Cuento corto
1
4.9mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El carpintero.

Esa noche pude preparar todo para el día siguiente. Decidí usar un creyón verde para escribir el itinerario. Escuchaba las noticias y comía los restos de un pastel que encontré en la nevera. Pensaba en la posibilidad de ir caminando descalzo hasta la oficina. En mi trabajo nos obligan a quitarnos los zapatos antes de entrar al edificio. El jefe dejó de comer camotes hace nueve años porque presentía que era lo mejor. Yo lo entiendo.

Aquel día quería llegar a casa unos minutos antes para ver el atardeceder desde la ventana del baño. Unos amigos del trabajo fueron esa noche a pescar en el río. Era el quinto mes del año y estaban todos cansados de escuchar al alcalde diciendo que el mejor amigo del hombre es el mero. Yo quería descansar. Mi ropa estaba sucia. Yo soy carpintero.

23 de Julio de 2018 a las 19:41 0 Reporte Insertar 4
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~