Vida Seguir historia

u142178583 Rubén Folgado Chust

Nuestro protagonista se verá dentro de un mundo que le pondrá aprueba desde el primer momento de su vida , para ello se refugiará en la música que le llevará a vivir nuevas aventuras y nuevos retos.


Historias de vida Todo público.
1
4803 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

El ayer

La  vida, que  es la vida, eso me gustaría saber a mi, ¿por qué estamos aquí?, cuales el sentido de nuestras vidas… ojalá lo supiera, desgraciadamente esto solo son divagaciones de un borracho, ay madre mía…

Toda mi vida perseguí el amor , lo único que recibí a cambio fue dolor, ¿por que a mi?. ahora en las lluviosas tardes de Japón me pregunto, si soy yo el loco, o es el mundo el que está loco, o si quiera los dos en un bucle que nunca termina. 

Aún me acuerdo de aquellos días en España cuando era tan solo un niño. Yo vivía en una ciudad llamada  Valencia, recuerdo que me encantaban las chocolatinas, las chucherías  vamos todo lo que fuera dulce. No se si por suerte o por desgracia nací en una familia de clase media Alta, no me faltaba de nada ya que era hijo único, por aquel entonces. Recuerdo  que una noche de verano mi padre vino contento por que se había cogido las vacaciones en su trabajo, mientras observaba como caminaba vi que entre sus manos  llevaba un objeto que para mi entonces , era muy extraño, le pregunté que era, me miró con una sonrisa , dejó el objeto en la pared del pasillo , y me dijo:-Averígualo tu mismo-. 

Andé lentamente hasta el objeto , abrí lo que parecía una funda y allí estaba…¿una guitarra? (hasta ese entonces no sabía lo que era , pues nunca había visto una) . Cógela  si quieres , me dijo mi padre alegremente, me la lleve a mi cuarto y empecé a rascar aquella ¿guitarra? 

Entonces me quedé alucinado , aquel sonido era mágico, no podía creerme lo que estaba escuchando , en seguida me puse infinidad de videos,  para aprender a tocar y en cuestión de un par de días ya me sabía  los acordes más básicos . 

Al día siguiente decidí decirle a mi padre que me apuntara  a clases para aprender a tocar, mi padre no muy convencido acepto  mi petición , sin embargo mi madre , no quiso,  al final me salí con la mía.

Los años siguientes  iría a clases de guitarra.  Pasaron tres años desde aquello , con mis ocho años recién cumplidos  , un día llegue a casa  y no había nadie,  después de un par de horas sentado en el sofá me preocupé, llamé primero a mi madre y luego a mi padre, en cuanto me lo cogió mi padre, me dijo que habían ido al hospital que había tenido una hermanita, en aquel momento era demasiado pequeño para saber lo que eso significaba, pero no se por que me puse muy contento. Cuando llegaron allí estaba con esos ojos azulados que se parecían bastantes a los míos.

Pero todo no era de color de rosas. Un año más tarde sería la primera vez que vi a mi padre llorar… recuerdo que me impacto mucho, me acerque a el  y le pregunte que le pasaba, me miró fijamente durante uno segundos, me sentó en el sofá y me dijo que mi madre tenía  Cáncer por lo visto era una enfermedad muy peligrosa, yo a mis nueve años, no sabía lo que era pero podía presentir que algo malo estaba pasando, recuerdo que durante esos años mi madre, había días que llegaba tarde de  recogerme del colegio, mi padre parecía apagado, en las comidas no se hablaba, todo parecía tener un halo sombrío, a pesar de todo aquello, yo no preguntaba, ni decía nada, simplemente callaba al igual que ellos, pero por cada año que pasaba, se hablaba cada vez menos y por que no decirlo, yo también me sentía más triste, hasta que un día cuando tenía ya la edad de doce años, mientras salí del instituto con mi hermana pequeña que por entonces tenía tan solo cuatro años, recibí una llamada, otra vez, mi padre me llamó del hospital, mi madre se estaba muriendo , entre lágrimas ,  esperé a que llegara el hermano de mi padre para ir al hospital.

Llegamos al hospital, recuerdo que nos pasaron a la sala donde se encontraba mi madre, nos despedimos de ella, y nos hicieron salir, solo los “mayores” se quedaron dentro, después de aquel día todo cambió.

Mi padre empezó a decaer cada vez más, empezó a emborracharse a drogarse  , y cada día que pasaba se le  veía mas demacrado hasta que llegó un punto, que no hacía la comida, no hacía la compra, la casa estaba hecha una verdadera mierda, no podía mas, me encaré ante mi padre, gritándole  como un energúmeno, diciéndole que él no era así  y un par de cosas más bastante ofensivas…cual fue mi sorpresa cuando se levantó dejó el porro que se estaba fumando, en el cenicero, se sacó el cinturón  e intento agredirme, por suerte salí corriendo y me encerré en mi habitación muerto de miedo, ese día comprendí, que ya no iba a volver a recuperar a mi padre y me pasé toda la tarde llorando por la frustración que sentía, mi vida se estaba yendo al traste y a pesar de todo aquello, aun quería a mi padre  y no sabía por qué. Tuve que limpiar, hacer comidas, cenas, vamos todo lo que en antaño hacía mi madre ahora me tocaba hacerlo a mi, entre otras cosas,  por que si yo no cuidaba a mi hermana, ¿quien lo iba hacer?. 

Una semana después llamaron a casa cogí el teléfono, y me dijeron que mi padre había muerto, al parecer  todo apuntaba que se había suicidado ya que el coche lo encontraron en un barranco, me pareció raro por que mi padre tenia el trabajo en la ciudad no en las afueras, pero bueno yo era tan solo un crío y al fin de al cabo, viendo como mi padre estaba esos últimos días, pensé que había sido un suicidio. De repente me vi en mi casa solo con mi hermana y asustado llamé a mi tío, mi tío vino nos recogió, y nos llevó a protección del menor, hasta que mi tío consiguió los papeles para la adopción.  

Pasaron tres años , me encontraba estudiando tercero de ESO  , la verdad es que a pesar de todo lo que me pasó, nunca descuidé mis estudios, también influyó que muchas veces estudiaba para evadirme de mis problemas. Todo parecía estar calmado,  yo ya llevaba un par de años comentándole a mi tío la posibilidad de emanciparme, y mi tío siempre estuvo de acuerdo, incluso me dijo que me ayudaría en todo lo que el  pudiera.  Fue así como a la edad de dieciséis años me emancipé  y empecé a vivir solo, ese año me saqué  el titulo superior de conservatorio , la verdad la música siempre se me dio bien , sin embargo no fue hasta un año después cuando empecé a escribir mis propias canciones. 

2 de Junio de 2018 a las 18:22 2 Reporte Insertar 2
Leer el siguiente capítulo El señor Gors

Comenta algo

Publica!
Capitán  Pensante Capitán Pensante
Un incio de la historia bastante dramático, la verdad. Al principio reconozco que no me atrajo nada, pero a medida que avanzaba quería saber más y más. Buen trabajo. ¡Saludos! P. D. Te animo a visitar mi perfil ;).
13 de Junio de 2018 a las 05:20
Capitán  Pensante Capitán Pensante
Un incio de la historia bastante dramático, la verdad. Al principio reconozco que no me atrajo nada, pero a medida que avanzaba quería saber más y más. Buen trabajo. ¡Saludos! P. D. Te animo a visitar mi perfil ;).
13 de Junio de 2018 a las 05:20
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión