Mil palabras y un Te Amo Seguir historia

angeles-aguisan9458 Angeles AguiSan

—¡Por favor mírame! —Suplicando el chico, alzo el mentón de la chica, que ya comenzaba con lagrimas en los ojos. —¡Créeme por favor soy yo! —Sollozando saco las manos de sus pantalones, tratando de agarrar las de ella. —No lo eres estas mintiendo para hacerme sentir bien ¿no es así? —Cuestiono con una lagrima en el rabillo de su ojo derecho. —¡No! nunca lo haría, yo soy él —con frustración agarro su nuca mirando hacia el techo. —¡Eres un maldito!, ¡Te odio! —golpeo el torso del chico, él no sabía qué hacer. —¡¿Y que querías que hiciera?! no podía decirte todo lo que sentía en persona —respondió el con enfado. —SI PODÍAS —gritó en tono desafiante. —No, nunca hubiera podido decirte MIL PALABRAS Y UN TE AMO —recriminó en un hilo de voz.


Romance Romance adulto joven Sólo para mayores de 18.

#milpalabras-Teamo #romance-accident-love
11
7.0mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

Sinopsis



—¡Por favor mírame! —suplicando el chico, alzo el mentón de la chica, que ya comenzaba con lagrimas en los ojos.


—¡Créeme por favor soy yo! —sollozando saco las manos de sus pantalones, tratando de agarrar las de ella.


—No lo eres estas mintiendo para hacerme sentir bien ¿no es así? —cuestiono con una lagrima en el rabillo de su ojo derecho.

 

—¡No! nunca lo haría, yo soy él —con frustración agarro su nuca mirando hacia el techo.


—¡Eres un maldito!, ¡Te odio! —golpeo el torso del chico, él no sabía qué hacer.


—¡¿Y que querías que hiciera?! no podía decirte todo lo que sentía en persona —respondió el con enfado.


—¡SI PODIAS! —gritó en tono desafiante.


—No, nunca hubiera podido decirte  MIL PALABRAS Y UN TE AMO  —recriminó en un hilo de voz.

 

1 de Abril de 2018 a las 20:44 0 Reporte Insertar 2
Leer el siguiente capítulo Prefacio

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 12 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión