BIOS mortuum Seguir historia

u9053 Pj Lastsoul Fordragón

Una historia llena de excesos, deseos y amores mezclado con altas dosis de violencia en pro de un secreto


Suspenso/Misterio Sólo para mayores de 18.

#maldad #informatico #bios
2
9.7mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

31 de diciembre


Miró por la ventana y auguró otro día en que la nieve brillaría por su ausencia, tomó otro amargo sorbo de aquel café caliente y salió de casa con la tranquilidad de un niño ante su incierto futuro.
La calle estaba desierta salvo por la brillante sonrisa de una niña que desconocía.
Al mirarla notó la extraña paz que embriagaba el ambiente de aquel aburrido vecindario.
-Niña, ¿ donde están tus padres?- Dijo acercándose lentamente 
La niña le miró y susurró unas palabras que se llevó el viento.
-No volverán- le dijo sin borrarse la sonrisa de su cara- Nunca volverán al igual que usted-  le miró a los ojos con una sonrisa inocente.
Aquella afirmación le perturbó de tal forma que empezó a gritar.


Abrió los ojos entre gritos, mientras recibía una descarga eléctrica que desgarró su ya ensangrentada camisa.
-Buenos días, o tardes según se mire- una risotada interrumpió los gritos de dolor -¿como se encuentra nuestro amigo hoy?
-Creo que  hoy podrá responder él mismo mi señor - dijo un hombre corpulento dirigiéndose a la figura que reía.
La figura se acercó desde el fondo de la habitación, con un paso tranquilo y decidido que dejaba ver un traje rojo y una tez negra sonriente.
-Veamos que nos ofrece - Se puso al lado del hombre atado  y empezó a hablarle a su chamuscada oreja -¿sabes por qué estás aquí?
El hombre atado giró la cabeza y le respondió entre lágrimas- ¡No lo sé, no se quien es usted!, ¡Piedad!
-Llevas aquí cinco días y esta conversación empieza a ser monótona, dime lo que quiero saber y te irás.
Se hizo un silencio que solo se vio turbado por el goteo incesante de las heridas del hombre atado.
-Te haré tres preguntas hoy, si al acabar el día no he obtenido respuesta te tocará elegir que partes de tu cuerpo no necesitas.
El hombre le miró con un pánico atroz en sus ojos y siguió pidiendo piedad.
Se escuchó la suela del zapato al frotar el suelo ensangrentado cuando el hombre trajeado se inclinó sobre el hombre atado.
- ¿ A que te dedicas?- dijo con voz melosa y lenta, sonriendo mientras tocaba la rodilla perforada del hombre atado.
-Soy... soy...- gorgoteó de su garganta-Soy un humilde informático.
Un aplauso irrumpió en la sala.
-¡Bien hecho!, pensaba que no teníamos confianza y que por eso estabas cortado- soltó una leve carcajada- Bien vayamos con la segunda ronda ¿ te parece? - dijo dándole un suave pellizco en la mejilla quemada-¿ de donde eres?
El hombre atado se retorció en la silla, aun notaba las patillas de sus gafas marcadas a fuego en la espalda - Soy de Bruselas-dijo escupiendo la sangre de su boca entre los pocos dientes que le quedaban.
-Menos mal que llevo ropa roja que si no estaría muy enfadado- dijo el hombre trajeado mientras se limpiaba con un pañuelo.
Se apoyó en los hombros del hombre atado y le miró a los ojos 
-Vayamos con la última pregunta-Dijo sonriendo-Hasta ahora lo has estado haciendo muy bien pero esta es quizás la pregunta más importante.
Tomó aliento y lo echó en la cara del hombre atado.
-¿Por qué?-Su semblante se oscureció y no hubo mas sonrisas en su rostro, lo cual incomodó al hombre corpulento.
Aquellas palabras retumbaron en la cabeza chamuscada del hombre atado y al final contestó entre lágrimas.
-No sabia nada, ella jamás me lo dijo y yo...- cortó sintiendo una mirada fría y penetrante atravesándole completamente- Yo solo sentí como mis fantasías podían hacerse realidad.

-¿Fantasías?- el hombre trajeado asió con fuerza sus hombros y sonrió al ver al hombre temblando-¿ Con una mujer que está con otro?¡ Qué divertido suena eso! ¿ Verdad que si Mike?.

El hombre corpulento sonrió y se cruzó de brazos respondiendo a las risas del hombre trajeado

-Tan divertido como desollar a nuestro amigo vivo o dejarle hervir a fuego lento en una olla llena de brea- Dijo el hombre trajeado entre risas

La mirada del hombre atado se tornó vacía y reaccionó de la única forma que podía, llorando y orinando la escasa agua que le quedaba en el interior de su putrefacto cuerpo.

-¡Mira como me has puesto los zapatos! pero como has sido un niño bueno respondiendo a mis preguntas... ¿ Que te parece si te dejo marchar?.

El hombre atado le miró a los ojos y solo pudo retorcerse de dolor al responder con súplicas de piedad ahogadas en sangre.

-Está bien, Mike , quítale las ataduras y devolvamos al mierdecilla  a su casa.

El hombre trajeado se alejó un poco dejando a Mike actuar mientras ambos sonreian.

El hombre que había estado atado  se incorporó sobre los dedos de los pies y cayó al suelo al sentir que los tenia completamente rotos.

-Vaya, ¿El informático tiene problemas de hardware?, no te preocupes, ahora lo arreglamos.

Solo escuchó el ruido metálico de la sierra al encenderse y al hombre trajeado riendo a carcajadas .


Las campanadas dieron paso a un nuevo año en la ciudad de la catedral con niebla.


23 de Diciembre de 2017 a las 21:25 0 Reporte Insertar 2
Leer el siguiente capítulo 1 de enero

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 13 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión