Criaturas Seguir historia

ferchomadafacaoficial Fercho Madafaca

Historia Post-apocalíptica que narra el camino de tres sobrevivientes (Anna, Higuaín y Scarlett) en un mundo controlado por seres capaces de jugar con la frágil mentalidad humana todo para divertirse y saciar su hambre. La humanidad llevada al punto de quiebre mas extremo mientras una gran telaraña de secretos se van revelando


Ciencia ficción Todo público.

#StratusMexicano #FerchoMadafaca #criaturas
2
4.9k VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Introducción al caos.

Ya son trece días que despierto sobre este sucio pedazo de cartón, abrasando un silencioso radio; Mi uniforme es realmente incomodo, en ocasiones me lo quito por algunas horas y lo pongo junto a la ventana para secarlo con el sol; Como quisiera darme un largo baño y quitarme toda la suciedad del cuerpo, pero eso es imposible, el agua es limitada, no durara mas de cuatro días, aunque… tal vez use un poco para quitar la sangre del piso.

El esta en la ventana de nuevo, otra vez, como todos los días desde que llegue aquí; Solo me mira de pies a cabeza y me sigue con sus profundos ojos a donde quiera que me mueva de la habitación; Estoy segura que se imagina todas las formas en la que podría matarme y comerme.

– Hola Scarlett, hoy es un lindo día ¿no es así? – No es muy común que trate de hablar conmigo, pero hoy lo intento, aunque por supuesto no seguiré su juego. Solo pensar en charlar con el como si fuera un humano cualquiera me causa repulsión.

Aun después de ignorarlo hizo un nuevo intento de llamar mi atención – Sí que lo es, un hermoso día. Hoy estuve conversando con alguien y lo que me dijo ha hecho que piense distinto de ti ¿Quieres escucharlo? – No entiendo nada de lo que dice ¿Con quién podría haber hablado? Seguramente solo quiere fastidiarme, lo mejor será ignorarlo hasta que se rinda.

– ¿Segura que no quieres saberlo? Esto realmente podría interesarte, parece que ella te tiene mucho resentimiento, ya sabes, por tratar de quitarle a… después de que me lo dijo me hizo pensar lo puta que eres. – ¿Puta? No se realmente que trama, pero dio algunos detalles muy específicos, esta vez le responderé porque no creo que se detenga.

Me levante y me acerque a la ventana, justo frente a el y respondí de forma calmada – Perdón pequeño, tuve una mala noche, no quise ser grosera contigo, si no te molesta ¿podrías decirme con quien fue que conversaste? – En ese momento el sonrió, siempre lo hace cuando tiene mi atención. En cuando su felicidad era mas grande mi enojo crecía, ¡lo odio!

– Claro que sí, solo porque soy tu amigo te diré todo lo que ella me ha contado, pero tal vez mañana o el día que sigue, hoy estoy muy ocupado, de hecho, ya debo irme. – Respondió mientras reía.

El maldito me tenía donde quería y sin pensarlo saque todo mi enojo golpeando la ventana y gritando – ¡Asquerosa bestia de mierda, deja de jugar conmigo! –

No paraba de reír y yo solo cerraba los puños, apretaba la mandíbula e inclusive solté algunas lagrimas de impotencia y enojo. Finalmente, él se detuvo, se acerco mas a la ventana y con su voz aguda dijo – Esta bien, te lo contare todo, pero con un pequeño precio. Tranquila, no voy a pedirte nada que te cueste la vida, ya llegara el día que pueda matarte y masticar tu tierna carne mientras la arranco de tu cuerpo fresco y cubierto por tu amarga sangre. Por ahora solo voy a pedirte algo pequeño, es algo insignificante comparado con lo que en realidad quiero hacerte. Lo que quiero es… uno de tus dedos.

No esperaba esa esa petición – No creí que me pedirías algo así, sabes que es imposible que te lo pueda dar, arrancarlo de mi cuerpo seria en extremo doloroso ¿No somos amigos? Los amigos no se hacen daño, dime ¿Dónde quedo toda esa basura que decías de la amistad? –

El cambio completamente su estado de ánimo y de una manera muy hostil le respondió: – ¿No lo harás? Entonces… ¿No quieres saber lo que ella me dijo? Me hablo acerca de alguien que amaba, lo conoció en una prisión… pero tú se lo quitaste. –

Estaba desesperada y gritaba sin cesar, no podía aceptar que la criatura conocía esa información, no eran cosas al azar, estaba segura de eso. Segundos después me arrodille y suplique que dijera todo lo que sabía, pero él respondió – Tu dé-do, solo tienes que cortarlo, si lo haces rápido no te dolerá tanto, por cierto, quiero el dedo índice de preferencia.

Llorando y sintiendo un fuerte dolor en mi interior trate de convencerlo de cambiar de opinión, pero todo fue en vano y finalmente… acepte – Te lo daré, total, ustedes ya me han quitado mucho, un dedo no cambiara nada. –

Me levante y busque a mi alrededor alguna herramienta de corte, estoy muy asustada y nerviosa pero decidida a hacer tal acto de mutilación, revise una por una las mochilas que tengo, pero no encuentre nada. La criatura se desesperó y me cuestiono mi tardanza, entre sollozos respondí que no tenia forma de cortarlo a lo que la criatura respondió – ¿Ese es el problema? Abre un poco la ventana, te daré mi cuchillo favorito. –

Abrí un poco la ventana y la criatura introdujo un largo cuchillo de cocina, está cubierto con sangre seca. Me arrodille para tomar el cuchillo, coloque la mano izquierda en el piso y lleve los dientes del cuchillo hasta mi dedo índice. – Aquí voy.

Empecé a mover el cuchillo de un lado a otro mientras los dientes cortaban mi delicada piel, grite de dolor y la sangre que expulsaba llegaba al piso formando un pequeño charco rojo; ¡Grite aún más fuerte! lagrimas empiezan a bajar por mi rostro hasta caer al suelo, no soporto, me detengo y lanza el cuchillo, mi dedo no fue cortado completamente y lo cubro con mi mano derecha haciendo presión para aliviar el dolor – ¡No puedo! ¡No puedo hacerlo! Perdón Anna, no puedo.

La criatura empieza a reír mientras me grita “Cobarde”, no puedo dejar de llorar y cubro la herida con una prenda vieja, la criatura habla con burla – Ella dijo que eras demasiado cobarde para hacerlo y mírate, tuvo razón. Si te estas preguntando si hable con tu hermana, la respuesta es sí, hable con ella y no solo eso, también somos amigos, aun mas amigos de lo que somos tu y yo. Mira quiero mostrarte algo. La criatura introduce su mano y parte de su brazo al interior de su boca acto seguido saca un dedo arrugado con sangre y liquido verde muy espeso. – Lo ves ella si me lo dio. –

Vi el dedo amputado, llore y lleve mi mano a su boca mientras caminaba lentamente hacia atrás y trataba de convencerme de que no le pertenecía a mi hermana. La criatura habla, con su sonrisa peculiar mientras ve al cielo:

– Hoy es un lindo día… ¿No lo crees? –

21 de Junio de 2018 a las 02:23 1 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo En manos de la justicia

Comenta algo

Publica!
Gin Les Gin Les
Hola, soy Gin, embajadora de Inskpired. He pasado a revisar tu historia como parte del programa de verificación con el propósito de ayudarles a presentar un trabajo de calidad a los lectores y que de esa manera logren alcanzar mayor cantidad de lecturas. Antes de verificarla es necesario que corrijas algunas faltas de ortografía y puntuación en tu obra, una vez hecho esto comenta este mensaje y pasaré de nuevo a revisar para ponerla en verificada. Espero poder ayudarte en caso de que tengas alguna duda. ¡Saludos!
31 de Octubre de 2018 a las 23:30
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión