Misa Seguir historia

stanger23 Martín B.

Victoria acude a su misa dominguera favorita. Lo que no sabe es que esta misa sera muy especial y diferente a las demás. Una misa que le llevará al lugar más temido por nuestras almas. ¿Qué está pasando?


Horror Historias de fantasmas Todo público. © Baychev

#mystery #horror #paranormal #thriller #literatura #terror #misterio #drama #historia #muerte #miedo #fantasmas #español #tristeza #religión #alma #locura
Cuento corto
0
4604 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Misa

Me siento en el viejo banco de madera maloliente y la misa acaba de empezar. Antes de centrar mi mirada y mis oídos en la figura espiritual del sacerdote, la curiosidad me hace echar un vistazo a mis "compañeros de misa", son muchos. Extrañamente no conozco a nadie a pesar de venir cada día. 

¡Victoria!

Escuchan mis oídos y de inmediato me doy la vuelta para comprobar que alma me llama.

¿Quien es este joven allí? ¿Por qué ocupa el puesto del padre Ricardo? 

Un chico joven en sus treinta parece haber ocupado el puesto del padre Ricardo hoy, seguramente necesita descansar el pobre, no lo tiene fácil. 

"¡Pronto vendrá de nuevo hijos, pronto vendrá de nuevo!"

"El todopoderoso nos subió aquí por una última vez antes de que bajemos." 

"¡Agradecemos al señor este gran gesto! "El otro no lo hará por nosotros..."

-¡TE LO AGRADECEMOS SEÑOR! 

"¿Qué están diciendo?" Confusa y asustada, empiezo a mirar alrededor mía... Todos me miran fijamente.

"Nos ha condenado a una eternidad allí..." "Nuestro señor no pudo impedirlo."

"Nos lo merecemos."

-¡NOS LO MERECEMOS! Repiten los demás.

Con el corazón que se me sale, miro al cura, quien lleva ya un tiempo estudiando mi cara. Noto algo diferente en él... presenta una cara completamente roja, una sonrisa muy amplia y los ojos diminutos.

-¡Victoria! Calor vas a pasar allí, allí vas a pasar calor. ¡Bienvenida serás y encantada estarás!

- ¡CALOR VAS A PASAR ALLÍ, ALLÍ VAS A PASAR CALOR! ¡BIENVENIDA SERÁS Y ENCANTADA ESTARÁS!

Horrorizada, me levanto y justo antes de echar a correr, la oscuridad se apodera del lugar. Me tropiezo y caigo encima del "suelo", que ahora está como pastoso. 

-¡AYUDA! 

Empiezo a escuchar llantos y la luz empieza a parpadear. Con cada parpadeo, frente mía aparecen una especie de mannequins, todos con la misma sonrisa amplia, la cara roja y estos horribles ojos pequeños. Intento levantarme, pero el suelo pastoso empieza a absorber mi pie, siento mucho frío en todo el cuerpo. 
De uno de los mannequins sale una lengua gigantesca que intenta lamerme y lo hace con éxito. No paro de gritar y ellos de reír. 

Las luces dejan de parpadear e iluminan a todos los crucifijos presentes en este edificio maldito. 

Estoy muy confusa y no sé que está pasando, el suelo pastoso me tiene inmovilizada. ¡Lloro, lloro y lloro!

Empiezo a escuchar susurros  y veo algo que me asusta tanto que acaba con mi pulso...

De cada uno de los crucifijos, se empiezan a bajar las figuras de Jesús, lentamente y con paciencia. Una vez fuera de sus cruces, me miran y se me empiezan a acercar de forma extraña.  Parece que no tienen ni huesos, van arrastrándose hacía mí. Detrás de cada uno, observo la cara del cura, tan roja como la sangre y con sonrisa tan amplia como la de un payaso. 

Grito más y más, pero sin resultado... Una vez cerca mía, cogen mis dos piernas con sus largos brazos deshuesados y empezamos a descender por el suelo. 

Empiezo a sentir mucha calor y de pronto veo arder mi propia carne, pero no siento nada de dolor, solo siento como desaparece cada parte de mi cuerpo hasta finalmente llegar a nuestro destino... el lugar conocido como el infierno.


18 de Septiembre de 2018 a las 01:24 1 Reporte Insertar 3
Fin

Conoce al autor

Martín B. Si el ser humano se considera un animal... ¿Por qué está mal visto comérselo?

Comenta algo

Publica!
Alibel Rodriguez Alibel Rodriguez
Que me encanta que se llame 'misa' xD
8 de Noviembre de 2018 a las 18:59
~