El final Seguir historia

yip Yip Principal

Mientras el carro se alejaba, yo me lanzaba al abismo...


Cuento Sólo para mayores de 18.

#cuento #amor #sexo #pasion #relato-erotico
Cuento corto
0
4.7k VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El final

Quedaron en que se encontrarían a la salida del Metro, sin embargo Mario fue a buscarla en los torniquetes, Li se sorprendió al encontrarlo allí, una vez mas, su gesto le encantó.

Tomaron el Metrobus. En el camino Mario le recordaba estar pendiente de la ruta para que se la aprendiera. Por momentos Li se preguntaba que rayos hacía allí, pero ya era tarde para cambiar de opinión. Caminaron hacia el edificio, para descansar se sentaron en una placita, allí le comentó que ese mismo día se había lanzado al abismo un señor de un edificio cercano, Mario señaló el edificio.

Llegaron a casa, destaparon la lata de cerveza y se echaron los cuentos del día, fumaron, se rieron, se miraron, se escucharon y al terminar las cervezas se fueron a la cama. Era primera vez que estaban solos. Ella se olvidó el bolso con su ropa, Mario le presto su camisa para dormir, el se vistió con short y camisa y se acostaron porque al día siguiente tenían cada uno por su lado su jornada laboral.

- Puedo abrazarte, preguntó Mario

- Si, claro. 

- Entonces me decías que habías salido con todas las chicas, jajajaja

- Claro que no, con otra y ahora contigo.

Mario tenía su mentón apoyado en el hombro derecho de Li mientras hablaban, ella estaba boca arriba, cuando iba a responder, giraba su cabeza a la derecha, quedaban cara a cara y Mario comenzó a robarle besos.

Los besos se intensificaron, Mario comenzó a tocar a Li, Li abrió las piernas un poco, Mario sacaba y metía su dedo lentamente, Li comenzó a jadear. Empujaba su erección contra su pierna, mientras la masturbaba, no aguantó más y se subió encima de ella, Li abrió un poco más las piernas, el acomodó su erección en sus partes y se comenzó a mover.

-  Besas rico

-¿Tienes preservativo?

-¿Ya quieres que te penetre?

- Si

Se coloco el preservativo y la penetró. Salia y entraba dentro de Li suavecito, se movía un poco lento y a ratos mas rápido. Había momentos en que salía de ella y solo introducía la puntica y se movía. Li se sentía bien, era como si él buscaba de complacerla primero a ella.

- Tengo tiempo sin estar con alguien

- Lo se

- Estoy que me voy

- Hazlo

- Nooo, es demasiado pronto

- Lo haces rico, ya yo acabé

A los 5 minutos Mario se fue. Besó a Li en la boca y se durmieron.

No había pasado una hora cuando Mario empezó a buscarla de nuevo. Le beso la espalda y comenzó a tocarla, Li ya estaba lista, estaba muy mojada, se volteó hacia el y se besaron. Mario subió a Li encima suyo, le besaba los senos mientras ella se movía, agarro su miembro y de un tirón la penetro, Li soltó un gemido, su polla era grande, ya dentro, ella siguió con sus movimientos. Mario gemía, le chupaba los pezones, le apretaba el culo, la miraba con la poca luz que reflejaba la luna a través de la ventana, le estaba gustando y ella lo sabía.

- Quiero en 4, le pidió Li

- ¿Quieres en 4?

- Si

Ella se colocó en posición, él la penetró, con fuerza, ella comenzó a moverse al ritmo de Mario. Le apretaba las nalgas, le tomaba los senos, la embestía como un demonio, Li, solo gemía. Cambiaron de posición, ella se acostó boca arriba, el subió una de sus piernas y la penetró intensamente, hasta que Mario se fue.

Ella quiso fumar, bromearon con lo del condón. Mario le decía que había sentido algo de frío en el acto, ella le respondía que quizás el condón era de menta y se reían.

- ¿Por qué lo hicimos sin condón?

- No lo se

- Vámonos a dormir. Dijo Li devolviéndole el cigarro a Mario.

Se acostaron, el la abrazo y quedaron dormidos. 

Al día siguiente, Mario la despertó, le dio los buenos días y se pusieron hablar por un rato.

- Me voy a bañar

- Te daré mi toalla, no te burles

- ¡Es de muñequitos!

- Si pues, no te burles. Ven, estas son mis cosas en el baño, usa lo que quieras

Li se metió a la ducha. Mario preguntaba desde la puerta 

- ¿Cómo quieres la arepa, frita o asada?

- Como quieras

- ¿Grande o pequeña?

- Mediana

-¿Con o sin mantequilla?

- Con mantequilla

Termino, salió de la ducha, se cambió y al llegar a la sala se encontró con la mesa puesta y el desayuno esperando. Mientras desayunaba, le comentaba que ruta tomaría para llegar a la oficina. Él se opuso rotundamente y decidió que la enviaría en taxi.

Li termino de comer y cuando ya estuvo lista,  Mario llamó a la linea de taxis. En 10 minutos bajaron, ya el señor del taxi estaba en la puerta esperando. Lo saludó, abrió la puerta y le pidió a Li que le avisara cuando llegara al trabajo, cerró la puerta y le dijo al taxista que la llevara.

El taxi avanzó, Li miraba a través de la ventana, recordaba la primera vez que salió con Mario, éste al llegar al Metrobus le decía que no se quería ir, subió al Metrobus y antes de que se pusiera en marcha se bajó y la besó. Li, volvió a tierra, dejó de pensar. El carro poco a poco se fue alejando, mientras ella sentía que así como el vecino, su cuerpo se había lanzado al vacío desde lo más  alto de un edificio.

23 de Septiembre de 2018 a las 14:35 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~