Los Soldaditos de Barro Seguir historia

cesar-perez1532838411 César Pérez

Un cuento sobre lo que somos y de nuestra misión en la Tierra. Copyright © Todos los Derechos Reservados Por derechos de autor, se prohíbe la reproducción parcial o total.


Inspiracional Todo público.

#cuento #relato #vida #espiritual #almas #inspiracion #superacion #crecimiento #crecimientopersonal #reencarnacion #suenos #revelaciones
6
5751 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Los Soldaditos de Barro

Cuenta una antigua historia, que antes de que las estrellas brillarán en los cielos y que el Universo fuera vasto y oscuro, existío un Escultor que vivió en una isla en la que todo era perfecto.


Allí, la tierra era completamente plana, todos los árboles tenían una misma altura, las frutas permanecían siempre jugosas y maduras; y solo existían los bellos recuerdos. Él la había esculpido durante siglos y estaba muy orgulloso de ella.


Pero con el devenir de los tiempos sintió soledad, por lo que decidió crear un Ser similar a Él para así compartirla. Entonces, tomando un puñado de tierra y mezclandolo con agua creó barro, barro el que más adelante moldeó hasta convertir en Soldaditos, en tres hermosos Soldaditos de Barro.


Luego, con mucho cuidado, abrió un orificio en el centro de sus pechos en donde rocío diminutas gotitas de amor.


El vivio muy feliz junto a ellos.


Pero llegó el día en que uno de los Soldaditos sintió curiosidad por saber cómo era la vida carente de amor, perfección y de bellos recuerdos; por lo que pidió al Escultor que le permitiera experimentar vivir fuera de aquel mundo en donde había permanecido durante tanto tiempo.


Entonces el Escultor, para complacerlo, creo otra isla, una isla imperfecta. Allí, la tierra no era plana sino que tenía montañas y llanuras. Los árboles no eran iguales sino que habian altos y habían bajos. Los frutos no estaban siempre jugosos y maduros sino que también habían nuevos y secos; y no había recuerdos.


Además, para que el Soldadito pudiera experimentar lo que era vivir sin amor, lo envio hasta la nueva isla junto con los otros dos Soldaditos de Barro, a los que removió, con el mismo cuidado con que las colocó, las gotitas de amor de sus pechos y en cambio, puso gotitas de Miedo. Y así pudieran ayudar al Soldadito a experimentar la vida sin amor, ya que no lo tenían.


Pero con el pasar de los años el Escultor volvió a sentir soledad, por lo que decidió moldear y dar vida a tres nuevos Soldaditos de Barro, quienes ahora le acompañarian.


Tiempo después, cuando menos lo esperaba, los tres Soldaditos de Barro regresaron de la isla imperfecta. Regresaron diferentes. La experiencia los había cambiado por completo y les había permitido crecer desde una perspectiva imperfecta; valorando ahora la grandeza del amor del Escultor bajo el drama del Miedo.


Entonces los Soldaditos, confesaron al Escultor su deseo de experimentar otros sentimientos diferentes al del Miedo para seguir creciendo y valorando aún más el amor que por Él ellos sentian. Y Él accedió. Por lo que el Escultor removió con mucho cuidado las gotitas de Miedo de los dos Soldaditos y en cambio, colocó gotitas de Tristeza; y así pudieran vivir en la isla imperfecta una nueva experiencia, bajo un nuevo sentimiento.


Los tres nuevos Soldaditos de Barro sintieron curiosidad por la aventura vivida por los Soldaditos anteriores, por lo que informaron al Escultor su deseo de conocer también la isla imperfecta para experimentar la vida fuera del mundo conocido, la carencia del amor y de los bellos recuerdos, así como ellos. A lo que también Él accedió.


Ahora vivían en la isla imperfecta los seis Soldaditos, tres experimentando el drama del Miedo y tres experimentado el drama de la Tristeza.


Con el pasar de los años el Escultor volvió a sentir soledad nuevamente, por lo que decidió moldear y dar vida a tres nuevos Soldaditos de Barro.


Y así fueron nueve, doce, quince, diez y ocho, veinte y uno, veinte y cuatro, veinte y siete y siguieron creciendo en número y experiencias hasta que poblaron por cientos y miles la isla imperfecta. Y ellos fueron viviendo los distintos dramas de la vida por medio de sentimientos como: La Frustración, La Ira, La Culpa, Los Celos, El Humor, La Alegría, La Gratitud, La Esperanza y La Sorpresa. Con la llegada de La Desesperanza y La Compasión el Escultor dio paso a las Guerras y las Catástrofes.


Los Soldaditos que se encontraban en una etapa avanzada por haber completado gran parte de su proceso de aprendizaje eran llamados Sabios a su regreso a la isla; y ayudaron a la creación de las Civilizaciones.


Mientras que los que ya habían completado su proceso de aprendizaje permanecían por la eternidad en la dulce compañía del Escultor y solo algunos eran enviados de regreso a la isla imperfecta, de forma temporal, para recordar a los demás Soldaditos el mensaje de amor del Escultor. Y a ellos le llamaban Redentores.


Y los Soldaditos de Barro se hicieron cada vez más fuertes ya que por medio de la imperfección y la falta de recuerdos crecieron y conocieron el amor del Escultor desde diferentes perspectivas; a quien amaron cada vez más y más hasta el final de los días.


Y así el mundo fue mundo.


Por: César Pérez

29 de Julio de 2018 a las 04:37 8 Reporte Insertar 8
Leer el siguiente capítulo Glosario de Términos, Frases e Ideas

Comenta algo

Publica!
RQ Rogol Quil
y el amén hermanos? xdxd iqual estan muy buenas tus escrituras.
12 de Marzo de 2019 a las 09:49

  • César Pérez César Pérez
    Gracias por tomar de tu preciado tiempo en leer mis obra asi como compartir tu comentario. Saludos, 12 de Marzo de 2019 a las 16:39
Allie Fray Allie Fray
Hola César, te he de decir que es un relato hermoso. Es una forma maravillosa de relatar el inicio de la vida, y el amor a Dios, o en este casi al Escultor de cada persona. Creo que retratas de manera maravillosa y sencilla lo que es la vida, lo que es el amor por Dios, sin necesariamente pegarte a una religión en concreto. Me ha gustado mucho tu pequeña historia, sigue así. Sólo hay unos cuantos errores de tipeo que estoy segura los encontrarás con otra lectura a tu relato.
12 de Noviembre de 2018 a las 15:51

  • César Pérez César Pérez
    Hola Alejandra, muchas gracias por leer mi historia y compartir tu comentario. Estoy muy contento que te pareciera hermoso y de que percibieras el mensaje de forma simple y clara. Es la idea, quería tocar un tema tan difícil y complejo de una manera diferente. Tomaré en cuenta tus recomendaciones. Nuevamente, gracias. 12 de Noviembre de 2018 a las 16:49
MI RAVEN MI RAVEN
Simplemente hermoso.
12 de Octubre de 2018 a las 20:04

  • César Pérez César Pérez
    Gracias nuevamente MR por tus comentarios. Aprecio infinitamente tu tiempo. Saludos, 13 de Octubre de 2018 a las 08:19
Josefa Zelaya Josefa Zelaya
Me encanta como habla del aprendizaje que recibimos al ir creciendo en este mundo de imperfecciones, otra mirada a la creación, de lo que es en el fondo. Muy creativo!
17 de Agosto de 2018 a las 21:04

  • César Pérez César Pérez
    Gracias Josefa Zelaya por tomar de tu preciado tiempo en leer mi historias. Feliz de que te alla gustado. Espero puedas compartirla y tambien leer mi otra historia ya publicada. Saludos, 19 de Agosto de 2018 a las 16:18
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión