la invocacion Seguir historia

edgar-camacho5578 Edgar Camacho

las pesadillas se están volviendo muy vividas, los indicios de realidad se pierden alguien los llama los invoca alguien quiere pasar a la realidad


Horror Todo público. © yo??

#paranormal #suspenso
1
6.8k VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

gerardo

La luna parecía cuarto menguante, o creciente el hecho era que para Gerardo parecía una sonrisa, y estaba convenciéndose de eso a medida que se despertaba. Esta luna, que no cabía en su cuarto (y el no recuerda haber instalado un tragaluz) parecía ensancharse y a medida que Gerardo se desperezaba y trataba de distinguir mejor, pudo ver el rostro al que le pertenecía; un rostro blanco muy pálido, secundado (como no) por un pelo negro, largo y grasiento que no le permitía ver los ojos, los cuales el sentía clavados en los suyos.

Sentía frio mucho frio, y era tortuoso respirar, cada bocanada de aire era como aspirar vidrio pulverizado, sentía que le lastimaba la garganta se estaba ahogando. Trato de defenderse se decidió a mover fuera un sueño o no golpearía a su compañera de cuarto con todas sus fuerzas, allí fue cuándo el horror le invadió. Sus manos estaban fuertemente sujetadas, pero no por las manos de la criatura que tenía en frente que de hecho las depositaba en su pecho; si no de atrás de donde debería estar su almohada, otra criatura le aprisionaba, mientras con una probable sonrisa le decía al oído <<al fin te tenemos>> y valla que lo tenían.

Contorciones empujones furia desatada << no me jodan>> trataba de liberarse pero parecía conejo atrapado por la pitón, cada espasmo le aprisionaba más, cada bocanada de aire le lastimaba la garganta, cada intento de grito no era más que susurro entre el vapor que cada vez disminuía a medida que la conciencia y la coherencia de lo que pasaba se esfumaba dándole paso a la resignación << de esta no salgo>> le dedico los últimos pensamientos a su hermanita, la veía sonriente ella le parecía gritar algo pero no la escuchaba… parecía decir… la la la sangre…allí lo recordó.

Con la fuerza de un grito, como una explosión de energía de dentro de su ser, surgió el grito que le salvo la vida en ese momento <<LA SANGRE DE CRISTO TIENE PODER>> el aire le volvió a los pulmones mareándolo momentáneamente, pero ya no sentía frio. Su habitación estaba vacía se logró sentar en la cama y al observar alrededor no había nada, estaba solo y sudando de echo la cama estaba empapada. Inspecciono apresuradamente con la vista y confirmo su soledad ¿un mal sueño? ¿Al fin los trasnochos le estaban cobrando factura? La verdad no creía que saldría totalmente cuerdo de su carrera, pero a tal extremo parecía un poco excesivo. 

Pasando la mirada por segunda vez al pasillo que finaliza en su baño le pareció que de la puerta ligeramente abierta se asomaba… como decirlo, la oscuridad, que poco a poco parecía apoderarse de la luz del pasillo y se acercaba lentamente a donde estaba, el frio regresaba, la respiración volvía a ser vapor, el corazón se le aceleraba a medida que la oscuridad crecía muy lentamente al igual que la puerta poco a poco se abría. Huston despegue confirmado, la razón deja la plataforma Gerardo, fue un placer mientras duro.

Cuando la puerta ya casi estaba por la mitad y como únicas reacciones: dejar de respirar y petrificarse observando el espectáculo. Su trance a la locura fuer interrumpido por el ring del celular, un repique, dos, tres, cuatro ya al quinto proceso que debía contestarlo

-compadre!!!! Disculpa la hora, pero es que acabo de terminar los borgia..marico eso si es un final, espera no digas nada- ja como si pudiera – redención cesare… na mejor hablamos mañana espero no haber interrumpido nada maña brindo yo los pasteles bye- así sin más colgó 

Fuera del manojo de nervios de echo Gerardo muy en el fondo agradeció la llamada y con el impulso de la realidad de la misma se levantó, el reloj marcaba las tres y cuarto am le quedaban 2 horas buenas de sueño, se dirigió al baño (cuya puerta estaba abierta). A mitad del pasillo el closet le llamo la atención, no recordaba haberlo dejado abierto, lo primero que vio fue una caja donde estaban retazos de una vida pasada un rosario, un tabaco, imágenes de santos y un medallón… el medallón de sophia, llevaba más de una semana sin hablar con ella, aunque hace menos de 15 minutos le pareció que ella le hablo. Trataría de verla después de clases… trataría 

2 de Marzo de 2018 a las 08:35 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo Diana

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión