Extraños asesinos Seguir historia

plauto Tito Maccio Plauto

El tiempo y compañía, presenta la historia de Exo Naegel, quien comenzó una notable carrera criminal, cuando a los 15 años de edad asesino a su padrastro, consiguiendo grandes cualidades de asesino en serie. En su camino encontró amigos que se unieron a su causa, matando a sangre fría a todos los que se le opusieran en el camino. Las ambiciones de este asesino lo llevan a secuestrar a una muchacha, quien forma parte de esta historia y el imperio criminal de este joven muchacho.


Horror No para niños menores de 13.

#humillacion #mutilacion #adolescencia #abusos #drogas #tortura #sangre #amistad #secuestro #homicidios #psicopatas
1
4903 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Presentación: El tiempo y compañía.

Nosotros somos lo que llaman aberración. Somos el tiempo, decisión y destino, pero a pesar de ser todo eso, no somos Dios, no nos consideramos a nosotros mismos Dioses, porque para ser sincero, nosotros les causamos asco a los dioses. Llevamos tanto tiempo en este mundo que a veces la piel se nos cae, tuve un amigo Charlie, su piel se cayó tanto que toco el suelo, usaba una bolsa y otras veces se recortaba por pedazos, su boca quedo en el cuello, aun así Charlie habla muy bien. Nadie de la compañía quiere terminar como Charlie, asique cocimos parte de nuestros rostros con hilos. Hubo un tiempo en el que conocimos la engrapadora, brillaban tanto que nos engrapamos todo el rostro, ahora eso solo es un recuerdo. Hace tiempo conseguí un hilo de vida de muchos colores, eso pasa cuando una persona ha vivido muchas experiencias fuertes, con ese hilo de vida que tenía varios colores y brillaba me convertí en la sensación de toda mi compañía, todas las nenas querían tocarme el rostro engrapado.

Nosotros llegamos al momento exacto de la muerte, no los acompañamos al recorrido de esa parte, nosotros solo nos encargamos de llevarnos algunos recuerdos, nosotros nos llevamos la vida, experiencias, no el alma. La muerte para muchos es un momento donde todo se ve negro y lleno de dolor, pero para mí la muerte es hermosa, la sangre que ustedes ven roja para mí está llena de color, incluso sus pequeñas partículas que son como planetas a miles de años luz de distancia, la muerte es hermosa, en uno de mis días de rutina me encontré con este hilo que ahora uso en mi cara, el muchacho al cual le pertenecía, me miro directamente y me dijo:

- Eres una mierda horrible.

Pero a pesar de la violencia de sus palabras, habían lagrimas en sus ojos. Mientras yo me llevaba su alma, el cerraba sus ojos, el brillo de mil colores se iba perdiendo y el sonreía. Un joven con mascara lo recibió en el mundo de los muertos, a pesar de que ambos eran grandes; juntos volvieron a ser pequeños. Se miraron y sonrieron. Cuando el abandono este mundo yo tenía su hermoso hilo en mis manos, con audacia lo estire para ver que experiencias había tenido, en ella vi una clara sonrisa, veranos increíbles, pero lo que mas había era dolor, sufrimiento y monstruosidad. Yo recordaba a ese muchacho, pero para el siempre fui invisible, solo aquella vez me miro y me dio un presente. Aquel hilo tan hermoso fue el que use para coser mi rostro, y esta es la historia de este hilo que me convirtió en la envidia. Esta es la vida del hilo de mil colores…

16 de Mayo de 2018 a las 03:11 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Libro I: De humano a demonio.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión