El hechizo Seguir historia

karenstraight Karen Straight

En un lugar muy lejano, la bondad es continua, gracias a Liara, su reina. Y en una inesperada llegada, un hechizo sellará….


Romance Todo público. © All the rights reserved

#fantasy
Cuento corto
1
7968 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Spelling


En un mundo de fantasía, vivía la maravillosa Liana, la reina. Su corazón era como ningún otro, porque en ella siempre habitó la bondad y la generosidad. Era joven, y muy apreciada por todos quienes la conocían. Era amada por ser valiente, y ser un ejemplo a seguir. Sus valores estaban intactos, era justa y recta.

Fue un día, cuando uno de sus súbditos le comunicó que un grupo de magos se refugiarían en su reino. Hospitalaria, la reina aceptó en recibirlos.

En la puerta del reino, Liara, en persona, los recibió. Ellos estaban fascinados con aquel mundo, en el cual, sería su hogar para siempre, y de mayor manera, con la amabilidad de Liara. Ella les asignó una habitación en el Gran Palacio, junto al resto de los habitantes de ese mundo: Todos eran unidos, vivían en el mismo castillo, cenaban y convivían siempre. Los magos, y magas, que también poseían el mismo tipo de magia que los otros habitantes de ese mundo, se volvieron amigos de ellos. Nadie podía ser más feliz en un mundo que los aceptara, para ser felices, y conocer a otros con quienes compartir conocimientos.

Al pasar el tiempo, un amigo cercano de Liara, Wesley, le contó que estaba enamorado de Arabelle, una de las magas que llegó. Arabelle era muy hermosa, y su encanto natural era admirado y respetado por quienes vivían en ese mundo.

Dispuesta a ayudarlo, Liara le dio consejos a su amigo. Incluso, celebró una gran fiesta para Arabelle, a la que todos asistieron con alegría.

Transcurrían los días, los meses. Wesley deseaba confesar su amor a Arabelle. Una noche, la encontró al subir las escaleras del palacio, al interior. Ella contemplaba las estrellas en una bóveda azul, en un firmamento claro. Sonreían en cuanto se miraron. Parecía que Arabelle sentía lo mismo por Wesley. Su corazón estaba dividido: Ella, también amaba al Cazador del Reino: Robert.

Esa noche, Wesley le contó sus aventuras; él y sus amigos, alguna vez, descubrieron un mar de criaturas monstruosas. Cayeron en él, e intentaron liberarse. Él quiso usar sus poderes, pero, no fueron suficientes, así que usó una estrategia para subir a uno de ellos, y rescatar a sus amigos.

Liara, quien pasó cerca de ellos, alcanzó a oír los relatos que con asombro, Arabelle escuchaba. Liara se sentía muy feliz por el amor que Wesley le manifestaba a la bella maga, Arabelle.

De repente, Liara cayó al suelo, desmayada. En un sueño, Liara observó una tormenta eléctrica sobre un mar caótico. Las estrellas conspiraban. La niebla se volvió densa y la luz de la Luna se tornó fúnebre. Ella flotaba en medio de ese océano, cerca de la playa. El frío era desalentador. Llovía sobre ella.

En un intento por escapar, Liara notó que algo ataba sus pies descalzos bajo el mar; una roca atada la arrastraba hacia el fondo.

En su caída, Liara observó a Weesley, atado a una roca, en el fondo del mar. Liara se desató la roca y se dirigió hasta Wesley. Deseaba con fervor rescatar a su amigo, y volverlo a la vida. Miró su rostro pálido por las corrientes marinas. Llegó hasta él. Le quitó las cadenas oxidadas mientras, Liara contemplaba los rayos de luna sobre su rostro. Lo liberó y lo llevó lejos del abismo acuático, para siempre.

En la superficie, el cielo se ha vuelto amigable. En la playa, sobre la suave arena, la saludable Arabelle, resplandeciente y divina, llevaba un ramo de flores. A su lado, Robert, el Cazador, le ama también.

Liara miró a Wesley entre sus brazos. Ella lo abrazó con adoración. Arabelle ha provocado en ella un sentimiento que antes no conocía; odio.

―Recuerda que, yo estaré aquí, para ti―le dice Liara a Wesley, quien comienza a despertar .―Sabes que no permitiré que Arabelle te lastime de alguna manera. Yo te amo…

En ese instante, el sueño para Liara termina.

―Despierta… Liara…

En cuanto ella se levanta, mira a Wesley, Arabelle y a John preocupados por ella.

―Estoy bien, no ha sido nada―dijo ella, extrañada por el sueño.

― ¡Buenas noticias!―festejaron ellos y la abrazaron.

Toda la noche, y el día siguiente, Liara no dejaba de recordar su conmovedor sueño. Pensaba en Wesley, sólo en él. Cuando lo veía, Liara sabía que él era digno de ella. Sin embargo, sabía que entre ellos sólo floreció amistad, y eso no cambiaría nunca; él amaba a Arabelle.

Sin revelar sus sentimientos, Liara le brindó consejos y apoyo a Wesley, y si le era posible, por Arabelle. Apreciaba el amor de Wesley a Arabelle, ella no sentía que debía de destruir aquel silbido de romance.

Una vez, en el jardín del Gran Palacio, Robert y Arabelle discutían por su amor. Wesley intervino para defender a Arabelle, y comenzó una pelea, la única que existió en aquel palacio desde que, con el gran poder de Liara, fue construido.

― ¡Deténganse, por favor!―pedía, suplicante la joven Arabelle, quien intentaba separarlos―. Yo amo a los dos…

Liara, quien estaba en la puerta, alcanzó a escuchar la declaración de Arabelle. Enfurecida, sin demostrarlo, con las palabras de la joven maga, Liara decidió cobrar venganza.

“Si en verdad lo quieres a medias, sólo la mitad de tu corazón, en esa parte minúscula de la nada, entonces, ese poco valor tendrá Wesley para decirte que te ama, porque yo no dividí mis emociones para quererlo como ahora. Yo sólo deseaba lo mejor para él. Esa no eres tú. Yo no lo he traicionado, yo lo amo”

Liara tomó su varia mágica, y lanzó sobre Wesley un poderoso hechizo. Con él, sellaría las palabras efímeras, nunca podría confesar qué sentía por Arabelle.

Nadie sospechó que un hechizo fue puesto en Wesley, porque Liara seguía siendo buena con todos. Seguía dando consejos a su amigo. Se divertía en las fiestas, con todos, incluso con Arabelle y Robert.

Una vez, Arabelle animó a Wesley para que él le confesara lo que sentía por ella. Sin embargo, Wesley no habló, no contó nada, jamás lo hizo.

31 de Enero de 2018 a las 21:53 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Karen Straight Creadora de mundos desde el 2004 gracias a las películas, libros y series a mi alcance. Cazadora de inspiración en la vida despierta y en el universo onírico; la inspiración está en todas partes. Me fascinan los libros digitales e impresos, aunque si un buen artículo se me atraviesa, me entretiene tanto como un videojuego o una canción. Me gusta dar lo mejor de mí en todo lo que hago; siempre agradezco todos los consejos que me brindan para crecer como autora y dibujante.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~