Un romance en el Subway [Corto] Seguir historia

gingerwoods_ Ginger Woods

COMPLETA. One shot romántico. El amor llega de maneras extrañas e inesperadas. Aveces llega cuando menos lo esperamos, o cuando estamos cansados de buscarlo. Esta es la historia de Camile, la chica con el amor inesperado. Entra y diviértete con este microrrelato.


Cuento Todo público. © Todos los derechos reservados

#subway #romance #corto #cuento #microrrelato
Cuento corto
0
4493 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Un Romance En El Subway

________________________

Subway: Metro de la ciudad de Nueva York, en inglés, New York City Subway.

________________________

Camile caminaba por las calles infestadas de personas en Nueva York. Iba veinte minutos tardes, y conociendo a su jefa, sabía que esta no le iba a poner el día fácil.

Trabajaba como recepcionista en un pequeño salón de eventos en Manhattan. Le encantaba contestar el teléfono y programar citas. Para ella, era su trabajo soñado.

Caminó a toda prisa para luego bajar por las escaleras que la conducirían al subway. Mientras lo esperaba, rezaba internamente que la amargada de Isabella no le reprendiera su falta de puntualidad.

De repente, algo llamó su atención. Era un hombre fornido, de unos treinta años, de tez blanca, con una cabellera color azabache y unos hermosos ojos azules que parecían el cielo. Quedó embobada por varios minutos mirando al hombre, que disimuladamente también la miraba a ella con picardía.

El corazón de camile se agitó frenéticamente mientras el hombre se iba acercando a ella. Era una persona con una experiencia nula en lo que al amor respecta, por lo que no sabía cómo reaccionar ante tal situación.

Cuando estuvo ya al lado de ella, él le sonrió de forma coqueta mientras ella se sonrojaba ligeramente.

—Buenos días señorita —le saludó el hombre mientras le besaba los nudillos.

«Todo un caballero» -Pensó Camile.

—Buenos días señor...

—Thomas —le interrumpió—. Mi nombre es Thomas hermosa dama. ¿Y el de usted?

Camile río.

—Mi nombre es Camile, señor Thomas.

—Por favor hermosa dama, solo Thomas —le contestó haciendo un puchero—. Me hace sentir muy viejo con la palabra usted.

Thomas miró disimuladamente de arriba abajo a Camile. Era una dama de pequeña estatura, pero con buenas curvas. Y unos hermosos ojos color zafiro que dejaban hipnotizado a cualquier que la mirara por mucho tiempo... como a él.

—Y dígame señorita Camile, ¿A dónde se dirige? —preguntó interesado.

—Voy a tomar el subway para ir a Manhattan, por allí trabajo.

Los ojos de Thomás adquirieron un brillo especial, pues ambos habían coincidido en algo.

—Qué suerte la mía, pues yo también voy a Manhattan.

Camile sintió sus piernas flaquear. Era consciente que ambos tenían una buena química, y eso la estaba volviendo loca. Después de varios minutos hablando acerca de cualquier cosa, el metro llegó, y consigo los nervios de camile se elevaron aún más, por ir acompañada de este hombre desconocido, pero hechizador.

Ambos ingresaron al metro que los llevaría a un mismo destino.


* * * 

Después de varios minutos que se hicieron interminables entre ambos, llegaron a su destino: Manhattan.

Pero antes de que se despidieran, Thomas agarró a una pequeña camile y la llevó a un lugar donde no hubiera tantas personas para decirle:

—Señorita, si no es mucha molestia me gustaría que me diera su número de teléfono-le rogó.

La sonrisa de camile se ensanchó a mas no poder. Buscó en su cartera un pedazo de papel y un bolígrafo y se dedicó a escribirle ahí su número al hombre que la había hechizado con su mirada.

—Aquí tiene —le dijo mientras le entregaba la hoja con su número telefónico.

Thomás sonrió al momento que tomaba el papel y le dio un ligero beso en la mejilla para después decir:

—Ha sido un gusto conocerla señorita camile. Tengo que irme, pero le aseguro que esta misma noche le escribiré —le prometió.

Carmile agachó la cabeza para después guiñarle un ojo y despedirse de él con un beso en la mejilla. Como él había hecho minutos atrás.

Después de estar varios pasos lejos, Thomas abrió el papel y miró lo que decía:

"Camile James

+13724616776Xoxo"

Sonrió mientras se guardaba el papel en su saco y seguía caminando hacía su destino. Presentía que hoy iba ser un día excelente para él.

Mientras lo veía alejarse, camile suspiró estruendosamente hasta que se dio cuenta que iba media hora tarde y corrió como si de ello dependiera su vida.

Pero, a pesar de haber llegado tarde al trabajo, se le cumplió uno de sus tantos sueños: Tener un romance en el Subway.

_________________________

Espero y les haya gustado este microrrelato.

¡Feliz día! :)

16 de Septiembre de 2018 a las 21:32 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Ginger Woods "La vida no consiste en ser un ganador o un perdedor, se trata de ser uno mismo y de dar siempre lo mejor" // Wattpad: GingerWoods_

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas