Manojo de sabor en la boca de una gaviota Seguir historia

emmanueldenken Emmanuel Shinkai

Sabores distintos para la lengua de sal y agua que intenta pescar una gaviota blanca de pigmento. La foto de cubierta es autoría de: fiammingo©


Fantasía Todo público. © EmmanuelShinkai

#juventud #estrella #madre #pigmento #dulce #océano #gaviota #blanca #sal #agua
0
6275 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

¡Todos a bordo!

—¿Observas esos mares tan delicados, bellos como un espejo que refleja lo más lindo y tierno de ti?

—Eso puedo verlo. Es único lo que puedo contemplar. ¿Las aguas pueden escuchar?

—¿Por qué lo dudas así?

—... No lo sé,... pero cada vez que me llega un sentimiento de ternura, por alguna razón, el aire me dice que el mar tiene un don para escuchar. Escuchar lo que dice ese sentimiento; ese sentimiento de nostalgia, de querer saber cómo reconocer en tu más profundo corazón.

—Mi querida Sophie, eres una gaviota que tiene un don de ser alguien afortunada también.

—¿En serio?

—¡Claro!, tú también tienes el don de escuchar, tienes el don de querer saber todo lo que te rodea.

—Gracias por ese lindo detalle, madre. Jajaja...

—¿Mmm? ¿Oye, que están gracioso?

—Me haces que sonroja cada vez que me dices algo así. Como si realmente fuera una especie única.

—No lo pienso así.

—Oh, vamos. deja de jugar así como si fueras una niña.. una niña que vive dentro de tí, ¿no?

—¡Oh!

—Vaya, creo que ya ha llegado mi momento de emigrar; las otras aves ya van llegando; volando con el afán de conocer el mundo que los rodea.

—Me harás hacer sentir una emoción de tristeza saber que te irás con los demás compañeros para poder conocer lo que tanto te ha entusiasmado.

—No, no quiero que te dé esa soledad que vendrá hacia tí despúes de que yo me vaya. Mereces ser feliz con recordarme. ¿Qué te parece una sonrisa antes de despedirnos?, ¿eh?

—... ¿Una sonrisa cálida que te haga sonreír?

—También para ti. Sonreiremos frente a la puesta de sol que estará a punto de dormir y llegará el despertar de la luna. En este paraíso de arena con el mar que se fue convirtiendo a una ciudad brillante a una oscuridad que brilla con las estrella; aquellas estrellas que te sonríen al recordarme.

—Buena suerte con este viaje prometedor que te hará conocer, disfrutar muchas cosas.

—Adiós.

Ambas gaviotas, madre e hija, se despiden con una sonrisa antes de que Sophie emigre con la demás a conocer lo esperado. Madre que en sus ojos trae una marea de lágrimas; una gota sale por su mejilla emplumada con su color blanco casi por una cubierta de canas. Madre ya es una gaviota mayor, y yo, una joven gaviota que iniciará en un nuevo comienzo de colores y brillantez vida... de una nueva gaviota como lo tuvo madre en su juventud.

Gaviota; joven, con sus plumajes blancas, sedosas y muy bello cuerpo de una. Ojos redondos de un color de una semilla de café, pico formable con color de sol de puesta.

Gaviotas, hembras y machos, se encuentran en ese pequeño grupo de voladores, conocedores de viajes por océanos. Ella irá siendo parte de su nueva casa, con lo demás, conocerá también nuevas amistades a lo largo de su camino por andar.

—Hola, ¿lista para tu primer viaje? —me da un aviso el señor Vil, el comandante de todas las aves.

—Oh, claro. Bueno, a decir verdad, estoy un poco nerviosa pero emocionada a la vez.

—Eso me agrada. —da una sonrisa ligera como esta última vez que me depediré de madre en verla.

Todas las aves andan en sus puestos; a punto de despegar hacia el viento nos lleve. Observo en mi entorno: tal parece que conviven muy bien, no hay una separación entre machos y hembras... como suele suceder con los humanos. Sí.

Nos vamos acercando todos al muelle para la despedida de este lugar arenoso

—¡¿Todos preparados?! —el primer orden del comandante Vil sale a darnos una primera advertencia.

—¡Listos! —responde toda la tropa.

—Muy bien, ¡Todos a bordo!

Mi primer vuelo sale ya. Doy media cabeza antes de hacerlo; veo a mi madre despidiéndose con un aleteo, un aliento de felicidad y tristeza aparece como aura en esta situación. ¿Qué me esperará en el allá desde este océano?  

11 de Marzo de 2018 a las 03:38 0 Reporte Insertar 0
Continuará…

Conoce al autor

Emmanuel Shinkai (Escritor no profesional) Mexicano con gustos en la escritura, la filosofía, el anime (animación japonesa) y las Bellas Artes... Autores favoritos: Haruki Murakami, Luis Sepúlveda, Makoto Shinkai, William Shakespeare. Géneros favoritos: Fantasía, relatos cortos, poesía.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~