El autobús de los recuerdos Seguir historia

davidrojss Eduardo Rojas

Solo queria llegar a mi casa para olvidar el atareado dia. Pero el destino cambio mi rumbo para llevarme a un viaje de memorias melancolicas.


Romance Romance adulto joven Todo público.

#pasado #relaciones #amor #tristeza #nostalgia #romance #recuerdos
Cuento corto
0
5170 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El autobús de los recuerdos

      Para el pasado.

      Porque, aunque tengas malos momentos

      inspiras cautivantes escritos.


   El autobús tuvo que cambiar su ruta normal por un accidente que ocurrio en la calle principal, así que tomo una vía alterna para llegar a su destino. Lamentablemente aquella vía hizo desbordar en mi mente un mar de recuerdos, recuerdos amargamente hermosos cuando era feliz con la chica que ame y que aun amo en lo más profundo de mi corazón.


   Lentamente paso por la esquina donde tuvimos nuestro primer beso, un beso que ocurrió después de una cita donde cometí muchas torpezas debido a los incontrolables nervios que sentía. Pero que hacían brillar en su cara una tierna sonrisa porque ella sabia que ella era la causa de aquellos nervios.


   Después se estaciono para dejar algunos pasajeros en la plaza de la catedral, lugar donde compartimos momentos hermosos mientras caminábamos viendo el movimiento de las hojas color naranja que caían lentamente de los árboles, fueron agradables las tarde que allí disfrutamos hablando sobre temas que naturalmente fluían en la conversación haciéndola cada vez más interesante y llamativa. Era tan maravilloso como los pensamientos que teníamos se unían de tal forma que nunca nos aburríamos de hablar y fue en aquel mismo lugar donde llegamos a conocernos tanto a tal punto que uno conocía al otro mejor que cada uno se conocía a sí mismo.


  También paso por la heladería que varias veces concurrimos donde nos sentábamos para hablar sobre nuestro futuro, sobre las maravillosas cosas que haríamos, sobre tantas ideas que nos hacían volar y habitar un mundo imaginario perfecto, pero que se vio opacado por una triste y cruel realidad que venía acechando desde que la conocí, porque sabía que se iría para concentrarse en su futuro y yo no podía hacer nada al respecto, sabía que debía dejarla ir, sería lo mejor para ella y eso quería... Lo mejor para ella. No importa si yo sufría, porque me reconfortaba saber que iría a un lugar donde construiría un futuro mejor.


   La última estación que el autobús hizo fue en la que me baje, y era el parque que fue testigo del ultimo abrazo, beso y la muerte de un amor juvenil. Me senté en la primera banca disponible para pensar en ella y en todo lo que hubiese pasado de no haberse ido, divagaba en preguntas sin respuestas, respuestas que nunca sabré y que abrumaban cada vez más mi mente y corazón. El sol murió y poco a poco la noche se hizo dueña del cielo. Las luces del parque empezaron a dominar la oscuridad que consigo llegaba, esa era la indicación que me mandaba a irme de aquel triste lugar para dirigirme a mi casa. Mientras caminaba hacia la calle, encendí un cigarro para calmar la ansiedad que se creó al momento de recordarla una sensación que conocía muy bien y que nunca se iría hasta el día que volviera estar con ella.

16 de Julio de 2018 a las 04:56 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas