Oscuridad y Luz Seguir historia

J
Juan Ignacio Villano


Santiago está por ser atrapado y debe apurarse, la Oscuridad quiere apoderarse de él


Cuento Todo público.

#cuentos fantasticos
Cuento corto
0
7208 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Oscuridad y Luz

Todo estaba oscuro afuera, la más grande infinidad se cernía en el paisaje. Santiago debía apurarse, ya que sino las voces terminarían tomándolo.

Traspasó el umbral de la puerta de su casa y miró hacia todos lados, implorando por un destello de luz. No lo encontró. De pronto, miles de oraciones sin correlación empezaron a sonar en el lugar, parecían venir del abismo negro que tenía frente a sí. <<Luz, ¿Dónde está la luz?>> Se preguntaba a sí mismo. El sonido sobrepasaba cualquier sensación natural del ser humano, las palabras parecían tocarlo, y hasta en algunos momentos sofocarlo.

Cuando las esperanzas comenzaron a flaquear, lo vio. Un farol encendido a pocos metros de su posición. Emanaba una luz amarilla y densa, casi parecía tener cuerpo. Empezó a correr hacia este, aunque las voces lo estaban convenciendo de que debía quedarse allí, con Ellos.

El camino fue tortuoso, cada paso que daba se sentía como una filmación en cámara lenta. Miles de rostros se le aparecían en el infierno negro a medida que avanzaba, sus ojos eran blancos, y llevaban sucias y podridas sonrisas en la boca. Le preguntaban por qué quería marcharse, si su lugar era allí. Santiago parecía no escucharlos, pero cada segundo se hacía más difícil, había algo en sus palabras que lo hacía retroceder.

Dos metros, uno y medio, ya casi estaba. Sin embargo, la fuerza que tiraba tras él se había acrecentado, estaba seguro de que ya no eran voces y caras que conocía. A sus espaldas se alzaba un monstruo horrible, la peor de las abominaciones, y este estaba dispuesto a devorarlo por su desobediencia. Pero aquella no era una pelea entre dos, había otra presencia en la escena, y provenía de la luz del farol. No era tan inmensa como la de la oscuridad, pero estaba presentando batalla. Al igual que la monstruosidad, la otra fuerza se presentó a través de voces, pero en este caso fue solo una, y Santiago pudo reconocerla al instante. Era su madre. Todo tomó un giro completo a partir de eso, aquella sensación de lentitud y pesadumbre se fue desvaneciendo, los pies de Santiago comenzaron a sentirse livianos y ligeros, las manos lo fueron soltando, los rostros se perdieron en el infinito oscuro, y la bestia, poco a poco, perdió terreno.

La oscuridad sabía que estaba siendo derrotada, y aquello la enfureció.

Santiago ya podía sentir las lágrimas en sus ojos, ya podía sentir los brazos de su mamá alrededor de él. Sin embargo, no terminó allí. El monstruo proliferó un grito desgarrador, no tenía planeado dejarse vencer. Alargó uno de sus grandes e imponentes brazos y tomó al hombre por las piernas. Santiago cayó de bruces al suelo, golpeándose el rostro contra el pavimento, la sangre no tardó en salir. Poco a poco comenzó a ser arrastrado nuevamente a la ceguera eterna.

Las esperanzas parecían haberse agotado; no había salvación. Pero no era así. Un destello feroz, proveniente del farol iluminó todo el lugar. Las criaturas soltaron a su rehén, sus decrépitos rostros fueron quemados, dejando ver sus músculos violetas y viscosos.

Santiago estaba casi noqueado en el suelo, pero pudo sentir la mano de su madre que lo tomaba y lo traía hacia la luz. La nombró y sonrió al mirarla a los ojos. Finalmente se encontraba a salvo, fuera de la perdición a la que casi se había visto sometido, y no tenía pensado volver a ser arrastrado allí.

28 de Febrero de 2018 a las 18:26 8 Reporte Insertar 3
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
LG López Gorri
Juancho, la idea me pareció muy original, pero se nota al principio mas que nada que forzas que aparezcan palabras complicadas como si quisieras resaltar tu vocabulario y por ahí no llegan a describir lo que buscas de la mejor forma. Si le corregís eso y algunas pocas faltas ortográficas que tiene va a quedar joya
12 de Marzo de 2018 a las 03:16
MB María Teresa Bauducco
Muy bueno Juan! felicitaciones!
11 de Marzo de 2018 a las 14:31
MB María Teresa Bauducco
Muy bueno Juan! felicitaciones!
11 de Marzo de 2018 a las 14:27
Capitán  Pensante Capitán Pensante
Sinceramente, me encanta lo que haces, cómo describes tus historias, es simplemente fascinante, gracias por traer una historia como esta.
7 de Marzo de 2018 a las 11:48

Carolina C Carolina C
Muy hermoso. ❤ al principio me resultó algo aburrido, pero a medida avanzaba me llamó más la atención. Y lo de la madre me tocó los feelings.
1 de Marzo de 2018 a las 11:32

~