Hans Seguir historia

vertigo_voragine Vértigo Vorágine

Cavilaciones de una joven extravertida sobre un antiguo conocido suyo un tanto peculiar y torpe socialmente con el cual tiene una afinidad metafísica.


Cuento Todo público.

#drama #lima #peru #realismo #tristeza #lesbiana #hombre #mujer #autismo #locura #trastorno #asperger #pena #discapacidad #expresionismo #autista #compasión #remembranza #recuerdo #perdedor #introvertido #introversion #timidez
Cuento corto
0
4723 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Hans

A Hans podría describírsele como un verdadero idiota. Quizás pienses que soy una chica cruel pero es la neta. He visto por ahí a uno que otro pendejito otorgarle el adjetivo de pobre huevón. En verdad esa apreciación no es del todo falible eh. En ocasiones yo también lo he creído y a veces al verle hacer piquillo con sus labios me han dado ganas de reventarle la jeta. Siempre custodio de esa expresión de cándido, ingenuo; pavo. Pero cuando converso con él a veces ¡A veces! hace comentarios acertados.


Creo que su repugnancia radica en su torpeza; él mismo lo ha admitido. En especial el trato extremadamente gil que tiene hacia las mujeres. Me dice que se esfuerza por ser auténtico y espontáneo pero yo lo noto…si no me percatara de las partes blandengues de su cuerpo, esos ensayos de piel humana…diría que es una especie de robot. Su sonrisa es taaaannn…mecánica. Pero debo aceptar que ha mejorado mucho.


Le hace caso al doc. Ha logrado salir con algunos amigos en los últimos años, contados claro está; poquísimas mujeres. ¡Pero siempre la cagas, Hans! Realmente, de alguna forma, como si los hilos los condujese un ente superior maligno, él la defeca bien feíto. Dice cosas cuando debe tener el jodido hocico cerrado ¡Y no dice ni mierda cuando debe hacerlo! Si lo oyeras decir esas sandeces, ¡ay! Muy cancherito él. Pobre. Bueno en mi experiencia debo decir que es un tipo bastaaaante inoportuno; siempre he sido sincera con él y jamás le he encarado en mala onda.


Cuando éramos un par de mancebos intentaba gilearme en la esquina del instituto, resultaba muy vulgar, en el mal sentido o muy directo…Siempre lo mandaba a la mierda. Claro, yo no sabía nada de esa huevada del Asperger. Ahora se ha mesurado, piensa sus palabras, supongo que está bien… ¡Pero piensa demasiado! ¡Blanco o negro! Me irrita.


Entiendo su problema, joder, pero no es excusa…Aún le dificulta lo de las ironías, metáforas o dobles sentidos, pero ya no sé si lo hace posta o si está fingiendo. Debería saberlo pues soy su amiga desde que éramos chibolos, sin embargo…


Jamás le haré caso a Hans y él lo sabe. Sabe, en primera, que no me gustan los hombres. Sabe también que me he tirado más mujeres que él, pero aun así…no me odia. Siempre solemos conversar en el mismo parque de Salamanca, atrás del taller, donde tanteábamos los primeros juegos (Ahora la caga esa caseta de los serenos). Charlamos sobre las estrellas y a él le gusta hablar del Big Bang y de cómo se expandía el universo a diez a la menos treinta y nueve segundos y de la nucleosíntesis y de lo huevón que era cuando creía que un positrón era igual a un protón y no sabía que era el gemelo malvado del electrón y así…escucho a Hans, porque cuando entra en confianza habla demasiado. Calla un poco, pero no tanto…pff, sé que para ti suena absurdo…pero las personas son así: un embrollo andante y las puedes espantar.


Quizá vea a Hans hoy, como casi todas las noches; en el tocador, cuando me despeine la greña por puro gusto o ansia juvenil de rebeldía, cuando me ponga el rímel para ver a nadie, cuando use aquel labial violeta por las huevas, cuando moquée, bien patética yo…ahí, cerquita, al otro lado de ese trozo de mercurio y cristal.

6 de Mayo de 2018 a las 18:24 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Vértigo Vorágine Soy un erizo. A veces un clavicorde, a veces una cimitarra, a veces la herrumbre de tu monótona vida y a veces...por flojera, o desidia: elijo no ser.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~