Cuento corto
0
6608 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Todos en mi

Si así llevo mi mirada                                            es porque roto está todo lo que veo.                Y si de tanto ver me convirtiera                        en lo que en escencia es el dolor ajeno,          mi cuerpo desbordado de vagabundaje y mal pasar imploraria perdón,                                    por tan banal sacrificio.

Destrozado estaría por su canto,                      que es el mismísimo eco de la historia            que cualquier perro callejero lleva en su rostro.                                                                    De mala vida quedarían estampados los muros que ladrillo a ladrillo yo mismo construyo, para dar encierro a las ninfas        que de vez en cuando acunan en sus brazos  a aquel recién nacido de pies embarrados. 

En mi juicio estaría ;                                            el milenio de los latigazos,                                el sollozar de mí mismo                                      y el despojo de todo lo divino que pudiera darme consuelo. 

27 de Febrero de 2018 a las 05:42 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~