La Guerra de Zambar Seguir historia

S
Subaru Leargmoon


Un Joven aparentemente terrícola es encomendado para pelear por la Ciudad de Kadiz, en el Satélite Ganimedes (en el planeta Júpiter) contra la gente de la Ciudad de Xanadu, en el Satélite Titan (en el planeta Saturno) el cual tiene el mismo deseo que la gente de la Ciudad de Kadiz... Tomar como dominio propio un planeta enano entre los planetas Júpiter y Saturno, el planeta Zambar el cual es habitado por la gente Bongón, nativa de este planeta, sin decisión propia y confundida pues muy apenas comprenden su propia existencia. El héroe, Light Maxwell, con el apoyo de muchos aliados de diferentes procedencias , tomará una decisión que definirá no sólo el futuro del planeta Zambar y la civilización Bongón, sino su propio futuro. (Quiero aclarar antes de que comenten cualquier cosa, me sería muy útil que hicieran ver mis errores gramaticales, sintaxis etc etc, OBVIAMENTE sin insultos, pero lo que si quiero que sepan es que escribo esta historia aquí únicamente para poder basarme mejor en la creación de un cómic que estoy haciendo, así que si, La Guerra de Zambar será un cómic y no un libro, si acaso lo que podría hacer sería un libro ilustrado pero un libro tal cual no pienso hacerlo, esto es sólo para tener una base de donde agarrarme, dicho esto, muchas gracias y espero que independientemente de mi mala ortografía o mala sintaxis etc, puedan disfrutar esta historia.)


Ciencia ficción No para niños menores de 13.

#filosófico #258 #cienciaficción #fantasía
1
4.5mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo:El sueño del Héroe del año Luz


.- "Ven... Ven... Light... Ven a mi... Ven a nosotros..."-.

Light.- "Quien eres? ..."-.

???.-"No hay tiempo, ven, toma mi mano... Te necesitamos... Ayúdanos"-. 

Light.- "eres un hada? que haces aquí?"-.

???.- "No... Escucha, ven conmigo, tus dudas serán aclaradas, por favor, toma mi mano, ven conmigo, te necesitamos..."

Light.- "De que hablas? quien me necesita? mi mamá?"

???.- No... Nos... imos... yud...-. 

Light.-" Espera! espera por favor espera! quien eres?! quien me necesita!?"

???.- "..."-. (se desvanece) 

???.- "Light! Lisa! lo encontré! esta acá!"-. 

Lisa.- "Light! Light!" 

(eco profundo) 

???.-"Light... Light... Light..."


Punto de vista de Light

Desperté de ese sueño, o más bien recuerdo, algo asustado y preocupado, comencé a llamar a mi madre, al principio mi voz era baja y temerosa, pero con forme la seguía llamando mi voz se hacía más audible, al grado de comenzar a gritar. 


Light: "Mamá! mamá! donde estas?!" 


De pronto la puerta de mi habitación se abre de golpe y por ella entra una mujer de tamaño mediano, grandes ojos castaños y cabello rubio, su rostro mostraba preocupación, pero a pesar de eso no atenuaba la belleza de este, el rostro de mi madre siempre me pareció el de un ángel o un hada. 


Madre de Light: "que sucede cariño? estas bien? te duele algo? tuviste un mal sueño?" 

Light: "No... no fue un sueño... Fue un recuerdo... Vi un hada mamá, lo juro, la vi atrás del granero del abuelo y volaba, bueno no volaba, flotaba y emitía una luz azul muy brillante... me daba su mano... quería que la acompañara..." 


Miré a mi madre nervioso y algo temeroso por su reacción, sin embargo, no pude descifrar el rostro de mi madre, era una mezcla de susto, preocupación y resignación, pero no lograba comprenderlo bien. 


Light: "Mamá estas bien?" 


Toqué su bello rostro con mis dedos para así tal vez lograr apagar ese extraño temor en su rostro. Ella me miro con ternura pero en sus ojos podía ver una gran tristeza. 


Madre de Light: "ah... Si cariño, claro, estoy bien, sólo que me preocupaste porque comenzaste a llamarme entre gritos, pensé que algo malo te había pasado."


Light: "Ay mamá! como podría pasarme algo en mi habitación, además, tu sabes lo fuerte que soy, me e enfrentado al coco y a los monstruos del armario!" 

Madre de Light: "Si si, lo se mi amor, lo sé, eres muy fuerte... Y eres mi héroe, siempre lo serás." 


Dicho esto mi madre besó mi regordeta mejilla para después abrazarme. No conocía otro mejor lugar que estar entre los brazos de mi madre y sentir su calor, sus consejos y sus amorosos cuidados, de verdad quería ser el héroe que ella quería, de verdad... quería serlo. 


Madre de Light: "Bueno cariño, es hora de levantarse, se que hoy no tienes escuela pero aún así hay que levantarse temprano, hay que hacer muchas cosas hoy, tu abuela necesita tu ayuda."

Light: "Ay mamá nooooooo! con la abuela no! las cosas que siempre me pone a hacer siempre son de la escuela, aunque no me encarguen tarea, ella me pone, prefiero ayudar a mi abuelo en la granja."

Madre de Light: "Lo se mi amor, también podrás ayudarlo, pero tu abuela hace bien en darte clases extra, o quieres ser un héroe promedio? los héroes no sólo se caracterizan por su fuerza y valentía."

Light: "A no? pensé que un héroe solo debía ser valiente y fuerte" 

Madre de Light: "Claro que no, los héroes no solo se caracterizan por ser fuertes y valientes, un héroe no es nada si no es inteligente, sin la inteligencia y la sabiduría un héroe resulta tonto mi cielo, y gracias a eso puede perder muchas batallas, así que debes de ser un héroe superior a los demás, no sólo entrena tu fuerza y tu espíritu, también entrena tu capacidad de tomar decisiones Light, es muy importante." 

Light: "Lo es? tomar decisiones es importante? yo no lo creo mamá, las decisiones que tomo normalmente no son peligrosas." 

Madre de Light: "No todas las decisiones que tomes lo serán cariño, pero debes saber Light, que en el futuro tendrás que tomar decisiones que podrán marcar tu vida, para bien o para mal." 

Light: "Mmmm... No comprendo muy bien lo que quieres decir mamá, pero esta bien, estudiaré más para ser el mejor de los héroes! lo haré por ti mamá!" 

Madre de Light: "Ese es mi héroe! ahora cámbiate rápido que hice tus hotcakes favoritos, rellenos de zarzamoras, hazlo rápido o tu abuelo se los comerá todos!" 

Light: Queee!? no puede ser, mamá no lo permitas! bajo de inmediato! 


Mi madre rió alegremente para dirigirse a la puerta y salir por ella, yo de pronto recordé al hada y la detuve antes de que se fuera. 


Light: "Espera mamá! aun no me dijiste nada por lo que te conté del hada, te juro mamá que fue verdad lo que vi, estoy seguro de que era un hada... Me crees verdad?"


Mi madre se giró para mirarme de nuevo con un rostro algo melancólico, pero me sonrió gentilmente, caminó hacia mi y se arrodilló ante mi quedando de la misma estatura mientras acariciaba mi cabeza. 

Madre de Light: Te creo mi amor, estoy segura de que lo que viste atrás del granero fue algo real, sólo quiero que me contestes algo y que sea con la verdad, prometido? 

Light: "prometido."

Madre de Light: Bien, mi cielo, quiero saber que te provocó ver a ese ser frente a ti, que fue lo que sentiste?, te dio miedo? 

Light: "Mmmm... No me dio miedo, pero... Me sentía triste por el hada, pedía ayuda, me la pedía a mi, era como si estuviera llorando, como si estuviera desesperada... No lo se mamá... Crees que deba ayudarla?" 


Mi madre me miro algo seria pero con una mirada dulce y tranquila. 

Madre de Light: "Que es lo que te dice tu alma y tu espíritu?" 

Light: "Mmmm... Aun no lo se madre, aún no entiendo bien lo que quieres decir con mi alma y mi espíritu..." 

Madre de Light: "Esta bien cariño, todavía hay tiempo para entender eso, pero lo que te haga sentir el hada, es lo que debes hacer mi cielo, recuerda esto siempre, pase lo que pase, siempre escuchate a ti mismo a la hora de tomar tus decisiones, desde lo más simple hasta lo más difícil, esta bien?"

Light: "Esta bien mamá, pero ya no entendí muy bien a donde quieres llegar... Hago mal en sentir querer ayudar al hada?" 

Madre de Light: (Suspiro) ... Claro que no cariño, ya te lo dije, lo que te haga sentir, estará bien para ti, no debe importar nada más de acuerdo? 

Light: "de acuerdo mamá"

Madre de Light: "Bien, ahora bajemos que tu abuelo ya debió de haberse comido todos los hotcakes!" 

Light: "Es verdad! noooooo! abuelo no te los termines!" 


Bajé corriendo a la cocina para impedir que mi abuelo se terminara los hotcakes, pero un extraño sentimiento florecía dentro de mi después de esa extraña plática con mi mamá. 


 Punto de vista de Light No. 2

Me desperté abruptamente de mi sueño, ese sueño que tanto me había acosado durante casi toda mi vida. Deseaba tanto que dejara de perseguirme, pero era como si ese ser quisiera que la o lo recordara todo el tiempo.

Me llamo Light Maxwell y, como pueden ver, soy perseguido en mis sueños por a la que en mi infancia consideraba un hada, eso creo que es, su aspecto en realidad no me decía mucho, una silueta brillante color celeste o turquesa detrás del granero de mi abuelo.

Podrás pensar que son fantasías lo que digo, y que de niño nos gusta inventar cosas, pero créeme, es real, toda mi vida e sido capaz de ver espíritus, demonios, ángeles, fantasmas y seres "mágicos como duendes y... bueno, hadas.

Esta hada, puedo decir que es un "ella" ya que su voz era bastante femenina y dulce, pero asegurarme de su sexo, apariencia y cosas por el estilo me resulta ambigua, sólo tenía 7 años, solo tenía a mi madre y a mis abuelos.

Mi madre siempre fue la definición del verdadero amor maternal, a mi me consta que ella me amaba como a nadie en el mundo o, me atrevo a decir, en el universo. Sin embargo, también creo haber vivido con una completa extraña, a mi parecer, lo único que conocí de ella fue su amor, su sabiduría y su gran gusto por la cocina y los postres, pero jamás conocí a la persona real, a la mujer que era más allá de ser una madre dedicada a su hijo. Bueno, tampoco es como si la hubiera tenido a mi lado toda mi vida.

Después del acontecimiento del hada en la granja de mi abuelo, ella murió en su trabajo, gracias a la crueldad y avaricia de la humanidad. El banco en el que trabajaba fue asaltado y por culpa de otros seres humanos ella murió. Enterré a mi madre en Philadephia, en el funeral, pensaba en que sería de mi ahora, sin el apoyo y cuidado de la persona que más amé, al menos hasta ese tiempo, me sentía perdido, solo y desorientado. Sin embargo mis abuelos me brindaron apoyo y comprensión, se volvieron mis padres después de la muerte de mi madre, pero nunca fue suficiente. Ellos por más que trataran, jamás podrían llenar el vacío que mi madre había dejado en mi vida. 

Lo único que tenía de ella, era su guardarropa, perfumes y un libro de recetas de cocina. Me volví inseparable a esas cosas y las cuidaba como mi más grande tesoro. 

Con el tiempo poco a poco me fui acostumbrando a la falta de su voz y a la falta de su parecencia, no se si era por que su ropa, perfume y libro me ayudaba o si era porque poco a poco iba superando la perdida. 

Sin embargo todo se desmoronó el día en que la casa de mis abuelos se incendió, precisamente las pertenencias de mi madre fueron las que más daño tuvieron, al grado de ser irreconocibles, era como si una fuerza superior quisiera que mi madre desapareciera por completo de mi vida. Eso me quebró y me hizo perder la poca fe que tenía en este mundo. 

Culpé a mis abuelos del accidente, naturalmente ellos no tenían la culpa, y aun me arrepiento tanto haberlos dejado así, sin pedir perdón, pero era tanta mi rabia y dolor que culpé a todo el mundo de mi desgracia. 

Huí de la casa de mis abuelos para jamás volver, por suerte, los viejos tenían seguro y podían habitar otra casa, aunque más pequeña, igual ya no tendrían más problemas, pero se que fue un dolor muy grande para mi abuelo, casi tan grande como haber perdido a su única hija. 

Llegué a philadelphia de nuevo, sin dinero, sin casa, mi único propósito era llegar al cementerio y llorar a todo pulmón en la tumba de mi madre hasta quedarme dormido en su tumba. 

Desperté ya de noche, observé como algunos fantasmas me miraban con cierta tristeza y extrañeza, yo los miré con cara de pocos amigos y me alejé del cementerio. 

Viví un tiempo en las calles, aprendiendo sobre las pandillas y sobre el bajo mundo, me volví una especie de caza recompensas a sueldo para millonarios y gente importante, naturalmente mi lealtad se volvió únicamente hacia el dinero y en nadie más. Mis malas decisiones me hicieron llegar a ese punto en mi vida en la que ya no me importaba si vivía o moría, pero también había algo en mi que me hacía avergonzarme en mi soledad por lo que hacía, por mis malas acciones, por mis malas decisiones. 

Naturalmente siempre pensaba en lo decepcionada que llegaría a estar mi madre si viera a mi yo de ahora, y como todo ser humano, para calmar mis penas naturalmente recurría al alcohol, prostitutas y dinero, siempre quebrando mi alma y mi espíritu con esos vicios tan horribles, pero tan placenteros, naturalmente iba a merecer el infierno. 

Una cosa más? a si! olvidé mencionar que tengo poderes sobrenaturales, los cuales uso para llevar a cabo mi trabajo, así de fácil lo realizo como así de fácil escapo de la gente que engaño y extorsiono. Nadie puede conmigo, nadie puede atraparme, nadie puede localizarme, nadie sabe quien soy realmente así como nadie sabrá... Que alguna vez fui un héroe. 

  

16 de Septiembre de 2018 a las 07:14 0 Reporte Insertar 1
Continuará… Nuevo capítulo Todos los domingos.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~