En El Bosque, Clementina Seguir historia

maritamg Marita Medina González

Atractivos, exitosos, enamorados. La pareja de oro, sólo lo parece. Cuando Clementina encuentra a Bosco, a punto de subirse a un avión con su amante, se ve obligada a enfrentar el ocaso del amor, causado por su eterno talón de Aquiles. Su fobia al sexo. Una tregua incierta, la deja a expensas del dolor, el despecho, pero también ante los remordimientos, por su cuota personal en sus infidelidades... ¡Tiene que recuperar a su marido! Intentando vencer a sus demonios, se verá envuelta en una peculiar relación con Lorenzo, un joven pintor que no ha logrado reencontrarse con su inspiración, hasta que la encuentra... Una musa y el acercamiento a labores sensoriales, en pos de un pacto, parece tan seguro como peligroso ¿La atracción que surge puede desviarla de sus objetivos? @EBCNovela


Romance Contemporáneo Sólo para mayores de 18.

#amor #obsesión #celos #arte #música #homosexualidad #yoga # #Fobia-sexual #Experimentos-sexuales #Diseño #Personalidad-paranoide #Ciclismo
1
5.9k VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1


Para todos los que están convencidos

de los matices del amor en las relaciones humanas


 

Sigue las canciones de la novela: EnElBosqueClementina https://open.spotify.com/user/atorres.be/playlist/7JaLDxQwr6SouCmUBxUbYz?si=N_ OyyaqIRcinruFLpqiixg y algunas versiones en EBCVersiones https://open.spotify.com/user/atorres.be/playlist/3LPvcykPTiBCPJ0i3ot3cy?si=DeSsDH- gYQL6Em6UfWln9aQ



1


El exterior nunca ha sido mío pero siempre había logrado controlar el interior_ luego de largos periodos de dolor_. Hasta hoy.

_Anoche hablábamos de libertad, mi bella.

_Anoche hablabas de libertad_ tecleo y la sonrisa se escapa entre mis labios. El vacío prende fuego porque lo presiente. En una maniobra temeraria, acelera y adelanta. Reboto contra el respaldar.

_¿Ya en calidad de amante emancipada de las cadenas del amor?_

no podemos controlar los sentimientos y su yugo, pero sí moldear las emociones o el modo de caer en ellas. Nuestras reacciones y sus implicancias son dominio absoluto de nosotros mismos, en virtud de la libertad del mencionado Montaigne(2). Yo, que me jacto de mi autodominio, hoy me resquebrajo y no en relación a los otros sino en una batalla campal contra mí misma.

_Ni amante ni emancipada... Todavía encadenada.

Bosco sube al volumen contra mis pobres nervios, se aísla de lo que nunca digerirá. Los piques que mete me obligan a dejar la filosofía y conectarme en automático. El presentimiento de que algo malo va a pasar se cuela espeluznante bajo mi piel. El calor sube a mi cabeza, acercándome al temido borde nuevamente. El miedo se multiplica con qué facilidad.

Él es otro mundo. Desafía el tránsito como el loco de siempre, esquivando todo lo que se le cruza. No sé por qué tiene tanta prisa si va pre chequeado... Quiero salir de Soda Stereo, su banda en español favorita, aunque sólo me atrevo a bajarle un poco al volumen. Me mira de reojo sin dejar de darle con los índices al timón. Continuos y de baja intensidad. Golpes fantasmas.

Descarga como puede. Va conmigo y no prenderá un pucho... Y no es que no fume. El humor de su camioneta es delatador, aunque las notas

____________

2 Filósofo y escritor francés.

page2image3715152

–9 –

page3image7967488

cítricas, mentoladas y amaderadas de One Million y el bálsamo de cuero de los asientos quieran encubrirlo... Me da qué pensar su inquietud. Su relación con los aviones es casi entrañable. Las turbulencias logran arrullarlo, literalmente.


Soda Stereo: De Música Ligera: Sep7imo Día, 2017.


Se encamina por la vía rápida y mi desconcierto no llega a verbalizarse. Últimamente vamos así. Somos felices hablándonos lo mínimo y más felices explayándonos con otros.

_¿No prefieres que te acompañe hasta que acabes con el Check In?_ lo sigo hasta la maletera de la Range Rover.

_No es necesario, Clem..._tiene una mirada extraña_. Será un toque_ el nudo en la garganta aprieta como siempre que nos separamos..._. Cuídate y a mis gordos_ infla los pulmones_. Nos vemos en cinco semanas _ desengancha su nuevo objeto de deseo de la porta bicicletas; la Pinarello Dogma F8 X Light, con la que rueda poco más de dos meses. Se monta la mochila Victorinox, en tanto el maletero acomoda el equipaje en el carrito.

Un curso de ingeniería de sonido en Berkeley, el congreso anual y una semana de vacaciones en solitario. Así de simple.


“Viajarás mucho con la presentación de tu libro _ el vacío llena mi estómago con la variante vacacional. No es un drama pero duele igual. Me quedo en silencio observando el óleo de Elizabeth Murray sobre la cabecera de nuestra cama. Sabe bien que estoy contra el tiempo con el libro y con la editorial encima. Darle el alcance en un mes es imposible _. Y yo no podré acompañarte, a partir de julio voy a estar jodido con el centro comercial...”_ eso lo sé. Infelizmente estoy absorbida con el libro que no logro cerrar.


_Buen viaje_ suelta el aire con fuerza y me mira sin mirarme en realidad, en un impulso básico para pensar con la lógica.

_Nos va a ayudar, este tiempo..._ bla, bla, bla...El espacio entre los dos, no soy la única que lo percibe ¿¡Se está tomando un tiempo de mí!? Mis tripas se retuercen. Yo ya me había resignado a que el matrimonio llega

– 10 –

page4image7970816

a estos puntos muertos de emoción, con la suma de los años y los hijos... Pero, la agitación burbujeando me advierte que yo no me encuentro en un punto muerto en relación a Bosco.

Ay cuánto te extraño, sin embargo estás allí
Que si me acerco un poco, yo te puedo tocar
Hasta puedo abrazarte lo sé, pero hay tanto espacio entre nosotros dos...


Que Fue De Nuestra Vida: Carlos Rivera Ft. Franco De Vita: El Hubiera No Existe, 2013.


_¿Llegas para el día del padre?_ necesito alguna certeza de que nuestra vida seguirá después de estas semanas pantanosas.

_Es un hecho y de allí nos escapamos fin de semana al Valle_ endulza el tono por primera vez. Su índice resbala por mi mejilla, un escalofrío se expande. Creo que me mira por primera vez en mucho tiempo y se queda atónito. Sus ojos me acarician como terciopelo. Quisiera saltar la valla del tiempo hasta el Valle.

No puedo evitar resetearlo. Luce sensacional y la seguridad que tiene en sí mismo potencia su atractivo. Es el centro de todo lo que lo rodea, en casa, con los amigos, en el trabajo, en el deporte. Hasta en una simple reunión con gente que ni conoce. Inevitablemente lo adoran a los cinco minutos de desplegar su arrollador magnetismo. Lo guapo viene en sus genes, lo atlético es fruto de su alimentación cetogénica(3) y riguroso entrenamiento físico.

_Clementina..._ titubea. Todavía podemos cambiar el final de este viaje. Lo escaneo. La frente amplia, el corte juvenil, al ras en los costados y el tupé, remozando la onda Punk. La barbita de dos días combina con la casaca Biker de cuero negra y los jeans Dior estrechos y rasgados. Si no fueran por las arrugas gesticulares nadie creería que ya entró en los cuarenta_. Te recompensaré por el Día de la Madre..._ posa las manos en mis hombros y me besa la frente esbozando una tenue sonrisa. Sus planes tambalean pero no caen_ ¿Caja celeste o roja?( 4)

_________________

3 Dieta con restricción de carbohidratos, consumo de proteínas y grasas buenas. 4 Tiffany & Co y Cartier. Marcas de alta joyería.

page4image7971024

– 11 –

page5image7972272

_Cuídate, Bosqui_ la desazón no me deja decir más. Me monto en la camioneta y mis ojos lo siguen hasta que se me pierde.

Ahora sí, sincronizo mi iPhone.


Mango: La Lá. Rosa, 2014.


Necesito un café para el camino de regreso. Me he levantado a las 5:30 a.m. para alistar y embarcar a los niños. Yoga, entrenar y consultas sin intervalos. Volar a casa para ayudarlo con la maleta... Estoy fuera a las nueve de la noche de un viernes ¡Diablos, estoy vieja! El Espresso deStarbucks es uno de mis favoritos.

_ ¿Ya te desencadenaron, encadenada?_ se mofa nuevamente. 

_Nadie está más esclavizado que aquellos que falsamente creen que son

libres, recuerda a Goeth, cariño. 

_Balaguer

_Listo y embarcado_ estaciono y voy por mi café.
_Mejora el panorama ¿Qué me darás esta noche?_ una carita feliz_. Es

hora que atiendas tu libertad.

_Tenemos cinco semanas para el libertinaje_ corazón rojo_. Hoy voy a avanzar el libro ¿Qué harás tú?

_Jodido con el mismo informe_ me llama_. Alma disfruta la luna de miel y yo la padezco. Estoy de cabeza, en manos de la secretaria de Federico... ¡Y tengo que llegar al estreno!_ masculla_. Acompáñame.

_No jalo.
_¡Anímate, pareces una vieja!_ mi mismísima impresión.

El Espresso me empotra en una escena bizarra de primera vista.

¡El golpe de mi vida!

Y conozco de golpes pero no como éste, desencadenándose más allá, rebasándome. Un corto circuito en el cerebro.

¡No me lo creo! Soy parte en la escena típica de película femenina. Un Bosco risueño camina muy cerca de una mujer alta y de impacto visual

– 12 –

page6image7974560

chocante, para bien ¡Para demasiado bien! Le besuquea la mejilla. Él, con la mirada fija en sus pies parece escucharla a medias y sin detener el paso gira el rostro ¡Y ella le zampa un beso en la boca! ¡Un pico asqueroso!!! ¡Y pellizca una de las nalgas escuálidas del huevón!!! ¡Se van juntos! ¡Llevan la misma etiqueta en el equipaje de mano, los pasaportes y Boarding Pass!


Vertigo: U2: How To Dismantle An Atomic Bomb, 2004.


¡Mierda! Como si me giraran sin parar y me soltaran bruscamente a tierras movedizas ¡Hoy no es parte de mi imaginación masoquista! Todas las escenas que ha recreado por 8 años mi mente no me han entrenado para el efecto. Mi pecho asoma a mi garganta en un desorden total que me ahoga mientras analizo a la tipa. Cabellos oscuros y ensortijados, rostro de muñeca de porcelana, ojazos claros y cejas espesas. Más voluptuosa en la delantera que yo aunque menos curvilínea. Moderna y provocativa enpitillos, ballerinas y blusa entallada ¡El pendejo(5) nunca agarra cualquier cosa!

En contraste yo, cada día estoy más cansada y sin ánimos de sentirme mujer. La desventaja es evidente, uniformada por el patán. Palazzo gris claro, blusa blanca con cuello bebé, cerrada hasta el último botón y fuera del pantalón para camuflar bien el rabo, por órdenes explícitas... Mi insistente mirada lo aguijona. Sus ojos me encuentran y su jovialidad se evapora, su semblante se torna gélido y la conmoción lo toma del todo. Puede presagiar en un santiamén el despegue del fin y somos 100% conscientes de ello...

Traga saliva, aparta a la susodicha diciéndole algo. Ella me analiza con malicia antes de continuar su camino, muy suelta de huesos ¡Toda una jugadora! Su clásica. Él se mueve en mi dirección con lentitud conspiradora ¡Y yo no he podido mover un músculo desde que lo vi! Ridícula, empequeñecida, desarmada.

_Clementina, tiene una explicación...._ balbucea, mezcla de súplica y desparpajo.

_¡Como todo en la vida!_ me he despertado de golpe y sin un sorbo de café. Jala una silla para que me siente antes de hacerlo frente a mí. Mis ojos desorbitados lo ponen más nervioso todavía.

_______________

5 Jugador. También vivo en el mal sentido.

page6image5875536

– 13 –

page7image5876784

_Las cosas no son como te la debes estar imaginando..._ se apresura. Sigo anonadada y no debería, es Bosco, irremediablemente. La cabra siempre tira para el monte.

_No tengo cabeza ni para imaginar.

_Sabes que es todo lo contrario_ entiende el lenguaje de mis gestos y mis rutinas mentales_. Deja de pensar a mil por hora. Deja...

_¿¡Se van de viaje juntitos, eh!? Siempre puedes sorprenderme para peor_ sonrío, temblorosa.

_No_ arruga la nariz y los párpados, frotándose la barba. Intenta armar su defensa indefendible_. Es una amiga, nada más...

_¡El mismo cuento de la amiga! Expertas en besuquear y pellizcar traseros en pleno aeropuerto!_ todo se mueve por dentro sin que me mueva_ ¡O te has metido entre sus piernas o todas las anteriores! ¡Tú especialidad!_ inspiro profundamente para controlarme.

_Clem..._¡intenta cogerme la mano!!! La escondo entre mis piernas, presa del asco. Sólo mis ojos reflejan el agobio que me domina. Quisiera ondularme en la postura del loto o la fetal, para relajar, porque se alistan esas temidas sensaciones que me toman cada vez con mayor frecuencia. Debo concentrarme en contenerlas.

_Podía imaginar que seguías siendo un player. Siempre te has creído la última chupada del mango. Pero esto..._ mi corazón de lo más idiota todavía se niega a aceptarlo... Cabeceo y otra vez_. No me aprecias ni un poco ¡Te vas con otra! ¿Cuánto tiempo llevas viéndome la cara de estúpida, si es que alguna vez perdí el protagónico?_ en una de sus tantas dramatizaciones parece aturdido.

_Voy al curso_ apoya el codo en la mesa y la frente en los dedos_. Ella a sus asuntos..._sopla con fuerza_. Las cosas entre los dos se ponen cada vez más difíciles, lo sabes ¡Estoy aplastado!

_¡Porque tienes una amante!_ ahora entiendo la frialdad, el desgano, menos en la cama ¡El muy pendejo tiene cuerpo para las dos! ¿Y para cuantas más? Comienzo a despellejar al Bosco de siempre.

_¡Nunca he tenido una! Pero si la tuviese, ¡sólo sería consecuencia de tus problemones patentados!!!

_¡Nuestros problemones_ en este baile no bailaré sola_ ¡Y no les doy cara en la calle tirándome todo lo que se mueve!

– 14 –

page8image5877200

_Yo tampoco_ me mira sin pestañear_. Pero el problema está dentro de ti_ vuelven las sombras y no puedo evitar salir de ellas reducida.

_Te he dicho para ir juntos a terapia, pero...

_¡Yo no necesito ninguna terapia!!!_explota y me obliga a mirarlo. Sus pupilas brillan diabólicas_. No tengo ningún problema que resolver. Reconozco el impulso y lo atiendo sin ponerme a analizar. Voy por los medios naturales de los vivíparos del montón, señora excepción de la madre naturaleza_ hace mucho que no salía con la macana pero veo que lo tenía todo atorado en la garganta.

_Macho Man, en una relación nunca es un solo lado el que hace los problemas_ pero, de que soy una rareza, lo soy. Casi como un león que prefiere alimentarse de hierbas y no salir de cacería.

_¡Ese es tu caballito de batalla para hacerme sentir culpable!!!_ los músculos de su rostro se endurecen.

_¡No todas las mujeres somos iguales!

_¡Me muero si hay dos como tú! ¡Vivo bajo las siete plagas de Egipto desde que te conocí!_ patea la pata de la mesa y me remece ¡Es el colmo de la desfachatez!!! ¡Bosco maneja el mundo a su antojo!


No Quería Engañarte (Versión Balada Pop): Víctor Manuelle ft. Raquel Sofía: Single, 2015.


_¡Pobre víctima del destino cruel! Te largas con tu trampa, me mientes, ¿¡y debo compadecerte!? ¿¡Debo sentirme culpable por robarles tiempo con esta escena!?

_Deberías compadecerme, ¡pero ni eso!_ me acusa con el índice_. Nunca he tenido problemas con nadie más que contigo. Mientras que tú..._ contiene el aire y yo retengo las lágrimas_. Saca tus propias conclusiones.

_Déjame entender, ¿¡vives sin restricciones a mis espaldas, con un alter ego porque no soy lo que quieres!?_ mis ojos giran desorbitados. Es repugnante, intolerable. Me saco el aro de oro amarillo del anular y lo hago rodar en la mesa hacia su mano.

_¡No me dedico a tirar cuando no estoy contigo!_ frota el aro como su buscara la absolución_. Trabajo, vivo a los mellizos, entreno duro y más duro

– 15 –

page9image5876160

cada puta vez, para controlar la mierda de hormonas que todavía no terminas de matar_ bufa con un mohín en los labios_. Avanzo mi sistema, mezclo música. Lo sabes bien_ no se sienta en el banquillo de los culpables por nada_ ¡No soy un adicto al sexo! ¡Sólo soy un tipo n-o-r-m-a-l! No voy a sentirme mal por un instinto amparado por la santa naturaleza, que tú anulas por auto imposición, para infringirme dolor, para vengarte del ayer, del posible hoy y del recóndito mañana. Puta, que..._ otro puntapié a la pata de mi silla.

_¡Caradura!!! No tengo palabras..._ mi corazón late desordenado y comienza a asustarme.

_No tengo vocación de santo_ enarca las cejas_. No me conociste en la iglesia ni meditando con Buda. Tú no eres una esposa cabal. Ni siquiera un remedo con el que este huevón revolotee. Vería este maldito cielo gris, azul si..._sus ojos centellan_. Señora Balaguer, sólo en apariencias_ estampa los nudillos contra la mesa_ ¡Mujer de Bosco, una mierda que lo eres! ¡Una mierda que lo has sido!

_Me has perdido el respeto..._salgo por la puerta trasera.

_Ella sabe que estoy casado_ me enseña su aro, firme en su anular_. Y no le he echado el cuento de un infeliz matrimonio y esposa villana.

_¡Faltaba más! ¡Eso me pone en mi ponderado lugar!

_Aunque debería, porque eres mi verdugo_ su mirada gris se enturbia_. Cada noche, cada mañana, cuando te bañas, te vistes, te desvistes, te mueves contra mí, dormida..._ suelta un silbido agrio. Me encojo desconcertada. Pensaba que ya ni se fijaba en mí.

_¡Entonces esa es una sinvergüenza igual que tú!_ levanto el tono de voz por primera vez_, carente de escrúpulos, para irse de oficios sexuales contigo, sabiéndolo_ mi cabeza va de derecha a izquierda_. Y yo me quedo con las cargas familiares. Has roto nuestros votos...

_¡Tú incumpliste tus votos desde nuestra noche de bodas! Y hemos ido arrastrando el muerto por años ¡Tu cadáver de mujer!_ claro, él es un semental nato y no tiene nada que ver con mi rollo. Si soy lo que soy, en parte se lo debo a él.

_¿¡Míos!? ¡Qué fácil me echas la pelota! Yo no tengo un amante, Bosco_ retuerzo mis dedos descargando toda mi rabia en ellos_ ¡Me has metido un cuento de mierda!!!! En vez de intentar resolver conmigo los problemas, te ahorras el esfuerzo con otra.

– 16 –

page10image5878240

_¿Cómo vamos a resolverlo?_ lleva las manos a la nuca y estira los brazos en rombo con desfachatez_. A ver, cuéntame, ¿¡qué vas a hacer!?¿Vas a comprometerte a dar lo mejor de ti o vas a sabotear cada intento, como lo has hecho desde que nos casamos? Misma Penélope ¡Tejiendo en el día con toda esa mierda de loqueros y destejiendo en la noche conmigo! ¡El eternamente premiado marido aguantado!_ sus pupilas destellan_. Nunca he visto en ti el mínimo interés por resolver tus porquerías, ¡con tu maldito autocontrol, dirigiendo cada paso, cada movimiento! Y yo, atado de manos, ¡provocándome todo el puto tiempo! Mirando lo que no me puedo comer. Si no soy más huevón..._ lleva la amargura a flor de piel.


...Ya me cansé de fingir
Quiero morder la piel que no te puedo ver Y duele no poderte tocar
Y duele no saber controlar

Estas ganas de arrancarte toda dignidad...

Duele: Baltazar: II (Single), 2015.


_¡Lárgate a tirártela como todo un macho cavernícola! ¡Y no vivas la penitencia!_ doy sorbitos de mi café, mirando la mesa. Ruge y sé que me ahorcaría si sus principios se lo permitieran.

_Me voy al curso y al congreso, lo sabes_ recapitula, rascándose la nuca_. Otros años nos hemos encontrado en la clausura...

_Pero ahora vas con tu amante. Te quedó perfecta la cochinada.

_Es una amiga coyuntural, solamente_ me mira ceñudo, tratando de ningunearla, pero soy incapaz de creer algo que me diga_. Hemos coincidido nada más_ infla el pecho_. Si tuviera otra ya te hubiera dejado_ suena frustrado. El hormigueo por mi piel se acentúa.

_Una amiga que te pellizca las nalgas ¡Debo buscarme un amigocoyuntural para que ande pellizcándome en público...

_¡Jódete! ¡A mí jamás me has pellizcado el culo, Mrs. Iceberg!_ su sonrisa es tóxica. Estamos en un circuito que no conduce a nada. Lo sé y sin embargo no puedo salir de los ataques.

– 17 –

page11image7976640

_Tú y tus tantas amigas con beneficios pellizca culos_ resuello_. Si ibas a dejarme hubieras tenido la decencia de decírmelo y no exponerme..._ la traición de un ser querido punza como un puñal_. Pensé que eras mi amigo, por lo menos...

_¿Amigo? ¡Una puta mierda!!!_tira de mi muñeca con tal brusquedad que casi derramo el café. Dos hombres, que conversan frente a nosotros, voltean interesados en la escena_ ¡Tendrías que castrarme!_ sus pupilas lanzan ráfagas de fuego. Me descompensan todavía más_. Para amigos indefinibles tienes al cabro(6)_¿qué tiene que ver él en toda esta historia de cuernos?_ ¿¡Para ser amigos tenemos que jugar al matrimonio y hacer hijos!? ¡Yo amigo tuyo sólo muerto!!!

_No trates de distraerme de tus fechorías..._ me arrancó y me frotó la muñeca enrojecida_ ¡Y no me grites!_ grito.

_Tenemos tantos problemas, Clementina_ baja la voz haciendo una mueca_. El cabro es uno pequeño nada más..._Sigo sin ver salidas y este problema, el único que nos hace tambalear por completo, parece la Conjetura de Collatz, simple pero no fácil, sin solución..._se jalonea el tupé_. Todavía me importas_ suspira, mirándome fijamente y puedo descifrar su decepción_ ¿Si no por qué sigo a tu lado, atrapado en el corazón de mis inseguridades? ¿Por qué duermo contigo y me levanto contigo todas las putas noches y sus putas mañanas?_ sopla bruscamente_ ¡Soy un hombre frustrado! ¡No le pidas tanto a un triste macho! ¡Todavía si fuera más viejo!

_¡Yo no te pido nada y tú tampoco me das nada! Suerte que siempre tienes con quién demostrar tu hombría ¡Yo lo de sentirme mujer me lo he pasado hace un buen tiempo por el trasero!_ aprieta los nudillos contra la mesa hasta volverlos blancos.

_¿De qué femineidad hablas? ¿No se supone que para no tener que buscar en la calle me casé contigo?

_A mí nadie me da orgasmos_ mi tono indiferente busca reventarlo. Me levanta la barbilla. El fulgor de su mirada me escarapelan la piel. Intenta hablar pero le gano por una fracción de segundo_ ¿Eres así de egoísta con tu tipa? ¿La dejas como a mí? Lo dudo, yo soy la única idiota que te lo acepta.

__________________page11image7977264

6 Gay.

– 18 –

page12image7978096

_¡Te mataría de verdad si me dieras chance! Agradece que tengo que subirme a un avión_ maldice_ ¡Tengo unas ganas de estrangularte, que ni te imaginas!_ las ventanas nasales se dilatan, las venas del cuello se inflan con vida propia. Me asusta... _. A ti no te sienta perderte ni un par de segundos, no puedes con eso. El tipo hembra no pertenece al grupo de comportamientos permitidos en tu código vital_ restriega_ Y para llegar, tienes que perder el control de tu cuerpo, dejar de racionalizar malditos pros y contras. Desconectar el análisis cuadriculado. Es sólo sentir, disfrutar. Tienes que resbalarte Ese es el chiste del sexo.

¡Es darle mucho poder a un pendejo! ¿Es una filosofía de lo más cuerda o de lo más idiota? ¡Soy una total disfuncional! No puedo sorber más lágrimas. Mi esposo tiene otra con la que viaja para exprimirse el placer. Porque su esposa no sirve para eso, sus miedos no la dejan canalizar... Mi vida se desmorona y se relativiza a la vez, frente a las temidas sensaciones que me advierten el caos interior. Creo que debo parar. Todo debe parar.

_Nos divorciamos, Bosco_ no es la primera vez que lo pienso. Escenas como está han rodado infinidad de veces en mi cabeza, torturándome durante años. Desde que nos enfrentamos al impase sin puertas de escape. Cuando a mis excusas le habían robado las mejores piernas para correr... _. Tengo algo que se llama dignidad. Nací sin el chip que programa el morbo_ me encojo_. Sentenciada y ejecutada, sin que me avisen_ no quiero pensar en lo que viene después de este punto. Sin él, viviendo a nuestros hijos por separado _. Tú sólo me sacas la vuelta porque no soy lacalentona de película porno que...

_Clemen, no es así_ me interrumpe abrumado_ ¡Por Dios que no!

_Por eso te buscaste otra que sí es todo lo que quieres en la cama...

_La que quiero y lo que quiero jamás ha coincidido ¡Son casi veinte años!_ patea mi silla, me remece hasta las entrañas_ ¡Con un intermedio, que sólo fue un respiro para regresar a la misma pesadilla! Esto no lo vamos a resolver con, nos divorciamos, Bosco_ hace la voz de vieja histérica con una mueca malgeniada. No tengo ánimos para reír esta vez_. Si fuera tan simple como eso Santita, hace ocho años me divorciaba de ti ¡Qué digo!_ otra patada en la otra pata me hace saltar_ ¡A los tres meses de enredarnos te mandaba al demonio con todas tus rarezas nerviosas!

– 19 –

page13image7979136

Desolada por completo, mi orgullo saca pecho. No repetiré escenitas lacrimógenas para que se relama de gusto. Aunque en mi lucha por mantener el control, me doy cuenta que un miedo extraño y cada vez más conocido no me permite mirarlo, decirle algo, pensar en algo. Estoy acorralada por mí misma. A punto de desmayarme y sin lograr caer en la inconsciencia. Tengo terror de desplomarme, de perder el dominio de mi cuerpo y mis pensamientos. Cuando el desvanecimiento no llega antes de analizarlo ¡Es horroroso! Me inunda el calor hasta el sudor y luego vuelve el hielo bajo la piel...

Él no lo intuye, ni siquiera yo lo tengo claro. La sensación de partirme en dos, sin ningún control sobre ello, por más que trate de relajarme y pensar en otra cosa. Y el miedo a desvanecerme, a enajenarme toma el mando con el frío en mi sangre. Un frío que duele... Mi cabeza y mis sentidos están atrapados. Soy alerta pura ante cada sensación envenenada con prospecto fatídico. Ya no sé ni por qué estoy sentada aquí...Debo ponerme de pie y correr hacia el carro antes de exteriorizar la crisis.

_...Tomemos este tiempo para pensar_ lo escucho muy lejos ¿O soy yo la que lo estoy? Levanto el rostro en cámara lenta... Está afligido ¿Estoy cayendo en el sueño?_. Clementina estás muy pálida y sudas...

_¿Y qué esperabas?_ trato de recobrarme, por lo menos hacia afuera. Es muy rara la manera como escucho mi voz, como si estuviera muy adentro, me escucho a mí misma a distancia.... Sé que debo romper el embrujo pero aun no sé cómo.

“La mente hace su propio lugar, y en sí misma puede hacer un cielo del infierno, y un infierno del cielo”.- Paraíso perdido, John Milton.


Intento retomar el lío, manejando los límites de mi concentración aunque todo fuera de mis percepciones corporales pierden fuerza, como si lo único que importara fuera salvarme por dentro...

_Clemen..._ se va con su trampa por más de un mes y sus planes incluían regresar a casa con el tanque vacío, fresco como una lechuga, aplacando el remordimiento con una joya cara. Me deja sola con el dolor y mis nuevos demonios. Las náuseas se vuelven intolerables. Toser. Mi sudor se seca en el frío de mi piel.

– 20 –

page14image5881152

_¿¡Clem, por Dios!?_vuelve a querer tomar mis manos heladas_. Eres el único ser humano que puede desarmarme. Me puedes romper en tantos pedazos como quieras...

_Eres un falso, hipócrita...

_Amor..._ se desarticula. Verme así siempre lo tumba_, por favor.

_Te felicito. Toda una Miss Exótica_ niega con la cabeza, lentamente.

_No estás bien..._ luce martirizado ¿Algo de corazón le queda?_. Yo...

_¡No necesito tu falsa preocupación! ¡Estoy perfectamente bien!_ no voy a demostrarle a estas alturas cuánto puede lastimarme_. Ya que tu viaje no nos da tiempo para tratar estos temas, ¿carta blanca para los dos?_ zona franca. Una carta que él usa campante. El augurio sensorial trepidante repliega cuando mi interés se distrae.

_Carta blanca_ asiente sin chistar. El aro rueda hacia mí ¿El espejismo nos alivia a ambos?_. Jamás me lo saco_ y debe ser cierto porque tiene la marca muy profunda en la piel y eso sólo lo logra el contacto permanente con el metal. Está tan seguro que no le pondré los cuernos que me deja fantasear mi revancha. Consulta su reloj_. Tengo que irme..._me mira expectante ¿Quiere mi bendición para vivir la aventura sin remordimientos?

En silencio, me pongo de pie y me alejo. El aro en mi dedo extrañamente me tranquiliza, como si devolviera todo a su lugar. No me sigue y no tengo el temple de girar y verlo marcharse tras esa mujer ¿Es una ruptura en partes y anestesia para asimilar el fin? Ya ha utilizado otras veces la distancia para librarse de mí e irónicamente repite en California. Mi gran problema es amarlo todavía. Me he dado con la certeza hace unos minutos. Pero estoy rota sobre heridas antiguas que no cicatrizaron. Y estas sensaciones que me dejan ver el negro en su total dimensión. No sólo tengo el corazón quebrado, mi cuerpo es un guiñapo sin guarida.

Soy una autómata moviendo los pies lo más lejos posible. Lo llamo.

_¿Mi bella, te animaste?

_Bosco me engaña con tremenda mujer y se van a California_ sollozo dando sorbitos del café tibio.

_¡Mierda! ¿¡Dónde estás, mi vida!?

– 21 –

page15image7979344

_Estacionada en el aeropuerto...
Maldice nuevamente.
_¡No te muevas! Estaré allí en un santiamén.

Subo a la camioneta, apoyo la cabeza en el respaldar. Me quedo en blanco, como el cuero de los asientos, con la vista engatusada en el parabrisas. Mi cuerpo laxado se ha rendido al mareo, a la distancia, al frío. Desilusión, dolor, miedo al descontrol... Sólo un pensamiento suelto baila repetitivamente; esto tiene que parar. Balaguer es el epítome de un sinvergüenza incorregible. Es dañino para mí, siempre lo fue y soy tan burra que me resisto a asumirlo con todo y sus consecuencias. Nunca iba a dejar de ser...Bosco.

Al contrario, yo estoy mutando y es para mal en más de un sentido. Tengo que hacer algo con mi salud frágil, cuya apremiante vulnerabilidad, sólo yo conozco. Estoy perdida, desprotegida. Tan inerme y desvalida... Todo se oscurece, irremediablemente.

___________________


Antes


“_Tienes miedo.
_No conozco a nadie...
_Ya me conoces a mí_ toca mi cabello_. Tienes el pelo lindo. _Eso dice mi abuela Rocío.
_Astor. Me llamo Astor.
_Clementina.
_¿¡Clementina!? Es raro tu nombre...
_Y el tuyo...”


Mi primer día de clases de primer grado. El primer año para mí y el segundo para él que había comenzado en Kindergarten.

Nos volvimos inseparables desde ese día.

page15image7112384page15image7124032page15image7983504page15image7983712

– 22 –

page16image5882608

Amistad a primera vista. Uña y mugre. Lloramos escondidos en el baño cuando nos separaron de sección en primero de secundaria. Pero logramos juntarnos de nuevo en tercero, hasta ser promoción.

Astor vivía a diez minutos en bicicleta de mi casa. Hacíamos las tareas, juntos, también pijamadas. Íbamos a fiestas juntos, a la playa, a los talleres de verano juntos, a la natación.


_El mundo está lleno de cosas, y es realmente necesario que alguien las encuentre, eso decía Pipí(7) ¿Por dónde deberíamos empezar, Asti?

Pijamada No cuchumil, en mi casa, yo en mi cama y él debajo en laNido, ya cansados de jugar atrapa espejos en el techo.

_Tengo mis libros y te tengo a ti. Si encuentro lo que no me falta, terminará sobrando _ brinco a su cama y me abrazo a él.

_Pipí nunca llegó a encontrarte felizmente, ella es súper fuerte. Las pijamadas fueron suspendidas después de esa noche. Astor

cumplió doce ¿Por qué no podíamos seguir durmiendo juntos?


Al llegar a la adolescencia, lado a lado, comencé a hilvanar y de paso no pude evitar enamorarme de él. Yo tenía amigas y él amigos, pero nuestra relación era tan fuerte que respirábamos casi como uno solo, aunque habitáramos cuerpos de sexo opuesto.

Cuando mis hormonas empezaron a revolotear, un poco antes que las suyas, claro que me asusté. Astor comenzó a despuntar más que yo. A los quince años era un espigadísimo portento de rostro alargado, frente amplia y cabellos negros, lacios y de rebelde cerquillo. Su piel canela tomaba el mejor bronceado del verano, la nariz larga y varonilmente respingada, era coronada por unos ojos pequeños, inusualmente ambarinos, que me quitaban el aliento. Sus labios eran un tema aparte ¡Delgados, largos y seductores dibujaban la sonrisa más linda del mundo!!! El entrenamiento intensivo de natación era el responsable de su figura: espalda ancha, hombros altos, cintura estrecha y sin un gramo de grasa. Se robaba todos mis suspiros escondidos.

Ya no sólo bastaba estar con él, quería tocarlo y ser tocada de otra forma. Lo rozaba con cualquier pretexto tonto. Su presencia aceleraba mi corazón, mis manos se ponían frías y mariposas aleteaban en mi vientre, acompañadas de un raro cosquilleo.

_______________

7 Pipi Mediaslargas de Astrid Lindgren

page16image5882816

– 23 –

page17image5882400

Nos hicimos enamorados a los quince, aunque yo andaba loca por él desde los trece. Pero Astor seguía siendo un niño involucrado en los talleres de cuentos, la natación y el kung Fu...Lo esperé como su mejor amiga dos largos años, muriéndome de estremecimiento e inquietud cada vez que tenía la suerte de sentir sus dedos en mi piel...

¡No podía estar más feliz! Astor era mi príncipe azul, el hombre de mi vida. Nuestros papás se resignaron fácilmente a nuestro idilio adolescente, creo que lo veían venir desde la niñez.

Besarnos era idílico ¡Pasábamos las tardes hinchando nuestros labios de tanto apachurrarlos!!! Nunca podía tener suficiente de él. Yo quería sentirlo cada vez más y más. Pero Astor no parecía víctima de la misma corriente hormonal caliente de la adolescencia.


Febrero...


¡Cumple diecisiete de Astor!!!

Me viene a buscar en la tarde para irnos al cine a ver Ace Ventura. A los dos nos encanta Jim Carrey y sus miles de muecas.

Llega en el sedán rojo de su mamá. ¡Se lo prestó!!! Y viene con...


Voy A Vos_ Trance Mix: Vilma Palma E Vampiros: Fondo Profundo, 1994.


_¡Feliz cumple!!! – me abalanzo sobre él apenas abro la puerta de mi casa. Lo atiborro de besitos cortos trepada en su felino y firme cuerpo de nadador.

_¡Gracias, Clem!_ controla mi efusividad, apartándome un poco, sonriendo y ruborizándose. Me doy cuenta que no estamos solos. Un blanquiñoso, pecoso y musculoso chico grande sale del auto y me mira fijamente_. Te presento a Fabio, de la Federación_ ¿¡un amigo! en nuestra salida en dúo de cada cumpleaños!?

_Hola. Astor me ha hablado mucho de ti..._ a pesar del cuerpo fibroso, tiene un rostro delicado.

_Hola_ lo saludo con un ligero beso, desconcertada y desencantada.

– 24 –

page18image7986624

_Se apunta con Ace Ventura..._sonríe nervioso ¿Y a estos dos tontos que les pasa?

No me agrada mucho que digamos pero no quiero ser la enamorada pesada y absorbente... ¡Pero lo soy!!! Sólo me queda fingir y fingir.

_Bueno..._titubeo_, guardo tu regalo para después del cine.

_¡Perfecto!_ de perfecto no tiene nada. Vamos con chaperón y al cine donde siempre podemos besarnos más de la cuenta_. Faltan cincuenta y ocho días para tu cumple_ ese comentario lo hace cada año_, te esperaré con dieciséis hasta que los cumplas tú.

_Más te vale.

________________


Clem


Intento salir de este estado insufrible, pero mi filtro de contacto opaca los rayos del sol, el aroma matinal del jazmín al pie de las ventanas, mezclado con el sutil humor del mar... Soy inmune al bienestar de la ducha tibia y al frescor fragante de lavanda. Mis sospechas latentes se han derramado a la realidad. Frente a una anormalidad, la normalidad la suple. Elemental y más para Bosco.

Me duele la cabeza, todavía me siento muy lejos. Anoche me desmayé después de años y la idea de que vuelva a ocurrir me deja nerviosa como nunca antes.

Bosco tiene una aventura o algo más serio. La verdad se lleva la angustia, pero el dolor ocupa su lugar y el efecto es aún peor. Su afecto se orienta en otra dirección. Es ella quien llena ahora su mente, sus emociones, sus deseos de piel.

Hemos tenido épocas de una intensidad exhalada por todos nuestros poros, periodos tormentosos y fríos, también. Ahora mismo sentía que vivíamos una etapa de calma y madurez, volcada a nuestros hijos, a nuestra casa y nuestros proyectos. Pero estaba sola en eso.

Bosco viaja con una mujer cuando le importa mucho. Ya no quiere viajar conmigo. Me va a dejar. Tal vez ya lo ha hecho en su cabeza...Él sabe dejarme antes que me entere.

page18image7085616page18image5099456page18image7988704page18image7988912

– 25 –

page19image5885520

¿Cómo quedaré después de un nuevo de sus golpes? No es que se vaya con ella lo que empieza a desintegrarme, es que se vaya de mí.

Hoy no tengo ánimos para entrenar, que va. Es raro que Darío y Cloe no interrumpieran mi baño con insistentes golpes contra la puerta, llenándome de sus necesidades.

Me embarro en humectante de Verbena, frente al espejo. Sigo siendo la misma flacucha y espigada de 1.77 m. Los huesos se marcan en la espalda, las costillas, la clavícula, los arcos de la pelvis... Los años volaron desde los quince, tal como lo predijo mi abuela, pero todo sigue en su lugar gracias a mi régimen alimenticio compacto, estricto y saludable y mi metódica manera de comer. Y claro, a la espartana rutina de entrenamiento impuesta por Bosco. De lunes a viernes, ejercicios cardiovasculares y cuatro sesiones semanales de pesas en brazos, piernas y abdomen.

Mis senos de turgencia media y sin aspavientos lucen bastante bien con ayuda de la tecnología en Bra. Cintura pequeña, vientre plano, marcado por la pequeña cicatriz de la cesárea. Caderas redondeadas limitan con piernas largas y delgadas y firmes. La celulitis y las estrías no son intimidantes aún. Mi trasero es firme, respingón y elegante como la cola de un pato.

Es mi expresión facial la que está para correr, por algo es la ventana del alma. Descarrilé en llanto cuando Astor se marchó.

Crema humectante y bloqueador solar en mi rostro de corazón machucado. Mis ojos pardos hinchados están apagados. Mi cabello lacio cae en una mata debajo de mis hombros y el cerquillo desciende sobre mi frente con voluntad propia. Oscuro y aburrido. Bosco no me deja cambiar mi tono natural ¡Yo complaciendo al hijo de puta y él, poniéndome los cuernos!

Opto por Pitillos, azul Índigo, rasgados, a lo neo punk, ballerinasnegras con rosas rojas en la punta. Blusa Vichy, negro y blanco, remangada. Me seco un poco el cabello con el difusor. Dientes limpios y base para disimular abundantes pecas. Gloss natural y toques de Eau Parfumée Au Thé Bleu, de Bvlgari. Cambio mi aro por mi Sabbia de Pomellato. El vacío tan desagradable en el estómago no lo suple la bella sortija. Mejor ir acostumbrándome... ¡Mucho que le creo al sinvergüenza que nunca se lo quita!

– 26 –

page20image7986208

Llega a buscarme Perseo, moviendo la cola de punta blanca. EsteBeagle nos ha dado trabajo este par de años con todas sus travesuras, destrozos y asaltos de comida, pero sólo sentir su ladrido cantarín, su ánimo impetuoso y su frente arrugada ¡Enloquezco por él!

Las escaleras antiguas de madera brillante, con imponentes molduras de fierro y bronce en los pasamanos nos empujan al primer piso. El sol se cuela por las persianas del salón, reflejándose en las paredes blancas. El B&O A9 rojo sonando.

¡Astor está en casa!!!

_Hola, mami..._ Darío me manda un beso desde su silla alta en la gran isla en Kalliston blanco, con ligeras vetas chocolate. Cloe, junto a él lo mira y lo imita.

_¡Mami, estás muy guapa!_ es detallista y zalamera. Me roban una sonrisa que es lo que necesito. Están enfrascados en el iPad y Netflix.

_Gracias, Cloe ¡Buenos días mis chiquis!_ no todo en la vida es triste.

_Astor..._ nos miramos y me dedica su mejor sonrisa. Vigila a los niños que beben leche con galletas de arroz y queso fresco.

A pesar de haber estado juntos en mi panza por treinta y cinco semanas, son muy diferentes. Darío se parece mucho a su padre físicamente. Seguramente hará llorar a muchas en el futuro. Es largo, delgado, de cabellos oscuros y ojos verde aceituna. Tiene la cara repleta de pecas de las que no nos hemos podido librar ni con litros de bloqueador solar. Los labios carnosos y boquita en forma de corazón son mi marca, además de ser tímido y retraído con los extraños. Cloe es menos alta que Darío, de cabello rubio oscuro y ojos marrones como los míos, los labios delgados y la piel más resistente a las pecas. Es pícara, siempre la dueña del show, ha heredado la personalidad cautivadora de Balaguer.

_¿Cómo dormiste?_ indaga el guapo que come de un bowl grande ensalada de frutas, Granola y yogurt.

_Bien.
_Buenos días, señito ¿Le sirvo algo?
_Magnolia..._ no tengo hambre_. Fruta, la mitad_ señalo el bowl.

_¿Papi se va en avión y viene Astor a cuidarnos a todos, no mami?

– 27 –

page21image5887392

_Siempre.

_Me gusta cuando viene Astor_ come su tortita.

_¡Lo dijiste, mi amor!_ una luz en la tormenta. Me acerco y lo besuqueo en la cabeza. Sonríe orgulloso y vuelve a repetir una y otra vez, de lo más feliz. Fin de terapia de lenguaje.

_¿Ya no me llamo Astol, campeón?

_Siempre fuiste Astor_ lo despeina emocionado y Darío le pone los ojos en blanco_ ¿Es que no te dabas cuenta?_ les zampa un sonoro beso en las cabezas de ambos.

_¡Shhh, que no escucho!_ se queja Darío que está concentradísimo con Patrulla de cachorros_. Ryder regaña a Katie_ se luce su erre.

_¡Por fin!_ gritamos al unísono Astor y yo. Somos los que más nos hemos empeñado en corregirlo.

_¡Darío es el mejor!_ grita su hermana y se le echa encima. Comienzan los empujones.

_Vamos a la sala y no interrumpimos sesión de abrazos.

El salón principal es espacioso, de construcción clásica pero de estilo moderno y vanguardista. La ha montado casi en su totalidad Bosco, aceptando puntuales sugerencias mías.

Un majestuoso Bucefalo Sofa(8), en cuero blanco y acero con algunos cojines en rojo, fucsia y anaranjado_ mi modesta contribución_, es la columna vertebral del ambiente. Lo acompaña dos divertidas butacas Papageno( 9), en cuero rojo y aluminio y una Barcelona Day Bed en blanco. De lo poco que nos trajimos de sus años de soltero. Las mesas de centro son las gemelas Ike, (10), en vidrio, latón y acero. Dejamos las frutas en la mesa.

_Estás ida..._se ha tumbado en el Bucefalo. Apoyo la cabeza sobre sus piernas semi desnudas, con escaso vello. Está listo para nuestra religiosa corrida sabatina al aire libre. Siempre que Bosco se va al amanecer de ruta me escapo con él. Ha sido capaz de dejarlo todo para actuar de mal tercio en nuestro derrotero. Sus celos me desconciertan. No han disminuido.

________________

  1. 8 De la marca Canova.

  2. 9 De la marca Leolux.

  3. 10 De la marca Lightfull.

page21image5887184

– 28 –

page22image7992240

Alguna vez escuché decir que los hombres más celosos son los más infieles.

_Observo mis Kay Bojesen_ sobre las mesas reposan coloridosSongbird. Soy fan número uno de sus sencillos y enternecedores diseños de madera, como lo son mis hijos, que no resisten jugar con ellos. Mis ojos siguen a los posa-velas de madera de Umlaute_. Todavía estoy desubicada con todo lo que está pasando_ me incorporo, suspirando largamente, apoyo la cabeza en su hombro. Me abraza suavemente antes de darme un beso en la sien.

_¿Has podido pensar algo?
Lo que se dice pensar en productivo...

_Bosco ya me ha dejado otras veces, siempre empujado por sus instintos carnales. Desde que nos casamos y las cosas no fluyeron como imaginamos..._ me levanta una ceja desconcertada_, siempre tuve la picadura que esto pasaría. Que se iría con una normalita_ ruedo los ojos, ironizando en mi estigma_. Eso no quita que me haya golpeado en frío. Fue humillante, la mujercita una descarada...

_Clem..._todo este rollo lo tortura, sigo siendo la niña de sus ojos. Ordena un mechón de cabello húmedo tras mi oreja.

_Pero es Bosco_ encojo los hombros_ ¿Qué más podía esperar de un tipo como él? Soy peor que las mulas chocando siempre con la misma piedra, creyendo en lo increíble..._arruga la frente_ . Me dejo envolver y no me doy cuenta que es una falacia más.

_Clem...

_Tú lo sabías...

_Si tú lo sabías, yo también lo sabía_ no se atreve a mirarme_. Le conocía una que otra pendejada sin ninguna implicancia.

¿¡Sin ninguna implicancia!? ¿Para quién? ¿Para él? ¿Para Bosco?

¡Es un hecho trascendental para mí, mi esposo tirándose a otra!!!

Me desmenuza. La levedad de Balaguer, la soltura de huesos de Astor ¿Son ellos los que están mal, o soy yo? Pareciera que las infidelidades de Bosco son comodines en el juego.

_¡Un pendejo tapando las cochinadas de otro!!!_ me pongo de pie, aturdida. Con alguien me tengo que desquitar.

– 29 –

page23image7992864

_Somos hombres al fin..._ deja caer los brazos._. Y le he pisado los talones para asegurarme que no se fuera a cargar basura de la calle.

_¡Gracias, querido amigo!_ me mofo ¡Ahora también estoy furiosa con él! Bosco me ha estado viendo la cara en 4D y mi mejor amigo lo sabía y lo ha callado en pos de qué ¿¡De mi salud!? ¡Por favor!_. Gracias por preocuparte por mi cuerpo ¿Y mis sentimientos, mi orgullo? ¿Mi locura? ¿Es que no cuenta?

Me mira confuso, plantándose frente a mí.

_Loca deberías estar por él y sigues conteniéndote.

_¡Felizmente y no! Estaría completamente despreciada.

_¡Y te sirve de mucho la sutileza!_ rueda la mirada.

_¡Es lo único que le queda a mi autoestima!

_Menudo rollo el de ustedes, es como una laguna del Derecho.

_¡No me vengas con tus leguleyadas!_ me sulfuro_ ¿Desde cuándo le conoces toda la basura extra?_ comienzo a toser por las náuseas...

_No es que le conozca tanta, Clemen..._ trata de aligerar y evadir. Pero Astor es un mal mentiroso_. Tengo cosas más importantes que hacer que andarme de fisgón en su mierda.

_¡Dímelo!_ le exijo, jaloneándolo de la barbilla llena de púas. Cuando sus ojos me encuentran entiende que le conviene confesar.

_Después de los mellizos..._el aliento se congela en mi boca_. En sus palabras: recrudeció la mierda_ creo que me desmayaré de nuevo ¡Seis años y ni cuenta me di! Bosco siempre me anda acosando, tenga ganas yo o no_. Según él cuando nacieron ya ni lo mirabas y no te dejabas ni agarrar las tetas_ me ruborizo con tal desfachatez. Los hombres creen que las mujeres somos máquinas programables, misma lavadora, para hacer hijos, cuidarlos, dar de mamar y encima cumplir con mañoserías y exigencias maritales...Enrojezco de ira.

_¡Mis tetas fueron de mis hijos sólo un mes!_ se frota la frente, fastidiado_ ¿Ya no recuerdas que hizo el enfermo respecto de la lactancia? ¡Tremendo mentiroso aguantado!_ necesito aire extra_ ¿¡Cómo has podido ocultármelo por años, Astor!?_ empiezo a lagrimear_. Por lo visto ni tú ni Bosco tienen un mínimo de remordimiento por el daño que me causan...

_No llores, Clemen..._las seca sobre mis mejillas_ ¡Por favor, no!

– 30 –

page24image5890096

_ Si lo hubiera sabido, hace años lo hubiera dejado...

_Tú estabas abocada a los mellis. Alegaba simple desfogue ocasional..._cierra los ojos con frustración_. Pocos hombres se quedarían en un matrimonio tan raro como el suyo. Y eso, viniendo de un tipo como él, no deja de sorprenderme.

_Con semejantes beneficios, ¿quién no? ¡Un convenido promiscuo, eso es lo que es!_ rechino los dientes_ ¡Entre mi marido y mi representante auto-impuesto! ¿Dejabas que ese cochino me agarrara, sabiendo de sus andanzas?_ ¡Dios, qué es todo esto!!!_tos y tos.

_No te agarra del todo, mi bella_ me levanta una ceja, inquisitivo_. Hace mucho que no..._sonríe sin una gota de humor. Esos datos actualizados deben venir del bocón, para justificar sus putadas. Hace mucho que yo no le hago infidencias de mi vida sexual_. Tu caso es de Ripley. Soy un buen árbitro_ se funge de lo más campante_. He acordado cosas con el huevón a tus espaldas, sí, pero he velado siempre por tu seguridad. Con tu historia de amor me he convencido que no existe el todo y nada.

Me muerdo el labio inferior con tanta cólera que llego a sentir el sabor metálico de mi sangre ¿Es que en verdad merezco todo lo que está pasando? Bosco y Astor...

_No te muerdas, querida_ salva a mi labio del poder de mis dientes.

_¡Soportaré mi cruz, entonces!_ pongo los ojos de par en par.

_No he dicho eso, Clem.

_¡Hacerme de la vista gorda, ni muerta!_ exploto_. No después que ha pisoteado mi dignidad y...

_No es la primera vez que hablamos de esto_ me interrumpe con dulzura, pone las manos en mis hombros_. Teníamos dieciocho, cuando los avances del señor que ahora es tu esposo se volvieron demandantes. Llevas más de la mitad de tu vida en este lío_ resopla_. Eres una profesional exitosa y una mamá que se esmera día a día pero como mujer tu vida es pura mierda_ se agobia como si le clavara a él_. Y no quieres mover ficha por nada del mundo. Tu mente está tan cerrada como lo está tu vagina.

_Gracias, necesitaba tu apoyo_ soplando mi cerquillo, vuelvo a zafarme de él, abochornada_. Ahora sí que me siento mejor...

– 31 –

page25image9962096

_Y no haces nada por ti, por disfrutar tu femineidad_ no le hace caso a mi ironía_. Ya ni hablemos de Bosco, yo tampoco lo entiendo a él_ vuelve frente a mí, me obliga a mirarlo_. Es capo, tiene dinero, tiene pinta, es pendejo y sigue viviendo con su Kriptonita. Es de bajo calibre y esa es una virtud viniendo de alguien con todo su potencial.

_¿¡Y eso qué demonios significa!?

_Que no vive sacándote la vuelta, y tiene todo para andar sumido en ello sin esfuerzo_ se me contraen las entrañas pensando en el jale que siempre ha tenido: su diseño de fábrica_. Supongo que le debe gustar lo que hacen. Porque lo he visto rechazar mujeres que cualquier hetero no hubiera resistido sin fortaleza. Y él sin más..._ ¡me emociono como buena huevona!

_¿Qué sabes de la tipa que se fue con él?_ trato de mostrarme más calmada para que desembuche. La incertidumbre no me dejó dormir hasta el canturreo de los pajaritos el amanecer...

_Nada, Clem..._ me esquiva la mirada y me confirma que se lo calla.

_¡Sabías que se iba con ella California!_ una arcada me empuja a toser.

_¡Calma, chiquita! Cálmate y se van. Vamos a comernos las frutas_ suplica levantando el bowl.

Cada vez que me enredo con él me hace pedazos. Si ha pendejeadoa mis espaldas y Astor no se ha escandalizado al punto de contármelo es porque no lo consideraba vital. Y Bosco jamás dejó de estar conmigo y los niños, salvo en sus viajes. Siempre imaginé que era donde me sacaba la vuelta (11), pues siempre regresaba amorosísimo y lleno de regalos. Y aguantado también. Eso era lo que no encajaba y me hacía aferrarme a que sólo eran ideas mías.

_¿Se lleva mujeres de viaje?_ lo jaloneo del codo_. Todo esto es demasiado asqueroso...

_No_ es categórico_. Aunque me joda, Clem, no lo necesita_ entonces si se ha llevado a una tipa por cinco semanas es porque hay algo más que sexo y el supuesto tiempo para pensar es en realidad un epílogo.

_______________page25image7994944

11 Poner los cuernos.

– 32 –

page26image9962512

_Se ha enamorado de ella_ todo me parece una pesadilla y sólo quiero despertar_. Es muy bonita_ me pierdo en el fabuloso díptico de Jade Beltrán, llevándome un trozo de piña a la boca antes de enterrar la cara en las manos, con los codos sobre las rodillas.

_ ¿Y qué vas a hacer tú?_ se arrodilla en el piso. Se está exasperando.

_¿Qué puedo hacer? Si ya no me quiere, ya no me quiere_ levanto los hombros con falsa calma, dejando que todas mis emociones exploten por dentro_. Con tantos problemas que tengo creo que es lo más conveniente para él cerrarme de una vez por todas.

_¡Me desesperas!_ levanta la voz, me levanta la cabeza_ ¿Qué vas a hacer contigo?, ¿con tu vida?, ¿con tus problemas?

_¡Estoy jodida! No sé en qué momento de mi vida me jodí, Astor..._ vuelvo al llanto, mi corazón late lento e irregular. Me es difícil respirar..._. No he logrado descifrarlo.

_¿Porque no intentas salir de esa letanía?_ apela a la súplica_. No sé por qué número de vez vamos a estas alturas.

_¿Te interesa mi matrimonio? ¿Le tienes cariño, finalmente? _¿Cariño? ¡Una mierda!_ sus ojos chispean_. Me interesas tú,

primero, segundo y tercero y después los mellis.
Me pongo de pie, tiro de él y me abrazo a su pecho. El acecho

amedrentador de mis sensaciones pierde fuerza en sus brazos.

_¡Todo esto pasó porque no te enamoraste de mí!_ lo recrimino, buscando un culpable de haber caído en las redes de Bosco.

_¡Y cómo me atormenta, Clemen! Eras una gata muy caliente_ sus palabras suenan a auto reproche_ . Era muy difícil contenerte.

Pero nunca lo fui tanto como con Bosco. Astor y yo no estuvimos ni cerca de pasar la valla de los besuqueos. Totalmente manejable para mí. Con Bosco las cosas muchas veces quisieron irse de mis manos.

_Si fueras bisexual podríamos haber construido una vida.

_¡Ni tú te la crees, querida!– ahora él me mira poniéndome los ojos en blanco y regresa con una mirada de lo más loca, que me roba una tenue sonrisa_. Eres posesiva y yo no pateo con los dos pies.

_¡No me sirves!_ bromeo besuqueándolo en el cuello.

 _Vivo para ti...

– 33 –

page27image5887808

_Y para todos tus hombres_ acabo con el romanticismo.

_Nada es perfecto_ él y Bosco me cambian por otro, por otra..._. Nos toca corrida. A cambiar el atuendo.

_No me alcanza el ánimo.

_Tengo que almorzar con el mocoso también. Está empinchadazo_ me deja... Me vuelvo a poner nerviosa. Mucho. Inspiro profundo y trato de distraerme, sé que será casi imposible. Me agota tener que controlar cada emoción, cada sensación que me acerca al descontrol.

_Debe odiarme....

_Ahora sí_ revela, cogiendo su canguro con agua, la coloca alrededor de su cintura, los audífonos del iPhone_ ¡Me tengo que ir!_ me suplica con los ojos que lo deje marchar. Entra un chat. Escribe rápidamente_ ¡Es Sergio! ¿Me acompañas al teatro por la noche?

_Tengo hijos que cuidar antes de morir_ pero no quiero estar sola...

_¡Me acompañarás!_ insiste y su tono dice definitivo. Felizmente_. Una tarde de tire y tire y se le pasan los celos. Ese mocoso es la horma de mi zapato..._ es un pensamiento que escapó, su mirada se enturbia... Vuelve a teclear.

_Gracias por cantar delante de la sorda.

__________________


Antes


Astor pasaba mucho tiempo con Fabio ¡Estaba celosa a morir de sus estilos, cronómetros y tiempos! Bromeaban y reían de cosas que no entendía o de las que no estaba enterada, de gente que no conocía. Y yo que odiaba nadar, a pesar que me encantaba verlo nadar a él.

El año escolar despegó y el verano poco a poco se largaba al norte. Comencé a andar más con las chicas, incluso fuera del colegio ¡Qué más me quedaba! Ya no pasábamos juntos los recreos, donde siempre podíamos besuquearnos un poco. Si no lo absorbía los entrenamientos, era el taller de cuentos, la caída de un meteorito, el descongelamiento de la Antártida... ¡Puras excusas!

page27image5015680page27image5049504page27image5893424page27image5893632

– 34 –

page28image5895296

Astor estaba cada vez más raro conmigo. No sabía cómo explicarlo. Seguíamos ínter conectados pero a distancia. No podía decir que estábamos distanciados. Nuestras rutinas seguían siendo las mismas pero podría jurar que ponía motivos entre los dos para no estar demasiado cerca. La desazón se acumulaba día a día. Evitaba tocarme como se tocan chico y chica. Y no parecía contenerse, era como si viviera del otro lado de la atracción. Un régimen peor que el alimenticio impuesto por mi mamá. Nada de carne, cero dulces envasados y harinas restringidas. Con él era cero besos y toqueteos restringidos a jugar con mi pelo y darme uno que otro empujoncito, para mandarme a ejercitar, cuando me tiraba los entrenamientos de salto alto para verlo nadar.

En mi desesperación llegué a matricularme en natación en las extracurriculares. Astor había sido mi único amigo y obviamente mi primer enamorado y el único que me interesaba. No tenía ojos para nadie más. Y muchas tenían ojos para él, y no sólo en el colegio.

Se había convertido en un larguísimo cuero(12) de 1.89 m., delgado y fibroso. Lo perseguían por todas partes despertando en mí celos dramáticos. Yo también tenía mi jale(13) pero Astor no parecía intimidarse para nada, hasta sonreía cuando me miraban y me piropeaban, echándome porras. Era un bicho triste, incapaz de despertar pasiones en mi gran amor. En su cabeza parecía vívida la idea de Clem, la mejor amiga, el otro lado de su mente. Me desconcertaba pensar si era el curso normal de una amistad volcándose al amor, que nacía sin curiosidad o él era excesivamente conservador por tratarse de mí. Yo me sentía de lo más liberal para explorar esta intensa agitación.

Todas las cosas en la vida tienen una explicación, aunque no hilvanemos fácilmente, resistiéndonos a las evidencia. Rechazamos el dolor. Una técnica más de sobrevivencia.

Astor no sentía pasión. Era así ¿Qué estaba mal en mí?

Era mi mejor amigo y no dudaba de su incondicionalidad. Estaba allí siempre para mí, pero mi cuerpo no le interesaba. Y de tanto analizarlo fueron engranando piezas en mi cabeza. Era yo siempre la apasionada y él sólo se dejaba llevar por mi desenfreno hasta que no resistía más y me

_________________

  1. 12 Guapo

  2. 13 Pegada, admiradores.

page28image5895088

– 35 –

page29image5895712

apartaba con tontas excusas. Teníamos año y medio saliendo y nunca me había agarrado las tetas ni la cola. Y lo peor es que no lo veía ni un ápice interesado en descascarar la mandarina. Verme desnuda no estaba entre sus motivaciones. Yo si estaba interesadísima en descubrir sus secretos bajo la estrecha ropa de natación...Cada vez deseaba más de él y me sentía como una libidinosa porque él parecía inmune a mis anhelos. Ya hasta me avergonzaba conmigo misma de lo calentona que era. Ni el yoga hacía efecto para calmar mi cuerpo en llamas.

¡Mis artimañas con el bikini del verano, las minifaldas, los escotes, lo movían cero! Lo rosaba disimuladamente con las nalgas, las tetas, le enseñaba las piernas y lo único que obtenía era que me despeinara bromista o me diera unas palmaditas en el hombro.

¡Más en bandeja no me le he podido poner por más súper amigo que sea!!! Estábamos tan lejos del sexo como de la India.

¿Algún día viajaré a la India? Mi mamá sí ha estado allá. Ella es una Yogui, dedicada al Ashtanga, con una larga trayectoria. Yo también practico yoga como mis hermanos y mi papá, todas las mañanas por treinta minutos a las 6, antes de iniciar nuestro día.

Noche frustrada ¡Estoy que reviento de rabia, celos, frustración, inseguridad, impotencia, ganas de que me toque y resultado negativo ¡A-g-u-a-n-t-a-d-a(14)!!!

_¿Qué pasa contigo, Asteroide?_ se masajea los labios con los dedos, sin mirarme, levanta un poco el volumen de la radio cuando pasa una de sus favoritas. Yo le bajo bruscamente, obligándolo a enfrentarme. Me mira desconcertado por mi arranque.


1979: The Smashing Pumpkies: Melon Collie And The Infinite Sadness, 1995.


_¡Me mascabas los labios!_ pone los ojos como pelotas de golf_. ¡Faltaba poco para que saliera sangre, Clem!_¡encima se molesta!

________________

14 Reprimida, sexualmente hablando.

page29image9965424

– 36 –

page30image7993904

_¡Oye, huevón(15)!_ ¡ahhh! ¡Explotaré como globo clavado con aguja!

_¡Por eso es que no quiero besarte porque empiezas con los exabruptos!_ bufa, más fastidiado todavía y deja de mirarme. Descarga tensión sacando conejos del cuello.

¿Queeé... exagerado??? ¿O no? ¡Me pongo roja como un tomate!!!

_¡Sabes ya me estoy hartando de toda esta basura!_ controlo el lloriqueo, me bajo del carro dando un portazo con todas mis fuerzas. Busco la llave de mi casa en mi mochila. Irme a estudiar a la casa de Bárbara con el grupo ha sido una mala idea... ¡No encuentro la maldita llave! Falta que la haya dejado donde Bárbara. Mi papá es muy estricto con la llave y pedirle a este idiota que me jale a su casa para buscarla. Me ha seguido. Las tiene en la palma de la mano.

_Clemen..._ repliega y yo respiro aliviada, porque no tendré que soportar el sermón de mi papá con su obsesión por las llaves... ¡Sus ojos claros con la mirada más linda del mundo intentan apaciguarme! Astor odia ponerme triste y eso data desde primaria.

_Lo que pasa es que yo ya no te gusto... ¿Te gusté alguna vez?_ le arrancho las llaves y escupo de una todas mis inseguridades_. No sé qué es lo que me falta para gustarte, ¿ser tetona?, ¿exuberante? ¿Tener ojos verdes, azules, grises? ¿Ser rubia?, ¿ser pelirroja?

_¡Qué mierda...!_ se aflige no sé si por mis palabras o por mis lágrimas. Puede hacer cualquier cosa para no verme llorar_ ¿Qué te pasa?, ¡eres preciosa! Ya te he dicho que estás para modelar_ ¡jamás!!! ¡Me vuelvo frívola!!! ¡Mi mamá se muere y mi papá también!!! Y me quedo huérfana, con la carga de mis hermanos...

_¡Pero no te gusto!_ seco mis mejillas, intento calmar mis sollozos_. Hace semanas que no nos besábamos: veintidós días_ sus ojos se inflan_ ¡Llevo la cuenta, sí señor!_ rabio, sin poder mirarlo a los ojos_ . Y cuando puedo atraparte, ¡te mastico!_ intenta agarrarme de los codos pero me resisto_. Bárbara Quiñones te tiene unas ganas, te ha hecho los quecos con total descaro y sabiendo que tú y yo..._chillo, histérica_ ¡Seguro que le has dado pie porque a ti también te gusta! Por eso hemos ido a estudiar con esa burra que no sabe nada de física, sólo de balancear sus enormes tetas y...

__________________

page30image9966464

15 Tonto.

– 37 –

page31image9966256

_¿Bárbara? ¡Estás loca, huevona!, puta, que..._ me interrumpe con los ojos en blanco_. Tiene la boca más grande que la de un tiburón_ dramatiza, abriendo una bocaza descomunal y me hace reír.

_¡Ella sí que te masticaría la boca, huevón!

_Más bien la cabeza entera, mi bella... “Ahí está, ahí está el tiburón, el tiburón”_ hace el popular pasito de baile de esa pegajosa canción y me hace reír más ¡Cómo quiero a este grandulón!!!

_Glenda me dijo que ella mordisquea a su enamorado y que a él le encanta..._ justifico mis ataques un poco más tranquila, inspirando todos mis fluidos nasales.

_Cada pareja es diferente..._ me seca las lágrimas, con los dedos, lleno de ternura_. Estamos en exámenes, lo del toqueteo nos desconcentra... ¡No llores!_ me ruega y se ablanda más todavía_, sabes que no lo resisto...

_¡En fin!_ inspiro profundo, estoy llena de mocos de tanto llorar_ . Supongo que el sábado no habrá excusa_ le advierto. Tenemos la fiesta de María Gracia y las fiestas en esa jatazo(16) son espectaculares.

_¡Claro que no!_ me besa en la frente. Ya me saca media cabeza este tonto_. Nos vamos a poner al día... – susurra con esos ojos pequeños de párpados caídos, el cerquillo resbalando rebelde por la frente y esa sonrisa pícara que me derrite.

_Contaré las horas para el sábado..._ recién es martes y ya suspiro. Necesito que acabe esta dieta que tiene a mis hormonas enloquecidas, está peor que la de mi casa.


¡La fiesta de María Gracia!!!

¡Ye, ye yee!!!

Por fin. Voy a besar a Astor... Mucho, mucho, muchísimo.

Estoy feliz como una perdiz. Me he pasado tooodo el sábado buscando algo lindo para ponerme esta noche...

Después de horas de indecisión voy por los jeans Guess negros, que

________________

16 Casa grande.

page31image5897792

– 38 –

page32image7864736

me forman el cuerpo fabuloso y resalta mi cola + un body de encajes, perla, con escote corazón, que le dan la calidad de interesantes a mis tetas, con ayuda de mi favorecedor sostén piel, especial para chicas con poca artillería. Y botitas negras de gamuza con plataforma que me dejan muuuy alta. Mi cabello, perfectamente cepillado cae por mi espalda ¡Y me he dado una pintarrajeada! Delineador negro y harto rímel, labial rojo fuego, prestado sin permiso del cajón de mi mamá. Mis labios carnosos lucen listos para ser devorados de una buena vez por don mojigato. Es lo malo de haberme enamorado de mi amigo de infancia y que conoce de pe a pa a mi familia. Me miro en el espejo ¡Luzco a lo súper modelo de pasarela! Aunque sé que no debería. Mi mamá no quiere ni oír hablar de eso. En la playa me propusieron reina del Luau... A mis papás casi les da patatús.

_Clemen, llegó Astor_ la voz de mi mamá interrumpe mi cita con el espejo. Unas gotas de Pleasures de Estée Lauder, en el pulso y detrás de las orejas. Me encanta como huele mi mamá con ella...

_¡Ya voy!_ me pongo la casaca de jeans para que mi mamá no vea la pendejada del body. Ojalá que no se fije en mi boca de putilla barata tampoco. Todo sea por seducir a mi puritano.

Está en el sótano con Flavio y Rogelio, mis chinches(17) hermanos conSúper Mario World 2. No paran desde las cuatro de la tarde.

_¡Astor, ya estoy lista!!!_ grito desde la escalera, para variar se demora en subir y me pone más nerviosa. Por suerte Laila no sube. Me quito la casaca, cuando Astor va subiendo.

_No llegues tarde, Clem.

_No te preocupes, Laia_ se adelanta.

_¡A la una!_ escucho el lacónico mandato de mi papá_. Cuida la llave.

_Papi, a las dos..._ le pongo a lo suplicante_ .Tengo la llave de collar. 

_¡A las dos, Astor!
_Sí, señor.
Me mira sorprendido cuando me ve.

_¡Guau, estás muy guapa!_ se me acerca_. Casi me alcanzas... El color perla te queda fenomenal y hueles... Hmmm, a rosas y jazmín...

__________________page32image9966672

17 Antipáticos.

– 39 –

page33image7864944

_Tú también estás muy guapo..._ me ruborizo con sus palabras y paso inspección ¡Está buenazo!: jeans lavados Guess y camisa Tommy, Vichy, verde agua y blanco.

_Mi mamá me prestó el carro, flaca. _¡Yeee!!!

Las fiestas de María Gracia siempre son un éxito, van los tres salones de la promo y sus amigos del club, del teatro, del barrio. Ella tiene un círculo social amplio y variado. Parecía que todo mi esfuerzo está dando frutos. No paramos de bailar, la música está prendidaza. Pero la suerte no dura mucho. Aparece el pesado de Fabio.

¿¡Qué hace un idiota de la Federación de Natación de diecinueve aquí!!!? ¡Astor lo ha invitado!!! A este tipo lo tengo entre ceja y ceja. Astor se la pasa hablando de él, de sus tiempos, de su alimentación, de las pesas que hace en el Gym, de su universidad. Y lo peor es que le brillan los ojos. Se han hecho muy amigos desde el verano, a pesar que Fabio está en segundo ciclo de Comunicaciones... ¿No debería estar en fiestas universitarias antes que mezclarse con escolares? Detesto su pelo castaño, su cuerpo musculoso, lo chato que es... ¡Todo él me irrita!!!

Apenas Astor lo ve llegar se acabó el baile. Se ponen a conversar de sus huevadas ¡He dejado de existir para él!

¡Me da la pataletaaa!!! ¡Por qué tuvo que invitar al tarado!!!


Que Es Lo Que Quiere Esa Nena: El General: Hits (Lo Mejor Del General), 2003.


¡Prepárense! El General pone a todos eufóricos. Magra y Glenda me jalan a bailar. Si el huevón prefiere los hombres, ¡yo me quedo con las mujeres!... ¡Habrase visto lo que se pierde! ¡Y ni se inmuta!!!


̈Media hora y nos largamos de la guardería. Simple acto de presencia. Sólo un par de chelas ̈


Me disparo con ellas. El tabladillo de baile sobre el jardín con toldo veneciano. Guau. Colonizamos nuestra esquina con sensuales y

– 40 –

page34image7865152

desinhibidos pasitos... Percibo de soslayo una insistente mirada que no proviene de la pista. Me sigue sin descanso, penetrante y ensimismada. Giro, y cuando vuelvo, sigue sobre mí ya con evidente descaro. No es del cole, claro que no. Lo miro sin que se dé cuenta...


“¿Y esta jirafita bebé?... Puta ¡Qué culito y más curvas! Se agita quien no debería en recinto infantil”


Es muy alto y muy delgado... Su cabello oscuro se desliza rebelde por su frente, lo avienta hacia atrás con los dedos a cada rato. Tiene una sonrisa larga y clásica de sinvergüenza ¡El tipo de chicos que detesto! Bebe cerveza con otros tipos y cuchichean sonriendo sin despegarme el ojo. Me concentro en el baile para no dejarme intimidar, pero me pone cada vez más nerviosa. El conchudo(18) tiene mirada chicle y se estira sobre mí de arriba abajo. Es como si atravesara mi ropa para acariciar mi piel con su potente energía. Se me seca la boca y mi mirada no puede alejarse de él. Esta vez me chapa infraganti. Nuestros ojos se agarran de tal forma que me quita el aliento... Él se recupera primero. Me levanta una ceja a lo pregunta crucial, con una media sonrisa cazadora. Trago saliva me, alineo a la razón ¿No digo yo? ¡Huele a sinvergüenza!!! ¿¡Qué se creerá este pendejo!? Me pulverizan los escalofríos, se alborota mi corazón. Inspiro del todo y le planto mi mirada más gélida.


Missing-Todd Terry Remix: Everything But The Girl: Amplified Heart + Extra Track, 1994.


Seguimos a toda máquina. Esta canción está pegando... Magra van en busca de más chicas y migramos. Ahora sí el fresco me dejará de incomodar con su desfachatez ¿¡De dónde habrá salido!? ¿Por qué me tiene perturbada?

Cuando abandonamos la pista ha pasado buen rato y el desconocido ha desparecido. Un extraño vacío me circunda. Acaloradas y sedientas corremos a la barra. Sólo necesito agua. Me ofrecen Coca o Inka pero

____________________page34image7865776

18 Fresco.

– 41 –

page35image9970208

no recibo. A mi mamá no le gusta que tome gaseosas. Felizmente había jugo de naranja, aunque al probarlo noto que es de caja. Ella tampoco los aprueba, porque no es juego sino esencias, colorantes y azúcar añadida. En fin, no voy a pedir que me las expriman en plena fiesta. Bebo de a poquitos, fisgoneando alrededor en busca de Astor, al que no veo por ningún lado ¿Dónde estarán esos dos? Debo presentarle a Fabio alguna de las chicas de la promo. A Carla que le gustan los castañitos.

_Fuego, fuego, llamen a los bomberos... _ tararea a mi espalda una voz ronca y guasona_. Me quemo, una cerveza para bajarle, por favor..._ suelta un silbido largo_. La chica más bonita de la fiesta bebe jugo de naranja. El aliento tibio cerca de mi oído, me saca de mis maquinaciones Otelescas, giro... ¡El tipo sinvergüenza!!!

_...Después del baile más inquietante que hayan presenciado muchas lunas, nena_ ¡por Dios! Soy semáforo en rojo y en su cara ¡Qué tal roche(19)! Mi corazón se desordena. Es muy alto, del tamaño de Astor y muy delgado, más que... Astor, Astor... ¡Estoy rabiando con él!!!... Sus ojos pequeños, de un gris claro raro, plateado se adhieren a mí. Hubiera querido nacer con ojos grises... Las cejas oscuras y la barbita de dos días hacen contraste con la piel y los ojos claros. Ladeo la cabeza con ademán petulante, ignorándolo por completo... Para afuera nada más.


“Vamos a ablandar el terreno para dejarla justo donde quiero...”


_Más bonita todavía cuando la miro de cerca..._se corre en el sentido de mi rostro, a pesar de mi cara de poto. Giro para el otro lado con las mejillas en carne viva. Por el rabillo del ojo lo veo dar una pitada a unpucho, ¡y exhala tan cerca de mí que me impregna del detestable olor! Me da de cara otra vez y ya me es imposible esquivarlo. Su mirada me barre de pies a cabeza. Tiemblo y es lo último que puedo permitirme y permitirle. La frase en su camiseta blanca de manga corta, me jala el ojo...


Definición matemática de una mujer... Conjunto de curvas peligrosas que ponen recta una parábola

_________________

page35image9969584

19 Pasar vergüenza.

– 42 –

page36image9971040

¡Qué tipejooo!!!

_Y muda, ¡la mujer perfecta!!!_ se mofa_ ¿En dónde tengo que pagar por una sonrisa de esos labios carnosos y letales?_ resuella a lo trágico_ ¡Hmmm, una fresa madura, daría cualquier cosa por morderla!_¡unmandado total!!! ¡Y logra que mi vientre hormiguee con sus sandeces! Mi corazón parece un tambor loco.

_¿No tienes nada mejor que hacer?_ carraspeo, ahogándome antes que mis ojos vaguen por toda la fiesta ¡Qué vergüenza que se dé cuenta que estoy arrochadaza(20)! Se rasca la cabeza con desconcierto.


“¿Estoy frente a un fenómeno determinístico? Altamente posible... Mismo resultado, bajo la misma condición ¿Qué ha salido mal?...Reintento.”


_Nada es mejor que mirarte..._ ronronea y frunce los labios en una sonrisa de revista ¡Y me sonrojo más todavía! Porque nunca un tipo se ha atrevido a ser tan directo y lanza conmigo. Siempre estoy con Astor... Y no le gusta el tema de las mordidas. Ahora que lo pienso, él nunca me ha coqueteado de esta forma, y es una pena.... Es el primer chico que me ha dicho que quiere morder mis labios. Sus palabras tienen un efecto raro y estimulante en mí...Porque a mí me gusta morder y que me muerdan... Y Astor no me permite morderlo como mi mamá no me deja comer queso amarillo...Y jamás nadie me ha mordido... ¿Cómo morderá ojos de plata? ¡Debo salir de las mordidas porque parezco una perra!... ¡Es un sinvergüenza! Echo mi cabello hacia atrás para refrescarme, estoy sudando...

_¡Por Dios y el demonio en uno solo!_ un gimoteo descarnado escapa de su garganta. Me observa ensimismado, como drogado, inhalando a profundidad.

_¿¡Qué acaba de hacerme tu cabello!?


“Me ha restregado el salvaje aroma de tu piel”


–¡Por Dios!!! Necesito una ducha de agua helada... Estoy latiendo por todo lado.

_________________page36image7867440

20 Muy avergonzada.

– 43 –

page37image7867024

“Yo también ¡Estoy a cien!”


_¡Fanfarrón!_¿qué cosa tiene mi cabello, mi piel que Astor no ha descubierto?...Mejor pongo los ojos en blanco.

_La perfección la destroza tus modos_ nada le quita la sonrisa insolente. Vuelve a pitar y a exhalar el humo. Este tipo debe estar sobre los veinte. Me quedo con los de base uno ¿Acaso hay posibilidad de quedarme con él?_. Ahora si eres una fresa completa_ ¡ahhh, ahora sí se ha dado cuenta que estoy rojaza!!! Tengo que salir de esta hoguera, pero me ataja del codo de lo más fresco cuando lo intento... Me pasa corriente ¿Es eso posible?

_¿Por qué te vas tan rápido?_ lo miro sobresaltada ¡Es un confianzudo de lo peor!!! Me libero, aunque mi brazo se queja...

_¡Odio el humo del cigarro!_ mi mirada es de lo más frufrúinsoportable. El cosquilleo y la expectación crecen.

_¡Por Dios!!!_rulea los ojos, sin abandonar su ligereza_ ¡Santa Rosa de Lima!!!_ avienta el pucho al pasto y lo pisa con sus trendy botines caramelo de cuero Nobuk_ ¿Vaporizo el aire que respiras con esencia de bosques de pinos? ¡Todo lo que puede lograr una fresa santa y hechicera!_ mira al cielo de lo más fantoche_. Tienes los labios más sensuales que haya visto jamás y el aroma más adictivo.

¡Socorro!!! Me erizo toda y sin contacto ¿Mis labios son sensuales? ¿Mi aroma? Es sólo Pleasures... Sigo sudando...

Sueltan Mariposa Tecknicolor ¡Cómo me gusta esta canción!!!

_Me gusta esta canción_ ¿me ha leído el pensamiento?_ ¡Santa Rosa de Lima me concede un baile, por favor!_ se burla, con esa risita cachacienta... Junta las manos en ademán de oración, con cara de pendejoinocente –. Vamos Santita..._ me toma de la mano...Una mano enorme y tibia de dedos larguísimos... La mía está helada aunque sudo y sudo... No me deja responder. Estoy en la pista de un tirón. Nos perdemos con Fito. Sorpresivamente vira acústico, lo atrapo guiñándole el ojo al DJ...La tocada envolvente nos obliga a sosegar el paso. Se acerca, dejo de tararear.

_¡Eres demasiado alta!_ se acerca más...Trago saliva_. Me agita cómo te balanceas y tu aroma es un afrodisíaco..._me inhala y resuella con violenta intensidad_. Ya soy adicto a él ahora que te tengo más cerca_

– 44 –

page38image7868272

mis dientes empiezan a rechinar... _¿Es la llave de acceso a Tierra Santa?_ tiene el descaro de rozarme bajo el cuello antes de cogerla entre sus dedos. Un escalofrío más ¿Qué me está haciendo este tipo?

_¡Me tocas otra vez y te llevará al infierno!_ me alejo, amenazante. La llave regresa contra mi piel. Sonríe, calculador.


Mariposa Tecknicolor: Fito Páez: Euforia, 1996.


_...Cada vez que me miras, cada sensación, se proyecta la vida, mariposa tecknicolor..._ susurra a mi oído, me tiemblan las piernas. Más cerca todavía ¡Más escalofríos!!! ¡Trata de agarrarme de las manos! Mis amenazas le han valido una michi. Lo esquivo, retrocedo. Pero su cuerpo sigue al mío, como un reflejo ondulante, alentado por sus remolinos plata. No puedo dejar de mirarlo... Recuerdo a Astor. No lo veo por ningún lado ¿Dónde está? ¿No se da cuenta que este pendejo me quiere agarrar más que seguro? ¿Y yo, no quiero? Este cosquilleo me ofusca, me inquieta... Esos labios delgados y sensuales no están nada mal... ¡Asu, Clem qué aguantada! Todo es culpa de insensible de Astor.


“Quiero robarle un beso... ¿¡Robar_ un_ beso!? Si me provoca, lo tomo y siempre en vía libre ¿Por qué pienso emboscarla?”


_Hay algo entre tú y yo..._ ¿lo hay? ¡No!_¡Me traes loco, Santa Rosita!!! Hace más de media hora que no puedo dejar de mirarte. Eres preciosa y tu arrogancia..._ silba en mi oído y la ráfaga me pone los pelos de punta_, ¡me incita a atraparte, verte caer y domarte al son del instinto!_ me escandalizo, tengo toda la piel de gallina.

_¡Eres un fanfarrón colegiado!_ mi voz es poco más que un gemido.

_En eso ando..._ me guiña el ojo ¡Todo un atorrante! Doy un respingo cuando sujete mis muñecas y luego entrelaza sus dedos con los míos, tira de mí ¡Y esta corriente eléctrica, puedo verla! ¡Mierda! ¿Qué significa todo esto? Mi voluntad flaquea ¡Quiere un agarre! Soy una especie de valla por saltar. Mis manos lo dejan... Mis manos se quejan.

– 45 –

page39image7868480

Me zumba la agitación... Quiero irme y quiero quedarme..._. Llévame al infierno, ya.

Tengo que encontrar a Astor. Felizmente Fito deja de cantar y yo me escabullo. Lo escucho llamarme con ese apodo ridículo...


“Quiere que la siga... ¡Ni loco! ¡Persiguiendo a una altanera y engreída! Táctica de hembrita en pañales. El rechazo como la huida debe despertar el interés. Descubrimiento para combatir el tedio. La llamo y al instante la tengo de vuelta”


Lo busco por todos lados y nada. Nadie lo ha visto en un buen rato. Empiezo a desesperar... ¿Habrá sido capaz de largarse con Fabio, dejándome sola sin nadie que me lleve a mi casa? Mi corazón, que no logra recuperarse del sinvergüenza, se aturde más todavía.

Si me ha dejado ¡Lo mato!, ¡lo mato de verdad!!!

Pero la que se queda muerta en vida cuando explora el huerto, al otro extremo de la fiesta, soy yo.

¡Astor y Fabio se besan en la boca! ¿En la boca? ¡Estoy imaginándolo! Astor lo tiene apretado contra un tronco viejo y su efusividad me sorprende... ¡Aggg!, lo manosea por todos lados como a mí nunca.... ¡Maldito!!! Sus manos parecen desesperadas. Fabio le acaricia la nuca, el pelo, los escucho jadear y Astor parece prendido con el beso y sus caricias ¡Cuando yo le rozo el cuello ni se inmuta! ¿Esa es su lengua? ¡Es larguísima!!! ¡No la conocía!!! Y cómo la desliza, adentro y afuera con potencia y apremio. No parece ser la misma que... ¿Sabía usarla para besar? ¡A mi boca jamás se la ha presentado!!! ¡Por Dios del cielo!!! ¡Qué asco!!!

Me acerco cada vez más...Cada vez más horrorizada...

_¿Astor..., qué haces?_ titubeo. No es mi voz, no soy yo y no puede ser él_ ¿Astor?_ ¿me está sacando la vuelta? Pero es un hombre... ¿No o sí? ¿Debo estar molesta o no? Esto se escapa de toda lógica.

Se apartan violentamente y los dos están para mearse en los pantalones. Me miran asustados, ruborizados, aturdidos, secándose toda la baba que dejaron cerca de sus labios... ¡Huácala total!

– 46 –

page40image7870976

_¡Clem...!_ tampoco parece su voz. Se acerca a mí, jadeante. Sus ojos de miel parecen a punto de explotar de estupor y desconcierto. Carraspea, se pasa la mano por el cabello revuelto.

_Te estás besuqueando con este_ comienzo a toser_, con...

_¡Me voy de aquí!_ no se atreve a mirarme. Desaparece cual rayo.

_¿Desde cuándo te besuqueas con Fabio?_ estoy lela. Mi espíritu ha abandonado mi cuerpo, me siento lejos. Toso cada vez más rudo y tengo náuseas. Ojalá no me desmaye de colofón.

Me mira ceñudo y ofuscado. Pero tiene una mirada extraña. Se toca los labios, como si recién entendiera lo que acaba de pasar. El brillo de sus ojos es convencimiento. Le ha gustado más que mis besos...

_Es la primera vez..._no es una justificación.

_¿Debo creerte? ¿Por qué?_ ¡no me entra en la cabeza!!! ¡No quiero que me entre! Y no me atrevo a hurgar analizarlo porque presiento que me mataría. Es como un terremoto, paralizante.

_Debes_ dictamina carraspeando y es el único signo vital de su cuerpo. Él también parece lejos de sí, de mí, de este mundo.

_¿¡Qué significa esto!?_cabeceo sin parar. No puede estar sucediendo todo esto. Mi vida está desmoronándose en mis narices.

_¡No soy un maricón!!!_ salta a la defensiva, pero con pánico en los ojos. Yo no había llegado a esa palabra siquiera_ ¡Todo esto que me pasa es por andar pegado a tus faldas, Clementina Barrios!_ me grita apuntándome con el índice_ . Me has tenido pegado a tus manías, tus niñerías, tus cursilerías por once años y mira lo que creas...

¡Esto es inconcebible!!!

_¿Ahora la culpa es mía?_ le cae una patada en la rodilla_ ¡Eres de lo peor!!!_ nada de lloriqueos aquí, Barrios, me advierto, estás en una fiesta del colegio... Sólo puedo huir del momento, corro. Me largo. No lloraré antes de llegar a casa. Tomaré un taxi.

_¡Clem!, ¡Clem!_ me llaman las chicas. Me despido con la mano.

_Así que Clem, Santita_ sólo faltaba el huevón para coronarla. Me detiene de la mano. Ya se le hizo costumbre tocarme al confianzudo.


“¡Esta pollita está tan buena que me jode...!”


– 47 –

page41image7872224

_¡Suéltame!!!_mi rabia choca con su sonrisa burlona. Exhala y forma un aro con el humo del cigarrillo.

_¿Un beso y hasta pronto?_ tira de mí, resbalo contra su pecho... ¡Chester! Jadeo de dolor ¿O, no? ¿Por qué su cercanía me pone tan inquieta, de esta manera desconocida que me asusta? Todos mis pensamientos se evaporan como el humo de su cigarro..._. Y haces el milagro por el que clamo desde que te vi...

_¡Suéltala!!!_ la rudeza de Astor me sobresalta. A mi lado mira iracundo al sinvergüenza_ ¡Sólo yo toco a esta chica!_ advierte posesivo ¿Se volvió a enamorar de mí??? Vuelvo a resetearme.

_Mocoso..._ me suelta perezoso, sin dejar el ánimo burlón_. Cuando dejes a este niño bobalicón, estaré allí para hacerme de ti..._ me susurra al oído. Astor me jalonea y me saca de la fiesta.

_¿Quién es ese tipo?_ enfurece_ ¡Estabas pegada a él! ¿Te gusta?

_¡Yo no me he besado con nadie!_ me subo al carro y él hace lo mismo_. No me gusta y no sé ni quién es_ le miento a medias, pero enérgica e indignada_ ¿Te gusta Fabio?

_¡No quiero hablar contigo!!!_ chilla antes de encender el auto. Y Astor jamás me grita_ ¡Déjame tranquilo!_ es lo último que me dice. Y mi corazón me advierte que me va a dejar...


21 Guns: Green Day: 21 St Century Breakdown, 2009.

– 48 –



* La canción Yo no quería engañarte define como anillo al dedo la situación entre Clem y Bosco. 

Gracias por empezar. Espero que continúen.

Cualquier comentario es bienvenido.

29 de Mayo de 2018 a las 22:54 1 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
MT Mafalda Torres
Me gusta como narras y el cambio de tiempos☀️
21 de Junio de 2018 a las 17:07
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas