nathalie-reyes1526681613 Nathalie Reyes

SOY UNA SOMBRA ORIGINAL Y CREÍ SER UNA ESPECIE ESPECIAL. HASTA QUE CONOCÍ A OTRA ESPECIE. Y ME DI CUENTA DE QUE ES ANIQUILADORA, MANIPULADORA. ELLOS SON,LOS HUMANOS.


Ciencia ficción No para niños menores de 13.
2
5.5mil VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

NUEVO DESTINO.

Mi vida es un desastre y no es mi intención engañar a nadie, no pretendo llamar tu atención, soy simplemente una sombra, algo de lo cual me sentía orgulloso,podía vagar en mil lugares distintos y la gente no me notaria, seria invisible ante sus ojos y eso estaba bien para mí. Incluso mi nombre no era pronunciado por nadie que no fuera el propio viento. Mi vida fue de lo más sencilla mi presencia mínima a veces me ayudaba a alejarme de las vergüenzas, decepciones,nunca espere nada de nadie. Ni siquiera de mí. Mi vida es un desastre ahora,¿Por qué? Tal vez eso es lo que más me enfada. Siempre me considere una persona independiente, libre de ataduras. Sin necesidad de obedecer a nadie, seguir el ritmo de los sonidos del aire y dejarme impulsar por las corrientes del viento.Ahora me encuentro atrapado entre la luz y sombra, no puedo brillar y tampoco puedo ocultarme, es muy incómodo estar ala deriva, ¿lo peor? Tengo que elegir de qué lado me quedare para siempre. Tal vez no fuera una decisión difícil, lo más seguro era que me fuera en el lado de las sombras y esfumarme, pero ya no es tan sencillo. Y todo porque durante un año viví en el lado de la luz donde encontré otro significado para mi existencia.No sé qué camino escoger. No sé si volver a mi hogar. O empezar uno diferente. 

Un año antes

*Escucha Kian tu actitud ya no está permitida en esta corte. Debes salir al mundo exterior no todo el tiempo va a ser así de fácil. Necesitas salir un poco más y convivir con personas de tu edad – una mujer de larga cabellera negra y lacia hablo, mirada que hipnotiza a cualquiera que la ve y de tez blanca como la nieve. Su edad era indefinida realmente para las criaturas de las sombras, posiblemente si algún humano la viera pensarían que tiene 30 años, pero realmente esa mujer tenía más de un milenio existiendo.

*aquí también hay personas de mi edad. Tengo a mis amigos. Además quiero quedarme aquí, este lugar es cómodo. – Expresó con enfado-. No quiero irme.

* Solo será por un tiempo. No es la gran cosa.

*¿Cuánto tiempo es?- preguntó enojado-.

* un año, no me mires así, es una oportunidad asombrosa vivirás como una persona.

* Pero yo no quiero ser una persona soy una sombra. No un ser humano.

* ¿A qué le tienes miedo?, ¿Qué es lo que te preocupa?

* No me preocupa nada no se dé qué hablas, solo entiende soy una sombra, eso e solo que soy, no soy luz, ni un humano. Mi vida es simple ¿Por qué debería de complicarme la existencia?, ¿Qué es lo que gano?

*¿Y qué es lo que pierdes?- le dijo con una sonrisa cálida- no lo has intentado ni una sola vez.

* claro que si – susurró – y es por eso que no quiero hacerlo de nuevo.

* hazlo por mi ¿sí? Solo un año. Si no te agrada volverás al reino de las sombras. Si gustas te puedes quedar ahí. Es una oferta que ninguno de aquí se negaría, ¿sabes cuantas sombras quieren salir al mundo de la calidez?

*pero yo no soy como ellos- respondió enojado-

*Exacto y es por eso que la oferta fue para ti- se dirigió a mi despacio con su sensual figura- la oferta es tómala o tómala cariño. El tiempo se agota. Debes marcharte ahora.

*¿Ahora?, ¿no voy a despedirme?

* No cariño, es el momento de que escojas tu futuro- lo tomo del brazo – ahora que tienes un siglo y debes elegir muy bien si te quedas aquí o te marcharas.

*pero... ¿usted se arrepiente de haber escogido las sombras?-pregunto interesado-

*cariño no sabes cuánto...

* ¿Y por qué no se ha marchado?-la miro confundido-

*Por qué ha a las sombras solo se les da una oportunidad en toda su vida. Solo vivimos de recuerdos Kian, eso somos las sombras. Recuerdos. Pasado, algo que preferimos ignorar. Por eso solo tenemos una oportunidad.

*¿Y los de la luz?

* Ellos son tema diferente a nosotros, ellos no eligen a las sombras.

Aquella mujer lo apretó con fuerza y Kian se sintió muy cansado, sabía que estaba a punto de irse del reino de las sombras. Pero alcanzo a escuchar a aquella hermosa mujer.

· Ellos no eligen a las sombras, por que vivir aquí es como un castigo para ellos, una maldición, su perdición. Cuídate.

· Mamá...

Y con eso quedo inconsciente. El mundo de los humanos es muy diferente, es engañoso y manipulador, colorido y lleno de paz. Todo depende de cómo actúes.

La oscuridad que me rodea se siente tan reconfortante, mas sin embargo todo es silencioso. No hay ruidos. No puedo moverme. En unos instantes todo comienza a aclararse, lo cual me incomoda un poco, pero no podía irse.

· ¿hola? ¿Dónde estoy?

Una mujer de apariencia de 24 años salió de la luz, tenía el cabello dorada cual oro, la piel banco como si no tuviera vida, sus ojos eran de un color amarillo intenso, portaba un vestido largo color naranja adornado con flores de la primavera, lo rodeo y lo observo con paciencia, veía aquel joven como si lo desnudara con la mirada. Sonrió como si algo le pareciera gracioso y finalmente se colocó a unos centímetros de su cara.

- Me llamo Luxian, soy la guardiana de la puerta del mundo humano. Todas las sombras o luces que quieran pasar por aquí deberán conocer las reglas, aceptarlas y después pasar. Tú eres aceptado, un buen candidato para asar y convertirte en humano. Pero primero tengo que leer las normas. La señora del palacio de las sombras me dijo que tenías que poner atención a las reglas. Al parecer no estás tan interesado.

- Así es, no quiero ir. Mi lugar está aquí. En las sombras.

- Lo lamento, pero tu lugar ya está ahí. Te voy a leer las reglas:

1.- no revelar tu identidad a los humanos. Ya sabes no debes andar contando que eres una sombra.

2.- no usar magia.

3.- no poner en peligro a otras criaturas.

-eso sería tu expulsión, jamás volverías al mundo de los humanos. ¿Entiendes? Esos es todo .sencillas ¿no? Que te diviertas en el mundo de los vivos.

-pero ¿adónde a voy a ir?

Al cruzar la puerta te integraran a tu zona de descanso. Te darán una nueva apariencia. Serás normal como los humanos. Bueno, casi.

- Yo...

- Vamos hombre no estés nervioso, ¿Cuántos años tienes?

- Cien.

- Vaya eres tan joven, es por eso que estas tan asustado.

- No creo que eso tenga que ver.

- Tiene mucho que ver, yo tengo más de dos siglos aquí trabajando.

- Vaya...

- Bueno. Espero y disfrutes.

Lo llevo durante 2 minutos caminando y encontraron una puerta negra con oro y plata. Tan grande como un edificio, era ridículo verlo, pues solo estaba la puerta y nada a su alrededor. Aquella bella mujer saco una llave dorada y abrió la puerta, todo era oscuro, como si fuera un agujero negro. Kian dudo en entrar, pero no sería un cobarde. "ya estoy metido en este enredo, ahora debo acabar con esto". Camino dentro y sintió como unas manos acariciaban su cuerpo, se sentía avergonzado, pero lo amarraban y sujetaban con fuerza, sintiendo como su cuerpo cambiaba, sentía que ardía, era una sensación desagradable. No estaba acostumbrado al calor de la luz, todo en el mundo de las sombras era frio lo cual le agradaba. El mundo sería diferente. Para bien o para mal. 

26 de Mayo de 2018 a las 20:35 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~