0
7066 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Bajo la lluvia

Llovía tormentosamente. No se podía escuchar nada, más que la lluvia caer intensamente al suelo. La calle estaba vacía; solo alguien sin sentido común saldría con esta tormenta. De repente un cuerpo perdido y exhausto cayó de lo alto de un árbol, quedando nada más que inconsciente en el suelo. Lentamente alguien bajo un paraguas rosa escarchado se acercó al cuerpo; esta persona había observado a este ser caer a una altura desde la que debería haber muerto; la criatura poseía una máscara horrible y tenía el aspecto de un animal que llevaba muerto ya mucho tiempo. Aun así, aquella persona lo llevo consigo. 

Un ser enmascarado despertó después de su accidental siesta para percatarse de que se encontraba en algo que le parecía una casa. De repente se encontró con unos ojos violetas que lo miraban con curiosidad, una peligrosa curiosidad por su máscara. Esta persona no podía saber que el ser que observaba estaba despierto, por lo que procedió a intentar quitarle la máscara.  Acercó sus manos lentamente. El ser enmascarado lo notó. Cuando esta persona tuvo sus manos puestas sobre la máscara, unos brazos negros la agarraron por las piernas levantándola en el aire.  La persona colgando se percató de lo que pasaba, y observó que los brazos provenían de la sombra de este ser que se estaba poniendo de pie, observándola.

-Estás despierto -dijo con una gran sonrisa la persona que permanecía de cabeza-. ¿Qué son estos? ¿Es acaso algún tipo de magia? Parecen estar hechos de tinta estos brazos -preguntó al ser mientras examinaba los brazos que la sostenían.

-¿Magia? -murmuró el enmascarado. 

-¡Puedes hablar! Sí, sí,  magia. ¿Sabes lo que es? Yo soy bruja- Dijo emocionada la singular persona colgante.

-¡BRUJA! -gritó con ira el ser enterrando en tinta a la bruja en el suelo-. Se supone que en esta galaxia ya no quedan brujas; todas fueron exterminadas por las sombras. ¿Cómo es que continuas con vida?, ¿hay más como tú aquí?, ¿acaso… me has hechizado ya, ser del mal? !Respóndeme! -gritó desesperadamente mientras se acercaba a la cara de la bruja.

-¿De qué hablas? Lo único que hice fue traerte aquí porque necesitabas ayuda -dijo con miedo en sus ojos violetas.

-… -Dio un paso atrás observando el miedo en el rostro de la persona frente a él.
-¿Quedan más como tu aquí? -preguntó desviando la mirada alrededor de la casa.

-No quedan más brujas reales en este mundo si eso es a lo que te refieres… yo solo soy una aspirante -le explicó al enmascarado,  con cierta tristeza por el último comentario.

-¿Representas algún peligro para mí? ¿Puedes hacer algún tipo de brujería? Definitivamente me rehúso a aceptar algún tipo de trato contigo, no podrás atraparme solo por haber sido amable -advirtió a la bruja de ojos violeta.

-Solo he aprendido hechizos que puedo usar en mi hasta ahora… ¿a qué te refieres con aceptar un trato conmigo? -preguntó extrañada.

-No sabes… -murmuró soltando a la bruja.

-Quisiera saber a qué te refieres -preguntó, mientras se levantaba aliviada, pero al mismo tiempo dudosa de acercarse.

-Los de tu clase… digo, las brujas solían engañar a los de mi especie con tratos en los que los harían mas poderosos si compartían sus habilidades con ellos en una alianza de almas, pero en realidad eran trampas para quedarse con la habilidad de nuestras sombras. Las brujas no solo molestaban a los demonios de mi planeta sino también a los mismísimos seres sombra atrapándolos en frascos para luego absorberlos; por lo cual se decidió una alianza para deshacerse de las brujas en esta galaxia -le explicó. para después preguntarle-. Si ignoras cada aspecto lógico para traer a un ser como yo al lugar donde resides, entonces… ¿por qué me has traído contigo? -preguntó, con cierta alerta por la respuesta que fuera a dar.

-Eres lo mas radical que he encontrado en el suelo -dijo sin rodeos.

-…-

-…-

-Y pensé que necesitabas ayuda -añadió la bruja.

-Aprecio tu asistencia, ahora–

-Si no tienes a donde ir puedes quedarte conmigo -interrumpe rápidamente al ser enmascarado-, aún no me has dicho nada sobre ti o porque estás aquí, ni siquiera sé tu nombre–

-¿Cómo sé que no quieres mi nombre para maldecirme? Confiar en una bruja seria mi mayor error… de hecho, dejarte viva sería un error aún más grande -el enmascarado la interrumpe también, percatándose de los hechos mientras su sombra se volvía más y más grande. 

18 de Febrero de 2018 a las 06:21 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Un error aun mas grande

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión