Juventud Seguir historia

A
Andrea Salinas


"No quiero sentir la presión de disfrutar cada minuto, pero tampoco la decepción de malgastar mi tiempo."


Drama Todo público.

#carpe-diem #miedos #universidad #colegio #problemas #juventud
Cuento corto
2
4.8mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Juventud

Abro el cuaderno de lenguaje, preparándome para comenzar a estudiar. Mis ojos pasan de párrafo en párrafo sin entender nada, leer sin leer. Tempus Fugit, El ciervo herido, Carpe diem. Mis ojos se detienen en el título escrito en negro e inconscientemente leo la descripción, “Incita aprovechar y disfrutar el momento. Este tópico se relaciona con la juventud”. La última palabra quedó dando vueltas en mi cabeza.

Juventud.

Según la definición que se encuentra en internet es el “Período de la vida de la persona comprendido entre la infancia y la madurez”, según mi mamá es la edad donde se contradicen todas la órdenes que dicta un adulto, y según los intelectuales antiguos, el momento de mayor esplendor en la vida. Pero aun así, todos coinciden en algo, que la juventud es el momento oportuno en la vida para disfrutar, para atreverte a experimentar todo tipo de cosas, para conocer el amor, para vivir al máximo cada momento. Todos los libros para adolescentes muestran ese tipo de vida, con protagonistas de mi edad viviendo todo tipo de aventuras, e historias con romances elaborados, todo eso lo pienso mientras observo mi librero, lleno de libros con esas tramas. Doy vuelta la cabeza hacia mi escritorio y encuentro montones de cuadernos y guías, con cantidades gigantes de información, para poder obtener una buena nota, para poder tener un buen NEM*, para poder ir a una buena universidad (El dinero ayuda igual), para poder tener un trabajo hasta los 60, para poder disfrutar los 10 o 20 años que te quedan de vida aproximadamente, con una pensión miserable. Y todo para qué, para que tu nombre sea olvidado en los rincones del tiempo, y que todo lo que hiciste, y todo lo que no hiciste desparezca, tus miedos, tus aspiraciones, todo.

Todos me dicen que tengo que disfrutar de mis años de juventud, pero no me explican cómo hacerlo con todos los problemas que aparecen cuando esta llega. Cuando cumplimos esta edad no solo nos damos cuenta de las cosas bonitas, como el romance, el orgullo que uno siente cuando aprende algo nuevo, el sentimiento de ser deseado, un buen tiempo riéndose con los amigos. También uno se da cuenda de lo malo, la envidia, la inseguridad, esas preguntas que te carcomen todas las noches y que te quieren hacer gritar y golpear la pared hasta que tu mano sangre, ¿Soy bonita?, ¿Hablan mal de mí?, ¿Hice algo mal?, ¿Se rieron de mí por mi cuerpo? ¿Cómo uno puede disfrutar de cada segundo de la juventud cuando estas rodeado de horribles verdades?

Todos me dicen que tengo que disfrutar mis años de juventud, y sinceramente lo intento, salgo con mis amigos, dibujo, leo, intento aprender cosas nuevas, canto a todo pulmón. Pero lo que nunca me explican es como un ser humano puede disfrutar con el peso del futuro que es como un bache que decide aparecer en todo momento. Siento envidia de compañeras que saben que quieren estudiar, es algo estúpido, lo sé, pero no puedo entender cómo pudieron elegir algo tan importante, tan pronto. Yo me rompo la cabeza todos los días cuando me doy cuenta de que en cuestión de 4 años, que estoy segura pasan volando, tendré que entrar en la Universidad para pasar otro cinco o seis años de mi vida estudiando, ¿pero qué?, esa es la pregunta, me consuelo a mí misma con la idea de que estoy destinada a hacer algo más que se una arquitecta, ingeniera o periodista. Pero mis sueños de grandeza igual se ven reducidos cuando me pregunto qué camino debo seguir para alcanzar la meta. Aunque tenga 15 años estoy convencida que la vida no tiene sentido si no logras que tu nombre sea recordado, que no se pierda en el espacio. Me atormento todas las noches pensando que mi destino es morir a los 80, sin haber hecho nada, y que lo único que quede de mí para recordar sea un apestoso cadáver y una lápida que en unos 10 años nadie va a arreglar.

No quiero sentir la presión de disfrutar cada minuto, pero tampoco la decepción de malgastar mi tiempo. Y en esta época de mi corta vida estoy experimentando ambos sentimientos, pues cuando comienzo a analizar lo poco que me queda para terminar mis años de colegio, me doy cuenta de que no he podido disfrutar de momentos importantes, a causa de mi propia tozudez, y que me queda poco tiempo para hacer todo tipo de actividades antes de que la universidad consuma mi tiempo.

Muevo la cabeza para alejar esos pensamientos, me acomodo en la silla para poder concentrarme en estudiar, para poder obtener una buena nota, para poder tener un buen NEM, para poder ir a una buena universidad, para poder tener un trabajo…

*NEM: Puntaje entregado en los últimos cuatro años de colegio según las notas y ayuda a postular a una universidad. Esta medición es utilizada en Chile.



30 de Abril de 2018 a las 17:29 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas