HUELLAS DE VIDA Seguir historia

natymovi Nataly Mora

PORTADA HECHA POR: Sarelighlp Vida, esperanza, perseverancia, dolor, miedo, superación. Solo son palabras ante los ojos de todos. La vida tenía un propósito. El descubrimiento hacia un viaje personal. Esta historia puede empezar como todas. Erase una vez una niña nacida bajo la gracia y el amor, la historia de un bebé ya amado antes de nacer y cuando nació y lo tuvieron en sus brazos, cayeron rendidos bajo esa sonrisa inmensa que te aporta mil sentimientos. Un bebé que nació diferente hacia los ojos de lo demás, pero igual ante los ojos de Dios. Ella es un ejemplo a seguir, conoce desde bien pequeña que si te caes te levantas, sabe que después de la tormenta viene la calma y sobretodo que hay un plan para ella. Cierra los ojos un momento, inspira y da las gracias por todo lo que tienes.


Historias de vida Todo público.

#espiritual #vida #Historia-de-vida #Motivacional #Hechos-reales
6
5751 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los martes
tiempo de lectura
AA Compartir

EL PRINCIPIO

¿Cómo me empecé a dar cuenta que era diferente a los otros niños?

Bueno... Pues aquí va, la primera vez que me di cuenta fue cuando mi madre me quitaba la chaqueta en lugares públicos, si... No tenía más de tres años cuando noté que la gente se me quedaba mirando... Mi solución era decirle a mi madre que no me quitara la chaqueta o esconderme de las personas. Y así fue pasando el tiempo, entre más crecía más notorio era, escuchaba a la gente susurrar y hacer cara de lastima... recuerdo que algunas personas se acercaban a mi madre y le decían. ¡Cómo lo lamentamos! o ¡ay pobre niña, nunca se va a valer por sí misma! Pero claro, en ese momento mi madre me enseñó lo más importante que aprendí en mi vida: Responder con decencia y decirles que no tuvieran lastima por mí, que yo era feliz y estaba bien.

Al principio fue difícil, me molestaba mucho que la gente me tratase como un bicho raro o algo así. Pero después aprendí, aunque no fuera cierto les contestaba que era feliz así, que no me sentía mal por mí misma. Aunque algunas veces me enojara ser así, muchas veces decía ¿porque a mí?, pero mi madre solía decirme que no debía renegar, que debía agradecer por lo que Dios me había dado. Aunque a ratos yo lo entendiera y a otros no, nunca dejé que la gente me tuviese lastima.



8 de Abril de 2018 a las 20:36 2 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo CONTINUEMOS...

Comenta algo

Publica!
Elena Beatriz Elena Beatriz
Una muy interesante historia de vida. Felicitaciones por todo ❤️
28 de Julio de 2018 a las 20:32

  • Nataly Mora Nataly Mora
    Muchas gracias amiga, espero te guste lo demás 6 de Agosto de 2018 a las 18:03
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 18 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas