la pasaba pensando en Marina, a veces en temas el trabajo o incluso en lo que tenía programado para ese día, pero en ese momento nada de eso pasaba por mi cabeza; decidí levantarme de la cama para ir a la cocina para prepararme una pequeña botana nocturna.

Salí a la terraza afuera de mi habitación, cuando ahí al lado se encontraba “Julieta”, una vecina que vivía al lado, ella estaba regando el arbusto de rosas que poseía, en eso, me atreví a saludarla y me respondió el saludo con un gentil “¡Hola!, ¿Cómo estás?, tiempo sin verte”; ¡Pero que me ocurría!, dije en mi mente, tenía casi dos meses que no habría esa ventana para salir a tomar un poco de aire fresco afuera de mi alcoba; le conteste: Tiene razón, y que era común pensar eso, ya que había estado muy ocupado con el trabajo y entre otras cosas que habían surgido de repente.

En un pequeño lapso de no más de quince minutos, hubo alguien en el que podía descargar la información que tenia de más que rondaba por mi cabeza, ella escucho atentamente cada palabra que dije, tal vez era mi imaginación, pero creo que le gustaba a Julieta; pues verán, siempre he tenido toque para cosas como esas, ya que por accidente me doy cuenta.


-INICIA LA RETROSPECTIVA-


Cuando iba en la secundaria, se encontraba una chica de cabello castaño y largo, sus ojos tenían un leve tono azul cielo; en mi salón todos comentaban que ya se acercaba “San Valentín”; aunque como yo era un chico de pocos amigos, no era común que yo tuviera algún interés o sentimientos por alguien en especial para obsequiarle algo a esa persona; así que simplemente deje que ese día llegara como si nada; para ese día en nuestros pupitres habían buzones hechos por cada uno de los alumnos de mi salón, ya que en ellos se esperaba que fueran depositadas las cartas elaboradas igualmente por nosotros, sinceramente yo no le veía el atractivo a celebrar ese tipo de festividad, en ese entonces supuse entre mí que nadie me regalaría nada en aquel dia. Para cuando tocaron el timbre que marcaba el inicio del periodo para salir a comer o a comprar cosas para poder disfrutarlas de merienda en el patio, salí afuera del salón, busque la sombra de un joven “Olmo” para poder destapar mi caja de almuerzo y disponerme a disfrutar de la comida que me habían puesto para ese dia, casualmente levante la mirada y pude observar que ella me observaba a lo lejos en el segundo piso, con una mirada perdida y algo contenta, para cuando se dio cuenta que yo me había dado cuenta que me observaban, sutilmente aparto la mirada y se dispuso a ver por la ventana en otra dirección, después de esa inusual casualidad quise despistar mi mente en otra cosa, por esos momentos ni siquiera llegue a pensar que le gustaba, debido a que no destacaba en nada y simplemente no me convencían ese tipo de cosas; luego pensé que tal vez simplemente quería hacer amistad y eso fue lo que deje contemplado en mi mente; En el momento que sonó el timbre que señalaba que el receso había llegado a su fin, para cuando regrese al salón y me dirigía en dirección a mi asiento, observe que mi buzón estaba exageradamente lleno de cartas, tantas que hasta había algunas tiradas que probablemente se había caído por lo lleno que estaba esa cosa, todas esas cartas estaban escritas por las niñas de mi salón e incluso pude identificar varias pertenecientes a las niñas de otros salones, también habían regalos, golosinas y chocolates; mis demás compañeros varones lucían realmente enojados por la envidia, celos y varias emociones negativas más, ya que ellos apenas y recibieron algunas cosas por compromiso de amistad e incluso algunos no recibieron nada, mientras que yo tuve que pedir una bolsa negra extra grande para poder lograr con mucho esfuerzo el transportar la enorme cantidad de cosas que me habían obsequiado aquella mañana de escuela.

Cuando llegue a mi casa, abrí una de las cajas de chocolates y comencé a comerlos mientras abría y leía cada una de las cartas que me habían dado; entre ellas hubo una que llamo por completo mi atención, había sido escrita por aquella compañera del salón, expresaba y transmitía lo que ella realmente sentía por mí; además de que ese toque de seriedad se veía increíble en mí, me parecía algo ridículo que alguien pensara algo así de mí, ya que no era serio por mi gusto, no quería esta situación, así que lo más obvio fue rechazarla amablemente.


-FIN DE LA RETROSPECTIVA-


Cuando estaba en la terraza con Julieta era algo parecido, pero en este caso yo estaba enamorado de otra chica cuyo parecer no tenía ni la más remota idea que yo existía o bueno si sabía, pero no dejaba que mi corazón entrara en su puerta, en cambio Julieta era soltera, rentaba un departamento junto al mío, le gustaban las flores y era administradora de empresas en una empresa muy reconocida en la industria financiera; era igual que yo, pero la verdad no era mi tipo, tenia deseos de saber de la chica de mis sueños y no saber mucho de la chica que vive junto a mí y por la que no puedo sentir nada, porque solo es mi vecina a la cual le agrado bastante; soné como un adolescente en apuros, pero realmente la cabeza no está realmente en su lugar cuando se trata de sentimientos, por lo que a veces no se puede pensar claramente.

Me despedí cortésmente de Julieta, entre a mi habitación, cerré la ventana, me estire un poco y me recosté nuevamente en la cama, entre tanto pensamiento se produjo un sueño repentino y me quede dormido. A la mañana siguiente me dirigí al trabajo nuevamente, pase por donde siempre, compre un café capuchino y una dona con glaseado de chocolate, para cuando doble la esquina de la cuadra, choque contra Marina y le cayó el café helado encima, por lo que me asuste y con un pañuelo que traía conmigo le ayude a quitarse el capuchino de la cara y fue cuando me di cuenta de que no había atardecer que se le comparara al tono carmesí de sus ojos, era perfecta, aunque se veían poco enojada; rápidamente me disculpe insistentemente, luego ella solo cerrando levemente sus ojos me sonrió y me saludo con un apretón de manos, sentí como si no hubiera sido una semana la que se había ido de viaje sino una eternidad, sentí también la hermosa calidez de sus manos, era cómo un hermosos sentimiento, así como estrella fugaz y como si tuviera un nudo en la garganta, la invite a salir, se quedó sorprendida, cerrando los agache la mirada y ante mi pregunta me contesto con un “Sí”, abrí los ojos y levante nuevamente la mirada, al hacerlo me encontré con la sonrisa más inesperada de mi vida, y lamentablemente me debía despedir, ya que llegaría tarde al trabajo si me quedaba más tiempo, asintió con la cabeza y se fue tras mis espaldas, aquel dia a comienzos del invierno, en aquella gran ciudad, logro dar comienzo a algo realmente fantástico y empezó a provocar que algo estuviera cambiando dentro de mí y no sé qué pudiera ser.


…Pregunta de Julieta

¿Habrá notado que no comió lo que había preparado?

Datos de Julieta:

© Nombre: Julieta Mizul.

© Oficio: Administradora de empresas.

© Edad: 21 años.

© Afición o Hobby: Escuchar a Voleck.

8 de Octubre de 2018 a las 19:16 2 Reporte Insertar 0
Continuará… Nuevo capítulo Cada 30 días.

Conoce al autor

Tanikaze Nagate No soy un OTAKU de siempre, pero si para siempre.

Comenta algo

Publica!
Tanikaze Nagate Tanikaze Nagate
Recuerden que esta es la historia de mi amiga, así que recuerden que los comentarios agregados son de ella y todo lo incluido es de ella, solo yo me encargo de corregir los errores y utilizar conectores para darle mejor sentido a la historia; así que bueno, que lo disfruten.
8 de Octubre de 2018 a las 14:35
Tanikaze Nagate Tanikaze Nagate
Disculpen la demora pero por asuntos escolares tuve que subir el capítulo hasta ahora ...esperó y les agrade .Trae nuevos personajes e comovedoras historias que aran ver el siguiente capítulo. Recuerden que este relato lleva varias historias que enriquecen a la principal así que sigan leyendo y les aseguró que valdrá la pena.
8 de Octubre de 2018 a las 14:30
~