Animales salvajes Seguir historia

salbamarquez Salvador Alba

Una pareja celebra su aniversario alejada de la civilización...


Drama No para niños menores de 13. © Todos los derechos reservados

#homofobia #xenofobia #racismo #animales
Cuento corto
0
4810 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Animales salvajes.

Contemplaron el cielo estrellado, fue en el claro de un bosque alejado de la civilización el día de su octavo aniversario como pareja. Habían cenado en un restaurante de postín y se deleitaban de la escena tras haber hecho el amor.

–Gracias por traerme aquí, hoy has hecho que vea las estrellas más de una vez, ji, ji, ji.
–Me alegra que te haya gustado, la verdad es que pensaba que no se vería tan bien, la luz de las ciudades ocultan este espectáculo.

–Sí, ha merecido la pena venir al fin del mundo, pero tengo miedo, ¿y si nos ataca algún animal?

–No te preocupes, me he informado y en esta zona no hay animales peligrosos.

Al cabo de media hora oyeron unas motos acercándose, pararon a escasos metros de su ubicación. Los motoristas, eran tres, se bajaron sin quitarse el casco y empuñando una cadena, un bate de béisbol y una navaja respectivamente, sin decir palabra, la emprendieron a golpes con la pareja, que aún seguía desnuda. A Francis le golpeó el del bate y a Alem el de la cadena, el tercero miraba y se recreaba con los gritos de dolor. Alem se revolvió y consiguió agarrar la cadena forcejeando con su agresor consiguiendo arrebatarle el arma, lo golpeó dispuesto a matarlo y, aunque sólo lo tiró al suelo, se fue directo a defender a su amada. Mientras atacaba al del bate, el de la navaja se la clavó en la parte de atrás del muslo. Cayó al suelo. Francis lloraba por su dolor y por Alem, quien mientras se retorcía en el suelo de dolor, maldecía a los motoristas. Con Alem fuera de juego y Francis paralizada de terror, los agresores se convirtieron también en violadores. Cuando se cansaron de aquellos dos cuerpos inocentes, humillados y apaleados, el de la navaja les marcó la cara con ella y se dirigieron a las motos.

–¿Por qué nos habéis hecho esto?

Al responder, reconoció la voz del guarda forestal que le indicó el sitio.

–Por ser negras y bolleras.

16 de Junio de 2018 a las 22:39 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Salvador Alba Soy muy creativo, autodidacta, dibujo, compongo canciones y sobre todo creo historias. Mi primera novela se titula "Bienvenidos a Soberania".

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~