diegorodriguez Diego Rodriguez

Una joven,Zoe, está buscando a su hermano,Alex, pensando que está muerto,pero hay personas que no quieren que descubran la verdad que se encomienda hasta en los seres queridos.


Suspenso/Misterio Todo público.
0
5.9mil VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo I

  He soñado con muchas cosas pero ninguna era algo correcto, algo decisivo que quería para siempre, era pasajero. Ahora quiero descubrir que pasó con mi hermano, Alex, estoy desesperada.Muchas cosas pasaron, todas siguen sin una solución y al menos espero encontrar otras pistas, hace un tiempo encontré pistas que eran una mentira, un engaño, pero me llevaron a descubrir otra cosa.

Introducción del descubrimiento de Alex:

La mañana, la misma de todas las veces que uno debe trabajar y solo trabajar. Por en cambio, yo, tengo otras cosas cuyas mañanas no están involucradas incluído el trabajo.

Esto me deja un mal gusto de comida en la boca el cual esta destinada a seguirme durante este viaje putrefacto de mil demonios. Esto,parte de una entrega de una caja misteriosa con el motivo de que los miembros de Alcabia descubran una potente formula para acabar con la guerra, causando terribles compulsiones y que la gente se desmaye constantemente provocando las muertes inmediatas. La estúpida de mi hermana cree que yo soy un dictador con características especiales de un estratega y hechicero, en tanto, me mantendré fuera del margen narrativo para evitar sospechas del señor Houffman quien, en conclusión, ha sacado la peor parte maligna de mi ser deduciendo como Sherlock Holmes.

Al intentar recuperar mi memoria con recuerdos tan dulces como la azúcar dentro de un jarrón precioso y bien tratado, solo obtuve desgracias.

Zoe se encargará de que mi carta llegue lo antes posible, para así acabar con el hombre que llevo dentro. Ella porta la carta que es para ella misma para evitar meter a Alissa en todo esto y sufrir el mismo destino que yo... Morir.

Ya han pasado cinco meses de que mi hermano murió.

Estoy tratando de buscar información de como falleció el hombre mas rico de toda Francia, y como fue a ocurrir esta tragedia, tal vez Alissa sepa alguna cosa y de paso de estar con ella le entregaré la carta que proviene de Alex.

Le pediré ayuda al señor Houffman, mi ejemplo a seguir. Una persona bondadosa, amable e incomparable a ningún otro ser humano, en cambio, mi hermano, lo odiaba con toda su alma. Alex quería que tome una decisión;Estar con el, o con Houffman. Yo le dije, unas cuantas veces, "A ambos los quiero demasiado, y no elegiré entre mi hermano y mi futuro amor".

Siempre terminaba enojado o incómodo ante la situación horripilante.

Como sea, el tenía que aceptarlo. De una u otra manera, o de un bofetón u otro.

Al caminar por la calle sentí que todos se sentían amenazados por mi presencia, pero eso no me importó. El señor Houffman estaba en la otra calle siguiente, al parecer estaba hablando con la señora Grose. Al acercarme, escuche su conversación inapropiada mente.

-¿Sabes que el hermano de Zoe murió? -Dijo la señora Grose murmurando tan despacio que casi no escucho lo que continuo diciéndole a Houffman -Lo mas raro es que la carta no llego.

-Si. La verdad es que esa carta, ya no me importa ni lo mas mínimo.

Como siempre, el era tan bueno, aunque no sé como el sabia respecto a la carta.

Me acerqué con lentitud y precisamente en el momento que habló.

-En realidad se que la carta es para...

-¿Que carta?-Dije interrumpiendo le la palabra -Vamos, ¿Que carta es la que dices?

Al hacerle esa pregunta, se negó a contestarme con la mínima palabra de decirme-Si esa carta, la de tu hermano -pero lo único que dijo fue -¿Por qué no entramos y tomamos el té? -¿En serio?, ¿esa era su mejor respuesta a mi pregunta?. Igualmente, no me resisto a tomar el té, así que le di una respuesta satisfactoria, concurriendo, que la señora Grose se fue, lo bastante enojada para también tomar el té.

Hoffmann​ puso la tetera a calentar a fuego lento y el pan untado con mermelada sobre la mesa tan tostadas que me moría por darles un bocado. Le pregunté donde había ido Alissa. Me dijo que para empezar estaba en la casa de su madre buscando a su amigo Dennis, después fue directo a la panadería donde trabajaba el padre de Dennis, entendiendo, que fue a buscar la carta que tengo en mi dominio, por último, se subió a un auto y su pista se perdió. Hoffmann​ sirvió el té con tal delicadeza que parecía una mucama con las manos de porcelana, mientras, la charla derivó a tantos temas hasta llegar a el tema de las elecciones de gobernador que se debaten en las próximas semanas. El gobernador ya esta en sus años dorados, y no esta en condiciones y una salud buena para gobernar, por eso, Hoffmann​ quería postularse, pero el problema es la señora Grose como gobernadora. Si ella se convierte en eso, la primera orden seria que yo fuera ejecutada por el odio que tiene al apellido Holmes.

Bueno, a mi abuelo, Sherlock Holmes, era la persona que mas odiaba pero al morir, no le quedó otra opción que desquitarse con los que siguieran en la cadena de nuestros eslabones. Además mi hermano había asesinado a su esposo por acosarme en una de las fiestas de los Grose.

En un momento, Hoffmann​ me dijo unas palabras tan tiernas que me llevo a pensar que sentía algo por mi. Mientras me hablaba tomo mis manos y me llevó a la puerta y nos despedimos con un beso en la mejilla.

Sentí algo entre las manos de el y las mías, cuando las abrí tenía un bollo de papel con una llave dentro con forma de trébol. El papel decía que Alissa estaba en la casa de Dennis pero que a las ocho y media su vida acabaría, y entonces, Dennis moriría junto a ella.

Toqué la puerta de la casa de Hoffmann​ y le dije que me acompañara a la casa de Dennis, sabiendo que el fue quien me dio el papel. Le pregunte sobre ese papel, me dijo que tendría que habérmelo dado cuando aun había esperanza, hasta entonces no dijo nada más.

Estábamos enfrente de la casa de Dennis, y la madre de Alissa estaba yendo hacia ella. Corrimos para llegar primeros, el padre de Dennis nos abrió la puerta y preguntamos por Alissa y Dennis. Dijo que ambos estaban arriba en su cuarto con la traba en la puerta, así que le contamos sobre ese papel y los tres desesperados subimos para evitar aquella masacre.

Cuando abrimos la puerta, Dennis estaba colgado del techo y Alissa ventada en el piso.

Hoffmann​ llamó a la policía y al hospital, mientras que yo puse a Alissa en el cuarto de el padre de Dennis.

Hoffmann​ parecía estar intranquilo ante la situación, mas de lo normal ,Dennis estaba muerto, y Alissa no se sentía muy bien.

Antes de que la policía esté aquí, encontré otro papel en el bolsillo del saco de Alissa y en la soga de donde colgaba Dennis, ambos decían lo mismo, y tenían el signo de la familia Holowfoll;

"Esto ocurre cuando un trato no se cumple como pido, si Zoe se entera sobre "esas palabras" Alissa será la próxima en mi lista, Hoffmann​, estás avisado".

Los Holowfoll tienen una chica de catorce años que lidera la mafia francesa, sus tratos son indiferentes e incomparables. Seguramente Dennis habría hecho un trato con ella y no se cumplió como ella quería. Si en la hoja menciona a Hoffmann​ y "esas palabras" que no me contó, significa que ya no es de mi total confianza.

Aquella chica es la hija de Morrow Holowfoll, él estuvo desaparecido hace dos años y su mujer... Bueno, muerta. Fue colgada y quemada por traicionar a Leo Vasqueti en su viaje a Italia, es decir, intentó matarlo.

Tendría que ir a la mansión de los Holowfoll a media noche cuando la chica, Melany, y su padre se vayan a sus reuniones privadas.

Ya era la hora de ir allá, pero el miedo de ser atrapada me invadió por dentro. Que podía hacer, quiero averiguar la muerte de Alex y las personas que conozco están asustadas, no son de confiar y están muertas. 

31 de Marzo de 2018 a las 01:46 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Capitulo II

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión