Como programar a un novio Seguir historia

astrolight Adriana Ortiz

En el año 3000,una chica trata de encontrar a su pareja perfecta, pero un nuevo proyecto se interpone en su búsqueda, se complicaran las cosas para ella y para todos a su alrededor, se sabrán cosas impactantes sobre el "año sin registro" y su gobierno manipulador. ¿ Qué hará Mady?


Romance No para niños menores de 13.

#loveciberhumans
1
5393 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Algo ordinario

Es increible que aun no sea un hecho que nosotros como humanos, podamos ser libres de los estereotipos, pero en si, mi queja se va más a "¿porque solo las chicas bonitas tienen novio?", no lo puedo creer, con casi 18 años y no he tenido novio, ni de manita sudada, es un poco (por no decir mucho) frustrante, me parece que en estos tiempos ya no debería de ser importante, eso creo yo, Madelein Light.

Ya es el año 3000, y la vida, según la describen antes era una barbarie, asesinatos y guerras por cosas sin sentido, realmente no entiendo como seres humanos peleaban por pedazos de tierra que al final no iban a ser de nadie, porque en el año 2500 se unificaron todos los países, y se crearon las "leyes de la paz"; estas se lograron establecer gracias a la erradicación de grupos criminales tan grandes como un hormiguero, podría decirse que con la guerra se obtuvo la paz. Pero ahora la vida es tan diferente, y de cierta manera muy pacifica, la tecnología ha tenido avances muy importantes comparando la tecnología de antes de la guerra con la tecnología actual, al igual que la medicina; en cuanto la tecnología, hubo creaciones, una tras otra y otra de "ciberhumanos", hasta poder llegar a los modelos que ahora conocemos, casi parecen humanos, menos por algunas cositas, entre ellas, es el no tener emociones, sus organos son artificiales y que no tienen necesidad de tener todos ellos, y el avance de la medicina es la creación de organos artificiales, y la conservación de estos mediante los ciberhumanos.

Bueno, retomando el tema, no es como que yo sea alguien diferente, no soy especial en muchos sentidos, soy de estatura promedio (1.67), tengo hojos color verde, cabello largo, hondulado y castaño, tengo tes blanca y mi complexion es normal. 

Mi madre pensaba que iba a tener uno que otro novio por mis ojos, ella decía que mi personalidad no me ayudaba, pero yo pienso que sin ella no soy nadie, pues esa personalidad me da mi esencia; tengo buenos amigos, y comparto muchas cosas en común con ellos, pero por algún motivo solo soy una "amiga" y nada más. 

Pero muy en el fondo yo se que tengo algo especial, que nadie más puede ver, mis gustos son comunes también, pero en conjunto son mezclas muy divertidas, por ejemplo me gustan los videojuegos (pero que quede claro que no soy una aficionada), me gusta pintar, dibujar y moldear, también me gusta la música clásica, rock, pop y heavy metal, toco el violín y el ukelele, me gusta cantar y por último pero no menos importante me gusta coser y bordar, he hecho peluches, ropa, disfraces, etc.; realmente no es algo de lo que pueda presumir, pero me gusta pensar que soy buena en lo que hago. 

Un día me puse a pensar en como sería mi chico ideal, sería alto, carismático, tierno pero no empalagoso, dedicado, todo un caballero, respetuoso, cálido e inteligente y divertido. Esa sería la descripción de mi chico, lamentablemente pido mucho, para ser tan poco. 

Perdida en mis pensamientos caí dormida, y en mis sueños estaba en la compañia de un chico muy apuesto, alto, con cabello lacio medio largo color avellana, ojos color azul brillante, un poco fornido y con una piel como la porcelana, pero lo más tierno y llamativo de él eran unas pecas en su cara; estabamos hablando tranquilamente en una playa, su sonrisa me hacia sentir tranquila y sus hojos me veian con un sentimiento tan grande, como si fuera lo único que le importara, pero de pronto empecé a escuchar unos gritos horribles, que me hicieron despertar, solo para darme cuenta de que era de mañana, un poco desorientada buscaba el motivo por el cual había despertado, pero luego entendí que habían sido los gritos de mamá junto con su ruidosa cafetera; un poco decepcionada cerré los ojos de nuevo solo para volver a ver al apuesto chico con el que estaba hablando en la playa.

En cuestion de segundos mi madre estaba en la entrada de mi habitación mirandome seriamente, justo antes de que abriera la boca para decirme algo le dije:

-Ya sé, es tarde, pero no tienes que estar siempre gritandome- 

A lo que ella contestó con una voz molesta -Pues si ya sabes, levantate temprano- y rápidamente salió de mi habitación.

Aveces me cuesta saber que es lo que quiere mi mamá de mí,  se que lo que dice en ocasiones es muy directo, pero la mayoría de las veces quiere que resuelva sus acertijos, y realmente no me interesa mucho resolverlos, pero aunque ella sea así, la amo con todo mi corazón, por que ella es mi madre; uno de los mayores problemas que tengo con ella es la hora de levantarme, a mi me gusta dormir mucho y a ella le molesta que duerma mucho o que en general yo descanse, y esa es una de las razones por la que más discutimos. 

Dejando eso, estaba bajando las escaleras de mi casa, seguía pensando en aquel apuesto muchacho, pero luego de un tiempo en la luna, me había dado cuenta de algo, no recordaba lo que me estaba diciendo aquel apuesto chico, estaba segura de que era algo lindo, pues cuando me lo decía me sentía tan bien y feliz, ¿qué había sido lo que me había dicho?; con este pensamiento en la cabeza estaba haciendo el desayuno, y por distraida quemé un poco mi comida, mi madre me miró y me preguntó con una cara de confusión - ¿Todo está bien?- y justo antes de responderle sonó el timbre, mamá se paró y fue a la puerta, y cuando voltee a ver quien era, vi un enorme paquete, al verlo no lo podía creer, ¿en serio era lo que esperaba con anhelo? (aparte de tener un novio).

Corrí hasta donde el paquete y rápidamente lo empecé a revisar, vi la etiqueta, y en cuanto reconocí la marca, supe que sí era lo que esperaba, mi propio ciberhumano; había esperado tanto para este día, pues estuve ahorrando dinero y puntos desde hace 2 años, para poder tenerlo; es común ver ciberhumanos con gente, pero con gente de estatus medio alto, pero para gente de mi estatus, es poco común, pues se deben de cumplir ciertos requsitos para poder tener un ciberhumano, aparte de tener dinero suficiente, se deben de juntar "puntos", estos se ganan de distintas maneras, se pueden comprar, pero se obtienen comúmente realizando "tareas" que las empresas solicitan, también se pueden ganar en distintos concursos que son lanzados por las mismas empresas. Yo obtuve mis puntos y el dinero trabajando en la empresa que elabora estos ciberhumanos, y claro que por ser ellos se dan el lujo de junto con sus pagos dan puntos al igual que descuentos a sus trabajadores, así pude comprar mi premio, pero esa no es la mejor noticia, las buenas de verdad son que gracias a un concurso que había ganado, en el cuál debía de hacer una reseña del lugar donde trabajaba, gané el derecho de ser una beta tester del futuro modelo del ciberhumano. 

Con la emoción más grande del mundo, empecé a abrir mi paquete, con todo el cuidado del podible saqué mi ciberhumano y lo coloqué en el sillón de mi sala, saqué el instructivo y lo empecé  leer.

Mi madre por otra parte no estaba tan feliz como yo, pues, había juntado bastante dinero y puntos, y los había gastado en una "porqueria", así que con una feroz mirada me vio, y me dijo con una voz seca -Todavía no terminas de comer, ven y sientate en tu lugar-, pero como yo estaba muy feliz, ignoré totalmemte su modo de hablar y fui a la mesa para terminar mi comida, claro que sin dejar de leer el instructivo, terminando de comer me paré y fui a lavar los trastes (pero obviamente para que no me regañara mi madre mientras estuviera ocupada), ya lista sequé mis manos y lleve al ciberhumano a mi cuarto (los ciberhumanos en si no son pesados así que por ende no me había costado trabajo), lo coloqué en mi cama, y terminando de leer el instructivo, empecé a programar a mi ciberhumano.


11 de Abril de 2018 a las 03:35 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo Y tu nombre será...

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión