Cuento corto
1
6330 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Angustia, miedo...

Estoy sentada, sin poder moverme.

No sé que me pasa.

Los calambres empiezan a correr desde los dedos de mis pies por todo mi cuerpo, hasta llegar a la cabeza.

Lloro.

Lloro con ganas.

Desesperada.

Mi cuerpo no recibe estímulos, estoy paralizada.

Los músculos empiezan a tensarse como si de dos gomas se tratasen.

Mi cabeza empieza a dar vueltas, nada tiene sentido, es como si estuviera perdida en un laberinto.

No veo la salida, todo está negro, no sé a dónde ir…

Empiezo a correr sin dirección alguna terminando siempre en la misma laguna.

El miedo, manda sobre mí.

Parece como si todas las esquinas de mi habitación me mirasen y me controlasen, al parecer, un miedo irrelevante.

Me observan tan fijamente que me hacen sentir vulnerable, indefensa y desnuda.

Poco a poco el cansancio y el sueño se van apoderando de mí, hasta el punto de quedarme dormida, al fin, puedo descansar.

13 de Marzo de 2018 a las 14:49 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~